Ante la duda sobre el anticuado pensamiento de si estamos ante otra película española sobre la guerra civil, la respuesta es un rotundo no. La guerra civil española actúa como telón de fondo en la última película de Agustí Villaronga, basada en la novela de Joan Sales del mismo título. Una guerra civil que deja varados a unos personajes que son el hilo conductor de una historia de pasiones con todas sus consecuencias.

Joan Sales, comparado por la crítica con Dostoievski, nos presentó, desde la experiencia, a los perdedores de la guerra, en una de las novelas de la posguerra más importantes de nuestra literatura y Villaronga consigue ponerles cara, voz y alma de la mano de un reparto a la altura. Destaca sin duda Oriol Pla, decidido a ser una de las caras más relevantes del cine español en los próximos años, y Nuria Prims, encarnando a Carlana, un personaje hipnótico que desde su castillo y con el odio y el rechazo como envoltorio hace, deshace, decide y mueve como títeres a quien le conviene. Prims deja claro que podría ser la actriz del año en cuanto a premios se refiere con una interpretación siempre medida y una mirada que forma parte esencial de cada plano en la que es protagonista. Pla y Prims comparten una de las escenas más ásperas, desgarradoras y para el recuerdo del metraje, en la que llegando al clímax de la historia nos demuestran su valentía, tanto en sus desesperados personajes, como en sus talentosas interpretaciones.

A ellos se suman los jóvenes Marcel Borrás y Bruna Cusí, que nos enseñan las avasalladoras consecuencias de la despiadada guerra y unos Terele Pávez, Fernando Esteso, Luisa Gavasa y Juan Diego, que, aunque cuentan con poca presencia, nos regalan otros puntos de vista de la historia, destacando al siempre genial Juan Diego, vestido del despreciable padre de Carlana en otra escena culmen.

Su excelente fotografía y ambientación ayudan para que “Incierta gloria” sea un documento histórico sobre las historias escondidas, silenciadas, de aquellos olvidados que intentaban seguir en pie, la supervivencia era su forma de vida, y donde el miedo a las consecuencias por sus propias decisiones no tenía cabida.

Está claro que Villaronga quiere volver a ese lugar en el que “Pan Negro” le colocó hace siete años, siendo ya un referente para contar episodios de una época de nuestra historia, mezclando con maestría esa realidad con misteriosos personajes como Carlana, y tratando el bien y el mal de la mano de los antagonistas de la historia, Lluís y Solerás, Borrás y Pla respectivamente.

Incierta Gloria” hará sumergirse al espectador en una historia de amores cruzados, de salvajes instintos y de penas incurables dejando un poso de tristeza y misericordia hacia cada uno de los personajes que nos presenta.

Nota El Blog de Cine Español: 8,5

Álex Cabot

RedaccionCríticasBruna Cusí,crítica,Críticas,Incierta gloria,Marcel Borràs,Núria Prims
Ante la duda sobre el anticuado pensamiento de si estamos ante otra película española sobre la guerra civil, la respuesta es un rotundo no. La guerra civil española actúa como telón de fondo en la última película de Agustí Villaronga, basada en la novela de Joan Sales del mismo...