PARA CARLOS BOYERO, VER ‘DOLOR Y GLORIA’ ES COMO “VER LAS PLANTAS CRECER”, AUNQUE SALVA ALGUNAS COSAS

Por fin se ha producido uno de los momentos más esperados y morbosos ante todo estreno de Almodóvar: las impresiones del crítico Carlos Boyero, quien ha masacrado sin piedad los últimos largometrajes del manchego, tachando “grotesca y notable idiotez” a La piel que habito o “inane y lamentable” a Los abrazos rotos.

En unas primeras declaraciones a la SER, Boyero ha mostrado poco entusiasmo, pero regala unas palabras para el optimismo: “por fin, en 12 años, existe algo en una película de Almodóvar que me gusta. No quiere decir que mucho ni bastante, pero al menos hay algo”.

Boyero afirmó también que la tertulia post visionado solo le ocupó 5 minutos, señal de que no dejó ningún poso sobre él: “tengo un problema con la película, los personajes me producen una indiferencia notable” (…) “la veo como quien ve la lluvia caer o las plantas crecer”. En cambio, el crítico aplaude el personaje de la madre y la labor de sus actrices (Cruz y Serrano). También reconoce que el final es emocionante y que en rasgos generales no le ha disgustado, pese a reiterar que “ya la he olvidado”.

No sé a vosotros, pero a mí me da la sensación de que le ha gustado más de lo que su ego le permite admitir.

Vía: SER

22 thoughts on “PARA CARLOS BOYERO, VER ‘DOLOR Y GLORIA’ ES COMO “VER LAS PLANTAS CRECER”, AUNQUE SALVA ALGUNAS COSAS”

  1. Ayyy¡¡¡ que seria de Boyero sin criticar a su Almodóvar.

    Y digo “su” Almodóvar porque a él le debe parte de su “personaje” de critico.
    Un personaje que interpreta con éxito en el teatro de la egolatría y la vanidad en el que esta instalado.

    En los próximos 20 años , en el año 2040, se verán las obras de Pedro Almodóvar (como vemos Calle Mayor de Bardem o El extraño Viaje de Fernan Gómez ) pero ¿y el “teatrillo” de Boyero.?
    Esperando tanto vuestra critica , como vuestra opinión sobre su posible resultado en la taquilla ( y la de Willie)

  2. Boyero ha dejado claro que se ha convertido en un personaje, más bien una caricatura de sí mismo; para poder seguir en activo. Lo que no acepta este señor es que su prestigio quedó en entredicho hace bastantes años (realmente nunca fue buen crítico) y que actualmente sus críticas no tienen ningún valor en el sector.

    Él era perfectamente consciente de que su valoración sobre ‘Dolor y Gloria’ era la más esperada (por el morbo, no por el peso profesional, claro está), debido al bochornoso paripé que ha montado alrededor de las producciones de Almodóvar desde su demoledora y ridícula crítica de ‘Los abrazos rotos’.

    Por eso mismo, es imposible que ofrezca sus impresiones de manera veraz y objetiva (como hizo con ‘Volver’, por ejemplo, pero en aquellos momentos no vivía de ser un individuo deplorable y gris). No obstante, en esta ocasión entre sus palabras y muecas se nota un incipiente nerviosismo e innegables intentos de ocultar la realidad.

    Como se suele decir: todo el mundo tiene derecho a comer independientemente de la honestidad de lo que haga para conseguirlo…

  3. No quiero olvidar apuntar que Boyero no es más que la punta del iceberg de la sociedad española, podrida de envidia hacia el que destaca por su talento. No hay más que ver las votaciones de 1 punto a ‘Dolor y Gloria’ en Filmaffinity de aquéllos que aún no han visto la película pero se desviven por intentar bajar su nota media. Vaya a ser que Almodóvar les quite el pan… Alegrémonos de que al menos se entretengan con eso en lugar de meterse en política, el único oficio que no tiene paro aparte de ser cura, por supuesto.

