CRÍTICA “TODOS LO HACEN”: UNA DIVERTIDA COMEDIA CON UN REPARTO DONDE DESTACAN SALVA REINA Y MACARENA GÓMEZ

El madrileño Hugo Martín Cuervo nos presenta la comedia ligera “Todos lo saben” en el festival Barcelona Film Fest, en la sección Cinema Amb Gràcia.

La trama se centra en cuatro parejas que son invitadas a pasar un fin de semana gratis en el mismo hotel donde se casaron cuatro años antes. El director del hotel, un sorprendentemente serio y creíble Pablo Carbonell, les reúne para proponerles un trato. Tras un misterioso asesinato a lo Agatha Christie, los ocho invitados son sospechosos por uno u otro motivo.

La mayoría de los actores protagonistas de este film están dotados para la comedia, simplemente su presencia en pantalla hace que una sutil sonrisa se dibuje en nuestro rostro. En el reparto está el que probablemente sea EL actor del momento, Salva Reina, recluido con el resto de cómicos, a un segundo plano por sus constantes papeles en comedias, pero que está demostrando poco a poco que un actor de comedia pueda ser valorado al mismo nivel de respeto que uno de drama o thriller. Macarena Gómez es otra de las prodigios en la escena española cuya sola presencia vestida de pitonisa hacen sonreír al espectador. Sus actuaciones fueron recibidas con frecuentes carcajadas en el pase de prensa. Julián López es otro de los habituales en las comedias españolas cuya actuación ayuda a mantener el dinamismo de esta cinta. Kira Miró, Carlos Santos y Andrea Duro completan el reparto. Como curiosidad, destacar que el propio director aparece en la cinta como forense.

Las disparatadas secuencias con los guardas forestales dan un toque absurdamente maravilloso, que en ciertos momentos nos recuerdan al estilo irreverente de los Monty Python. En la trama se incorpora un tema, la evasión de impuestos, y la excusas de normalizar el robo por ser algo habitual y que “Todos lo hacen”. En la trama incorporan estereotipos (por no decir realidades) muy españoles y mucho españoles al incorporar a un político corrupto, haciendo humor con los sobres llenos de dinero. Reirse de los propios problemas de un país es un buen síntoma, porque al menos se está mostrando y aireando un problema social que corroe nuestra sociedad, y el cine está, entre otras cosas, para exponernos la realidad más hiriente, y si es posible, con humor que pasa mejor.

Sin querer enseñar nada trascendental para la vida, la cinta hace pasar un buen rato durante los 100 minutos de metraje. Se incorpora a la lista de comedias inteligentes para ver este año junto con otras obras como “Isósceles”, “Espejo, espejo” y las que quedan por venir.

Nota El Blog de Cine Español: 7.

El infiltrado

Leave a Reply

Your email address will not be published.