El miércoles celebrábamos informábamos de la dimisión de Antonio Resines como presidente de la Academia de Cine por divergencias con la Junta Directiva.

Hoy, según informa el diario Público, hemos sabido que Resines fundó una sociedad mercantil, con sede en la Academia de Cine, dos semanas antes de la entrega de los Premios Goya. Esta maniobra inédita en la historia de la entidad -jamás una sociedad había organizado y gestionado los fondos de la gala- sería legal, según palabras del propio Resines, pero, según sugiere Público, desde la Academia algunos entienden que podría no ser así, ya que podría vulnerar la ley 12/1991, que regula las agrupaciones de interés económico.

Parte de la Junta reprobaría el hecho de crear esta sociedad sin consulta previa ni ser deliberado mediante asamblea. También se ha sabido que las entidades colaboradoras para los Goya recibieron mediante una carta la indicación de no realizar su aportación económica en las cuentas de la Academia, sino en las de esta empresa privada creada por Resines, de nombre Premios Goya 2016 AIE.

Mañana se dirimirán estas cuestiones en la junta. Mientras, la reputada figurinista Yvone Blake ha tomado el mando como presidenta en funciones de la Academia de Cine. En las próximas elecciones se sabrá si ocupa el cargo definitivamente, siendo probable que se repita un vacío en la presentación de candidatos.

Óscar TANoticiasAntonio Resines,Premios Goya,Yvone Blake
El miércoles celebrábamos informábamos de la dimisión de Antonio Resines como presidente de la Academia de Cine por divergencias con la Junta Directiva. Hoy, según informa el diario Público, hemos sabido que Resines fundó una sociedad mercantil, con sede en la Academia de Cine, dos semanas antes de la entrega...