  4. Muy buena tiene que ser la película para que Boyero haya sudado sangre para decir cosas negativas. Recuerdo con sumo desagrado sus comentarios desde Cannes sobre “la piel que habito”

  5. Isabel gracias por tu consideracion pero este año, despues del patinazo de Perdiendo el este que le pronosticaba mas de 6 millones, voy muy perdido. Mucha preventa y mucha expectacion y valoracion nunca vista en filmaffinity a pesar de los odiadores. Deberia superar con mucho el millon, pero no se que pasa este año.

  6. Pues a mí Carlos Boyero y sus críticas me encantan, coincido muchas veces, incluido con algunas de Almodóvar -no con todas-.

    ¿Será que si critico o no me gusta la peli de Almodóvar sería “parte de esa sociedad podrida de envidia” en la que acaban de encuadrar a todo aquel espectador que no le guste un producto de Pedro?

    Aquí mucho se habla de la supuesta animadversión a Almodóvar de un crítico, uno, uno solo. Quizás deberíamos hablar más de los palmeros, que son muchos y variopintos.

  7. Es que lo de Boyero no es critica. Es odio, ensañamiento, humillacion y practcamente insulto. No es algo normal, es patetico y busqueda de notoriedad. Y con esto ya estoy perdiendo bastante el tiempo a su costa

  8. El problema de Boyero es que no es un crítico. Ve mucho cine pero no es capaz de desarrollar una mínima tesis, no conoce los rudimentos de la técnica ni del lenguaje, todo lo fía al gusto.
    La estructura de sus “críticas” suelen ser tres párrafos de cualquier paja mental (desde hechos que pueden tener una ligera conexión con el tema/autor, hasta divagaciones para llenar espacio) y dos o tres párrafos finales hablando de gusto, del suyo, y de generalidades con una serie de adjetivos que repite una y otra vez a lo largo de los años.
    Que me parece perfecto, es como ese amigo un poco simplón que te dice lo que le gusta y lo que no sin mayor desarrollo o profundidad.
    Eso no es una critica, es una recomendación. Y eso es lo criticable de la labor de Boyero. Luego coincidir o no es casi irrelevante.
    Evidentemente, a la larga, que a él una película tan compleja, con tantas lecturas, con un estilo tan depurado como Julieta le parezca ridícula es irrelevante.

  9. Teaser parece ser que es la persona que reparte carnés de “crítico”…, y además se arroga la definición de “crítica” y cómo ha de estar construida para ser reglada como tal.

    Asegurar que Boyero no lo es o no conoce los rudimentos del lenguaje es un comentario frívolo y extraordinariamente arrogante, del que se podría pensar que la cantidad de “odio” que destila hacia Boyero es directamente proporcional al “amor” que profesa por Almodóvar. Un clásico.

    Y a mí Julieta también me pareció ridícula además de estar cuestionablemente rodada -no soy Boyero- y por supuesto que mi opinión ha de ser irrelevante para cualquiera que sí le haya gustado la película como a mí me resulta absolutamente irrelevante que alguien pueda pensar que Julieta es una peli “compleja” donde yo solo veo en el término una manera de camuflar una cinta fallida. En realidad, todas las opiniones son irrelevantes.

    Insisto, seguramente Boyero alimente las malas críticas por defecto a Almodóvar, pero a éste último no le viene mal estos momentos tan esperados de conflicto. Del mismo modo, la aparición de Boyero siempre conlleva la aparición de los palmeros. Yo les denomino “los indignadísimos”. Otro clásico.

