Los fans de Leone somos legión. Podría silbar casi cualquier tema musical compuesto por Morricone para el genio italiano en la cola de un cine al azar y no sería de extrañar que los espectadores más cercanos silbaran conmigo. Y es que Sergio Leone dejó tras de sí una obra genial, maravillosa e inconmensurable. Podríamos discutir si nos gustan más las películas de Ford o Hawks, pero si hay una cosa cierta en este caótico mundo nuestro es que Leone redefinió el Western.

EL BUENO, EL FEO Y EL MALO es una obra maestra del género. El episodio final de una trilogía mítica con la que Leone asombró a millones de espectadores en todo el mundo.

Cincuenta años después del estreno de aquella película, varios fans encontraron en Burgos, uno de los míticos decorados de la película, el cementerio de Sad Hill, abandonado y dejado a su suerte. En ese momento, esos aficionados decidieron restaurarlo y reconstruirlo, a fin de que quedara para la posteridad.

El documental de Guillermo de Oliveira narra cómo fue el proceso de restauración desde el principio. Desde el hallazgo “arqueológico” del decorado, la “llamada a las armas” para crear una comisión de limpieza pasando por las campañas de apadrinamiento para poblar de tumbas el cementerio.

Guillermo de Oliveira se vale de todos los recursos del documental: Desde las (obligadas) imágenes de archivo a preciosos timelapses del lugar, anécdotas de los implicados en el rodaje: el montador Eugenio Alabiso, el diseñador de producción Carlo Leva, el compositor Ennio Morricone así como el vocalista de Metallica, James Hetfield (si, como lo leen y perfectamente justificado…), soldados del ejército español que formaron parte del reparto como extras, por orden expresa del mismísimo Caudillo, amén de algún que otro invitado sorpresa. Asimismo, pasaremos mucho tiempo en compañía de Joseba y Sergio, verdaderos protagonistas del relato, con mucho que decir en esta historia.

DESENTERRANDO SAD HILL es un relato coral, explicado desde varios puntos de vista. Joseba y sus compañeros nos contarán como fue el arduo proceso de reconstrucción, los implicados en el rodaje de EL BUENO, EL FEO Y EL MALO nos aportarán incontables anécdotas sobre el rodaje (la que atañe al operador de cámara me hizo caer de la butaca de la pura risa…). También tendremos aproximaciones del biógrafo oficial de Leone, así como científicos que intentarán explicar el obsesivo perfeccionismo del director, documentado todo ello con gran cantidad de material gráfico.

Visualmente es un documental muy atractivo y variado. Encontramos imágenes de archivo fantásticamente animadas, las entrevistas de rigor y preciosos planos aéreos que nos permiten disfrutar muchísimo más del cementerio, así como diversos momentos de un concierto de Metallica.

Pero lo mejor de todo es el corazón que late bajo la imagen y el sonido. La película despide amor puro hacia la obra de Leone y será extraño que no nos emocionemos en diversos momentos del film.

Poco más se puede decir. DESENTERRANDO SAD HILL es un documental increíble que complementa de manera soberbia a la mítica película de Leone, la cual forma parte, por derecho propio y de manera indiscutible, de la historia del cine.

Imprescindible para fans del poncho de Eastwood en particular y amantes del western en general.

LO MEJOR

El acabado visual del film.

Las entrevistas y las anécdotas.

La sorpresa final.

LO PEOR

Desgraciadamente, pasará inadvertida en los cines. Espero equivocarme.

NOTA EL BLOG DE CINE ESPAÑOL: 8/10

Wiman González

RedaccionCríticasCríticas,Desenterrando Sad Hill,Documentales,El bueno el feo y el malo
Los fans de Leone somos legión. Podría silbar casi cualquier tema musical compuesto por Morricone para el genio italiano en la cola de un cine al azar y no sería de extrañar que los espectadores más cercanos silbaran conmigo. Y es que Sergio Leone dejó tras de sí una...