Ya se acabaron los pronósticos porque esta mañana se ha hecho público que las producciones españolas finalistas para intentar ganar el Oscar a la mejor película de habla no inglesa el año próximo son “Verano 1993”, de Carla Simón, la gran favorita, y creo que debería ser nuestra opción final; “Abracadabra”, de Pablo Berger, una comedia que la mayoría de nuestro público no ha entendido, para que la entiendan los americanos; y, por último, nos encontramos con la sorpresa, ¿alguien contaba con ella?, de “1898: los últimos de Filipinas”, de Salvador Calvo.

El próximo 7 de septiembre conoceremos cuál será nuestra opción definitiva, aunque yo apostaría que “Verano 1993”, de Carla Simón, será la película que nos represente de cara a la 89ª edición de los Oscars de Hollywood.

Por último, recordaros que el año pasado las finalistas fueron “El olivo”, de Icíar Bollaín; “La novia”, de Paula Ortiz; y “Julieta”, de Pedro Almódovar, siendo esta última finalmente la elegida.