  10. No reparto carnets. Lleva años y años exhibiendo su ignorancia y, con orgullo, presume de no saber nada más que de su propio gusto. Es un hecho, y él lo dice: sólo le interesa decir si algo le gusta o no le gusta, y tiene que rellenar cinco párrafos con eso.
    Lo siento, no es una idea mía, es suya. Y la opinión desde el gusto no es crítica ni análisis. Y te aseguro que te lo dice alguien que tiene claro las carencias teóricas de Boyero, ya sea desde la formación (soy diplomado de guión en una de las dos escuelas relevantes en España) o por experiencia profesional. Y no, Boyero no tiene ni idea más allá del gusto (repito, dicho con orgullo por él mismo). Una de sus herramientas favoritas para definir una peli es “moderna” o “para modernos”. Es tan patético que resulta enternecedoramente cómico. Cuando tiene que escribir un texto fuera de la sección de las críticas semanales son siempre apelando a lo sentimenal y sus recuerdos, jamás enmarcando la importancia histórica, teórica o técnica. Porque sólo sabe lo que le gusta y lo que no. Y ya.
    No, él no es Ángel Fernández Santos ni Jose Luis Guarner (imprescindibles en mi formación cinéfila y vocación, como pueden y suelen ser los críticos reales, que se lo pregunten a todos los directores que inspiraron Pauline Kael o Roger Ebert). ¿Has leído libros de esa gente?. Hay una mirada, unas tesis y un conocimiento. Hay una obra detrás que sostienen sus posiciones. No rellenar cada viernes cinco párrafos para cumplir y cobrar el sueldo y resumirlo en “me gusta”. Ni siquiera es Jordi Costa, Desiree de Fez o Quim Casas por traerlo a figuras más recientes y cercanas.
    No es un estudioso, alguien con conocimientos del medio ni de nada que no sea lo que le ponen delante de las narices y diga “me gusta” ” no me gusta”.
    Y eso no es crítica. Otra cosa es que te fíes de su gusto como te fías del de un amigo.

  11. teaser, en algo coincidimos: Boyero no me gusta. Y en otra cosa también: Boyero no es Jordi Costa ni Desiree de Fez o Casas. Es muy inferior a ellos, porque para bien o para mal tiene personalidad, mientras que Costa por ejemplo es un tipo soso y aburrido que parece venir de tragarse sesiones interminables de pulp y B y se ve obligado a criticar una producción de serie A.
    Boyero, repito, no me gusta. Pero eso no quita que me parezca excelente que un crítico diga claro qué es lo que le gusta y qué no. Carlos Heredero y su Caimán sólo provocan que las películas que endiosen aburran luego al espectador que acude a verlas. Son los que dijeron que “El Tío Boonmee” era la película que cambiaría el cine. La mayor obra maestra que se había visto en una pantalla en décadas. Sí, la del amigo Apichatpong, esa que ya nadie recuerda.
    A veces, es cierto lo que dice Boyero -mal que nos pese-: hay modas, y cine moderno en el sentido más anejo a la palabra, es decir, apegado a lo que se lleva. Ese cine pierde su vigencia con increíble rapidez, como los pantalones de campana.

    Estoy deseando, dicho esto, ver la nueva de Almodóvar.

  12. Teaser,

    Después de leer tu comentario más me reafirmo en todos y cada uno de los puntos expuestos en mi anterior mensaje.

    No solo vuelves a repartir carnés de “crítico” sino que ahora, además, en un mayor alarde de arrogancia, te auto-proclamas juez para determinar “las carencias teóricas” de Boyero gracias a tu superlativa formación académica con una diplomatura “en guión en una de las dos escuelas relevantes de españa”. En una de las dos…, una diplomatura…¿De verdad, Teaser, éste es el argumentario?¿A qué viene esa aportación?

    Déjame que te diga que el dato de tu formación académica para impregnar tu comentario de cierto prestigio es irrelevante, no le interesa a nadie. Pero si además resulta que esa formación es una “diplomatura en guión en una de las dos escuelas relevantes en España” lo que precisamente resulta tan patético que es enternecedoramente cómico es tu comentario y no las “críticas” de Boyero.

    A mí Boyero me parece un gran crítico -independientemente de si coincido o no con él- que maneja fenomenalmente bien el lenguaje, con su estilo reconocible, al grano y para el público. Eso sí, lo digo yo, que no estoy diplomado en guión en una de la dos escuelas relevantes de España, perdóname. No. Yo estoy licenciado en una de las escuelas de cine más prestigiosas del mundo, trabajo y he trabajado codo con codo en el set con grandes directores y DOPs de relevancia internacional y académicamente visito varias universidades anualmente además de atender los mayores festivales de Clase A. Si se trataba de poner los cojones sobre la mesa, aquí tienes los míos. Y si lo que intentabas con tu CV era fortalecer tu comentario y desprestigiar el de los demás, aquí también te presento el mío.

