La categoría de Interpretación Revelación en los Premios Goya siempre ha sido una de las más polémicas y susceptibles a jugadas estratégicas por parte de las productoras, en la búsqueda de un mayor número de opciones de cara al premio o a la nominación en sí. De este modo, el año pasado le salía la jugada redonda al equipo de ‘La Novia’ al engrosar su casillero (fue la película más nominada del año) con una cuestionable candidatura revelación del actor Álex García, con experiencia en cine desde el año 2004 y protagonista de películas como ‘Seis puntos sobre Emma’ o, especialmente, ‘Kamikaze’, en la que un año antes el actor se marcaba un recital interpretativo que, inexplicablemente, fue obviado por los académicos.

Otro ejemplo reciente flagrante es el de Javier Pereira, que en 2015 se hacía con el Goya Revelación por Stockholm pese a los 12 largos a sus espaldas, que incluyen reconocidos papeles protagonistas, trabajando con directores como Gerardo Herrero, Meri Ripoll o Armendáriz.

El argentino Walter Vidarte contaba con 80 años y una carrera de medio siglo cuando se hizo con el premio revelación por ‘La noche de los girasoles’. Casi una treintena de películas argentinas y una quincena de españolas le avalaban, si bien es cierto que se trataba de papeles secundarios.

Otras candidaturas que podrían sorprender fueron las de Oriol Vila, Ana Wageneer o el veterano realizador Fernando Colomo (esta última por anecdótica).

Pero, la de revelación no es la única categoría con criterios de selección “difusos”. Las interpretativas principal y secundaria no se escapan de la picaresca en connivencia con la Academia. Así, a ‘Truman’ le salió la jugada redonda al proponer a Ricardo Darín como actor protagonista y a Javier Cámara -con más minutos de metraje en la película- como secundario.

Alain Hernández, protagonista de 'El Rey Tuerto'

Alain Hernández, protagonista de ‘El Rey Tuerto

El propio Ricardo Darín coló como actor protagonista por su participación episódica en  ‘Relatos Salvajes’, siendo finalmente nominado. El equipo de ‘La Novia’ no sólo acertó al proponer a García como revelación, sino a Etxeandía como protagonista.

Tampoco faltan casos de premiados en la categoría principal por roles esencialmente secundarios: Nora Navas por ‘Pa Negre’, Ariadna Gil por Belle Époque, Lola Dueñas por ‘Mar Adentro’, Maribel Verdú por ‘Blancanieves’ o Carme Elías por ‘Camino’ son ejemplos de ello.

Nos llegan nuevas informaciones que apuntan a que la Academia pretende ponerse seria en este asunto, especialmente en la categoría revelación, hasta el punto de cometer alguna injusticia inexplicable.

Concretamente, nos ha sorprendido el rechazo a la candidatura en revelación de Alain Hernández por su interpretación el la comedia ‘El rey tuerto’. De este modo, Hernández deberá postularse como actor principal, limitando al máximo sus aspiraciones a una nominación que tenía más que asegurada y por la que en varias quinielas sonaba como máximo favorito al premio. Su trabajo, en nuestra opinión, representa exactamente la esencia de la interpretación revelación: contaba con una única experiencia previa en cine -su papel secundario en ‘Palmeras en la nieve’, estrenada sólo meses antes- y su despliegue en ‘El rey tuerto’ supone una incuestionable explosión.

Sin embargo, la Academia se contradice en su supuesta renovada severidad al admitir -también por ‘El rey tuerto’- a Miki Esparbé como revelación, pese a que el actor cuenta con una trayectoria en cine mucho más dilatada y reconocida que el propio Hernández -el año pasado participó en 4 producciones, siendo una de ellas una de las más taquilleras del año-.

RECUERDA NUESTRO “GOYÓMETRO” PREMIOS GOYA 2017 AQUÍ

 

Óscar TACuriosidadesPremios GoyaAlain Hernández
La categoría de Interpretación Revelación en los Premios Goya siempre ha sido una de las más polémicas y susceptibles a jugadas estratégicas por parte de las productoras, en la búsqueda de un mayor número de opciones de cara al premio o a la nominación en sí. De este modo,...