Si ayer publicamos nuestra entrevista al actor Daniel Grao con motivo del estreno este viernes 3 de enero de “Acantilado”, de Helena Taberna, adaptación al cine de la novela “El contenido del silencio”, de Lucía Etxebarría, ahora os dejamos con la entrevista que nuestra colaboradora Gabriela Rubio le realizó a Juana Acosta, coprotagonista de este filme.

¿Cómo definirías a Helena, tu personaje y en qué te identificas con ella?

Helena es una mujer independiente, libre, aparentemente fuerte, pero a medida que va avanzando la historia vamos descubriendo a una mujer con un gran pánico a la soledad. Esto es algo que se refleja mucho en casi todos los personajes de la película, ya que en “Acantilado” todos ellos buscan el amor de una manera consciente e inconscientemente. Helena, mi personaje, abandona la península y se va a vivir a las Islas Canarias buscando poder vivir su vida de manera coherente. Se va a vivir cerca de su tío, que para ella representa una de las personas que más la comprenden en su familia y allí trabaja en lo que más le gusta, que es en una librería. Su gran pasión son los libros y lo más importante es que empieza a vivir el hecho de ser bisexual de una manera muy natural. Se enamora de una chica mucho más joven que ella. Le abre su vida y su casa. Yo creo que se enamora locamente de Cordelia, así como ésta no se enamora locamente de Helena. Cordelia (Ingrid García Jonsson) es una chica con unas carencias afectivas muy grandes y se agarra a Helena como un salvavidas y termina abandonándola para agarrarse a otro salvavidas que es la secta. Así que Helena, por un lado se enfrenta primero a un abandono, el de Cordelia cuando decide irse a la secta, y después a una pérdida cuando después del suicidio colectivo no aparece el cuerpo de Cordelia. Entonces, la muerte está presente en la película todo el rato y a Helena, mi personaje, se le juntan el amor y la muerte, ya que mientras busca el cuerpo de Cordelia, aparece el hermano de ésta, que es el personaje de Gabriel que interpreta Daniel Grao y empieza a surgir entre ellos una atracción en el momento menos oportuno. ¿En qué me parezco a Helena? A lo mejor en algo del espíritu libre que tiene pero no en mucho más.

Hasta el momento, ¿cuál ha sido tu papel más complejo y/ o que diera un giro a tu carrera?

Ahora vengo de estrenar en Colombia una película francesa-colombiana que se llama “Anna”, que es la historia de una madre bipolar con su hijo de nueve años. Es un viaje emocional y físico que hacen los personajes porque la película se convierte en una “road movie”. Empiezan en Francia, continúan en Bogotá y luego se van hasta la costa atlántica colombiana. Por las características del personaje realmente fue de los más complejos, porque es una mujer que padece el trastorno bipolar, una mujer muy extrema que tiene la fragilidad de una muñeca de porcelana y a la vez con la fuerza de una leona.
Y aquí en España uno de los papeles que más marcó mi carrera fue el personaje que interpreté en la serie “Crematorio”. Fue para mí muy importante recibir por este personaje el premio de la Unión de Actores interpretando el personaje de una española, y el hecho de recibirlo de mis compañeros españoles fue para mí también una especie de señal de ser una más, ya que en la serie hacía de española siendo colombiana (Risas). Ya llevo 16 años aquí. Cuando hice “Crematorio” llevaba 10 años y esa serie marcó un antes y un después en mi carrera.

¿Cómo valoras la unión hispano-colombiano en distintas películas? ¿Qué importancia le das a las coproducciones?

Para mí estas coproducciones son muy importantes. Trabajo mucho en coproducciones. Imagínate siendo colombiana y a la vez española se me facilita mucho el participar en este tipo de coproducciones porque muchas veces para que se puedan realizar tienen que contar con actores de las dos nacionalidades, así que al yo tener ambas, eso para mí es un punto a favor. Y a mí me gusta mucho la mezcla de poder trabajar en películas que junten dos culturas; por ejemplo en el caso de “Anna” eran Francia y Colombia, mitad equipo francés y mitad equipo colombiano. Entonces esto tiene una riqueza grande que yo disfruto mucho. Ahora, por ejemplo, estreno “Vientos de la Habana”, una coproducción España-Cuba, aquí también mitad equipo español y la otra cubana. Esa riqueza de mezcla cultural siempre me gusta. Además, yo soy muy viajera, muy aventurera y me gusta mucho este tipo de retos. Ahora rodé “Siete años” con Roger Gual, un director catalán, que es otra coproducción hispano-colombiana donde la mitad de los actores eran españoles y la otra mitad colombianos. Esa mezcla de acentos, de culturas siempre es muy rica.

En las escenas tristes, en concreto en “Acantilado”, ¿cómo te preparas, en qué piensas?

Por lo general yo hago un trabajo donde utilizo sobre todo mi imaginación y las circunstancias del personaje. A mí me gusta mucho apoyarme en eso. Yo vengo de la escuela de Corazza, que fue donde me formé, y utilizo como trampolín algunas veces mis propias vivencias y experiencias personales pero siempre acaba siendo una mezcla de las dos cosas.

Adelántanos algunos de tus futuros proyectos.

Este año estreno cuatro películas. Vengo de estrenar “Anna” en Colombia y la estrenaremos la segunda mitad del año en Francia. Ahora estoy con “Acantilado” que estará en salas el 3 de junio. El 30 de septiembre se estrena “Vientos de la Habana”, de Félix Viscarret con Jorge Perugorría, que es la adaptación de una novela de Leonardo Padura, ganador el año pasado del premio Princesa de Asturias, titulado “Vientos de cuaresma”. Es una película muy hermosa, de la que estoy muy orgullosa y tengo muchas ganas de presentarla. A finales de año presento la película que he comentado antes, “Siete años”, de Roger Gual, que rodamos hace poco en Madrid junto a Paco León, Alex Brendemühl, Manuel Morón y el actor colombiano Juan Pablo Raba.
En octubre voy a rodar con uno de mis directores favoritos españoles pero no puedo decirte todavía quién es. Estoy muy ilusionada y es un sueño que se me va a cumplir. Además tiene el ingrediente de que voy a trabajar con Ernesto Alterio, que es mi pareja.

¿Cuál es la última película española que hayas visto y que recomendarías a nuestros lectores?

“Truman”. Es una película que está magistralmente interpretada, contada desde una sencillez que corresponde con el cine de Cesc Gay, que es uno de mis directores españoles favoritos. Es una película con mucha verdad y está contada con una delicadeza y respira una humanidad que sorprende muchísimo. A mí me emocionó y me tocó el corazón.

Gabriela Rubio

Óscar TAEntrevistasAcantilado,Juana Acosta
Si ayer publicamos nuestra entrevista al actor Daniel Grao con motivo del estreno este viernes 3 de enero de 'Acantilado', de Helena Taberna, adaptación al cine de la novela 'El contenido del silencio', de Lucía Etxebarría, ahora os dejamos con la entrevista que nuestra colaboradora Gabriela Rubio le realizó...