Enterrados“, coproducción entre España, Argentina y Venezuela, escrita y dirigida por Luis Trapiello, nos mete de lleno en el infierno al que se enfrentará su protagonista con ese plano secuencia inicial en el ascensor bajando a lo más profundo de la mina. En un principio parece que estamos ante una historia más de mineros atrapados esperando el rescate, pero Trapiello con su ópera prima nos regala una historia claustrofóbica en la que, a base de flashbacks, conocemos más detalles de la vida del técnico de oficinaa de origen argentino que acaba viviendo la peor pesadilla de su vida. Sin duda, si el espectador se cree esta historia es porque Joaquín Furriel (“Taxi a Gibraltar”) nos regala una de las mejores interpretaciones de su filmografía. Gracias a él nos adentramos en el agobio, en en el encierro, literal y mental, del protagonista, dejándote atrapar de tal modo que no te darás cuenta de lo que está ocurriendo hasta el final del todo. Del resto del reparto destacan José Antonio Lobato y Manuel Pizarro, mientras las actrices españolas Candela Peña y Paula Prendes cumplen su función. Sin embargo, creo que la primera no se cree en ningún momento su personaje y está muy lejos de las grandes interpretaciones que nos ha ofrecido en otros trabajos de su extensa filmografía.

“Enterrados” también destaca por su excelente ambientación, con muy pocos recursos consigue una gran factura visual, y por su buen trabajo de dirección de fotografía que nos ayuda a adentrarnos en lo más profundo de esta mina y de la mente del protagonista.

En resumen, una película que os recomendamos a todos porque creo que, al igual que a nosotros, su historia os sorprenderá.

Nota El Blog de Cine Español: 7.