  13. Genial, tu CV me dice que debes tener conocimientos de lenguaje cinematográfico que a Boyero le faltan. Yo estoy en proceso de edición de una película, me interesaría mucho más tu opinión que la de él, como puedes suponer. Evidentemente, fuera de tu furibunda y enceguecida respuesta está bastante claro lo dicho y el porqué: cualquiera con una mínima base se da cuenta de que Boyero no tiene ningún conocimiento más allá del gusto. Tan evidente es así que él mismo lo repite una y otra vez.
    Los conocimientos sobre el tema se pueden adquirir de muchas formas. Una habitual es la práctica (evidentemente él no viene de ahí) o la teórica ( tampoco la tiene, para él el cine es ver películas en pases de prensa, leer y aprender cómo y porqué se hacen, leer a críticos, de los de verdad, y teóricos, le parece demasiado esnob y es demasiado trabajo para él que, al fin y al cabo, sólo ha de rellenar cinco párrafos a la semana para que le sigan pagando. Eso es un mérito admirable que no voy a discutir).
    Toda la obra, por llamarla de alguna manera, crítica de Boyero, queda en papeles de periódico para limpiar los meados de un gato. No hay libros, no hay estudios, no hay ensayos a su nombre. Normal, no tiene los conocimientos para hacerlo y, aunque a veces las editoriales hacen recopilatorios de columnas de gustos como las de él, eso no formaría un cuerpo teórico ni crítico sino pensamientos al aire un poco como los de la princesa del pueblo que también sacó un libro de sus opiniones.
    En ningún momento he discutido algo que, por alguna razón, machaconamente insistes: que te gusta Boyero. Lo celebro.
    Bien por ti que te guste esa forma de opinar sobre las películas más allá de tus conocimientos teóricos que me parecen más que bien, pero que, repito, para hablar de gustos pues no son muy necesarios, aunque serían deseables en el crítico del primer diario de España (signifique eso lo que signifique en 2019). Que tú con conocimientos disfrutes de las opiniones de Boyero no cambia su absoluta falta de ellos, carencia de la que extrañamente presume tanto el opinador que escribe en El País en la sección de crítica.
    Ahora a esperar que sea un éxito la película y que en un par de años haya otra. Total una mala opinión de Boyero no va a acabar con la carrera de Almodóvar ni va a reevaluarse su obra a la luz de esas opiniones. Vamos, ni la de Almodóvar ni la de nadie.

  14. Aprovecho el debate para lanzar una reflexión sobre la crítica española: no os parece un auténtico coñazo? Su lenguaje está totalmente distanciado del público, al menos en los medios importantes. Parece una competición de palabras rimbombantes e intelectualoides y de referencias cinematográficas rebuscadas. No trago a los Luis Martínez y otros como Costa y demás me aburren también. Luego está Boyero, q coincido punto por punto con Teaser en q no es crítico, sino un personajillo provocador q podría estar bien si fuera una petarda con gracia, pero es q es un pedante sin chispa ni talento para la escritura.

    Disfruto mucho más de la crítica yankee o francesa (ahí encuentras de todo).

  15. Hay críticos mucho peores que Boyero y que son muy de frases hechas. al menos Carlos es único en su estilo.

  16. Lo escandaloso de Boyero es que sea el crítico de referencia del que sigue siendo el periódico más importante de España. Un periódico que durante décadas marcó y pontificó sobre el canon cultural que era válido en éste país con críticos de prestigio contrastado en todas las especialidades culturales.

    Paradojicamente, Boyero como personaje polémico y provocador surge una vez que es contratado por El País porque mientras estuvo en El Mundo su alcance e influencia era mucho más limitado y a todos nos daba igual lo que opinara el tipo.

