Poster Mi crítica sobre esta película se resume así: poco verosímil y doblaje bastante malo.
Y visitando otras críticas en la red de redes creo que no me equivoco ni un ápice.
Daniel Monzón que me sorprendió con su ópera primera “El corazón del guerrero” creo que se equivoca en algunos aspectos en esta su tercera película; pero, aún así, se deja ver.
Ejemplo de ello es que una de la producciones nacionales más taquilleras de este año con un total acumulado de 1.559.440 €.
Los actores principales son Timothy Hutton y Lucía Jiménez, que no para de estrenar películas este 2007.
Desde hace unos pocos años, el cine español está rodando con estrellas de otros países (sobre todo americanos) y en inglés para una mejor comercialización del producto.
Este hecho el cual es una buena estrategia comercial, no me desagrada; pero lo que se puede tolerar que el doblaje al español sea tan pésimo. Si a lo largo de la película no me creo el personaje que interpreta Lucía Jiménez menos todavía si escucho una voz que no es la suya. Después y para colmo ni siquiera se han molestado en doblar a los turistas extranjeros con un acento distinto al español.
¿Por qué es poco verosímil? Desde el principio el guión es poco verosímil y más cuando a media película descubrimos (a partir de aquí no seguir leyendo si no has visto la película) que el “malo” quiere que el personaje que interpreta Timothy Hutton escriba su historia. A continuación os enumero una serie de escenas que a mi parecer no llegan a ser creíbles:
1) En primer lugar, cuando Lucía Jiménez acaba en el hospital al principio del largometraje; no sabemos porqué coge una bata de doctora y huye a toda prisa del hospital.
2) Cuando Timothy Hutton intenta estrangular al viejo moribundo (le está estragulando y el viejo sigue hablando).
3) El último, y para mí un fallo de guión absoluto, cuando Timothy Hutton hace el amago de pegarse un tiro en la cabeza.
En fin, que le damos un aprobado raspadillo.