    Debe de ser economicamente muy rentable para PRISA tener a este sujeto en nómina a costa de perder el prestigo que tuvo como medio de referencia cultural durante décadas no solo en España.

    Supongo que en tiempos en los que cuenta solo el número de cliks, de Me Gusta o de número de visionados Boyero cumple a la perfección lo que quiere la empresa porque está claro que del cine y su evolución sabe muy poquito

  17. No entiendo muy bien esa crítica a las críticas que se basan en “el gusto”. Si somos sinceros, la gran “Roma” es magistral en su planificación, en su montaje, en su medido tempo, en su fotografía…. pero es un peñazo de cuidado. La primera parte de lo que he dicho sobre ella es objetivo, pero el quid de la cuestión está en la segunda, en lo subjetivo.
    Aquí se explica bastante bien: https://www.elespanol.com/cultura/cine/20190122/mediocre-soporifera-egolatra-hablan-detractores-roma-pelicula/370214223_0.html

    Y en parte, el problema es de esos críticos que usan siempre las mismas palabras en sus críticas: “poliédrico”, “juego de espejos” (añadan aquí las que hayan detectado por ustedes mismos).

    No estoy contra el gusto. Tampoco sobre el análisis técnico y el lenguaje cinematográfico. Pero no olvidemos que el lenguaje cambia, pero la gran película permanece por el gusto. ¡¡Pues no veo yo películas de los años 30 y 40 absolutamente desfasadas en lo técnico y narrativo que sin embargo me siguen encandilando!!

    Ah, teaser, no es por defender a Boyero (al que no soporto por egocéntrico y prepotente), pero Boyero sí tuvo experiencia más allá de los libros. Trabajó con Fernando Trueba en sus inicios, como grandes amigos que son, e incluso ofició como actor en el corto del propio Trueba “Carlos y Oscar”, con Ladoire de compañero…

  18. Leyendo los posts, más me reafirmo en mi post inicial en este hilo. A veces no gusta leer lo que dice Boyero…, lo he comprobado mil veces en mil conversaciones privadas. Si alguno se muerde el labio, se envenena.

    Teaser, enhorabuena por estar editando una película. Imagino que también habrás aprendido en una de las dos -o tres, o cuatro- escuelas relevantes en España. No termino de entender esa fijación por hacernos partícipes de tus “logros” académicos y profesionales…, supongo que lo haces para aportar un halo de academicismo y validez a tus argumentos. Está feo, Teaser, es poco elegante, además de que resta credibilidad. Sobre todo porque me consta que muchos de los que leen estos hilos -y comentan a veces- tienen CVs con los que se te caerían los calzoncillos -o las bragas, o lo que sea- .

    Óscar,

    Estoy de acuerdo contigo en tu análisis de la crítica escrita cinematográfica española en comparación con la extranjera. Aquí la crítica es puramente endogámica y pseudo-académica, es decir, no le interesa a nadie más que a ellos mismos. Nadie acude a ella. En contraposición, la crítica inglesa y francesa sí son, en muchos casos, referentes del público y tienen muchos más registros que lo puramente intelectualoide. Teaser, no te preocupes, no voy a caer en la petulancia de decirte eso de “¿has leído algo de esta gente?”, eso lo dejo para ti, ¿recuerdas?.

    Y sí, Oscar, también estoy de acuerdo contigo en que Boyero es pedante, es su estilo, pero discrepo rotundamente que carezca de chispa ni talento para la escritura. Para poder deconstruir el estilo de crítica habitual sosa y tediosa, que es lo que hace Boyero, primero hay que saber construirla…

    Y oiga, si Boyero carece de talento para la escritura y ése es el rasero de medir, ¿cómo calificarías entonces la habilidad para la escritura de los críticos de este blog? Con ese rasero…¿de parvulitos, infantiles?

  19. Almodóvar versus Boyero es un buen punto de partida para una ficción.
    De las vitrióloicas.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.