Después de haber pasado por los festivales de Sevilla, Málaga y el D’A de Barcelona llega a nuestras pantallas (y esperemos que de forma amplia) el primer largometraje de Sergi Pérez, que anteriormente estuvo nominado en los Oscars de las Artes Y las Ciencias con su cortometraje Vestido Nuevo. El camino mas largo para volver a casa es un film, ya lo adelanto, necesario para nuestra industria. Necesario porque se ha conseguido mucho con muy poco. Rodada durante dieciséis días gracias a una campaña de crowfunding, esta producción, da esperanzas de que el cine español puede realizar proyectos atrevidos, diferentes y arriesgados. No es que esta película sea la panacea en ese sentido, pero desde luego, adquiere un tono distinto a lo que se ha hecho aquí con anterioridad. Por poner un ejemplo….si pensáis que esta película es similar a otro proyecto de estas características como El cosmonauta (rodado por crowfunding) estáis muy equivocados… El camino mas largo para volver a casa juega en otra liga y os aseguro, es mucho mejor.

Una mañana Joel (Borja Espinosa) encuentra a Elvis, el perro de su mujer medio moribundo y sediento. Esto le obliga a salir de casa, algo que lleva evitando desde hace tiempo. Al dejarse las llaves dentro, pasará el día intentando desesperadamente volver a su casa, su refugio.

Quien piense que con El camino mas largo para volver a casa se encontrará con un cine de fácil digestión o ameno, está muy equivocado. Sergi Pérez consigue una carga opresiva sobre su protagonista que contagia al espectador desde el primer momento (de forma intencionada, claro está). Nos hace partícipes de la carga emocional (y que desconocemos, ojo) que sufre Joel, y aunque no nos hayan sido explicadas las motivaciones previas…no hace falta, pues las imágenes captan a la perfección el estado emocional por el que pasa el personaje. Su director, inteligentemente, nos sitúa de espaldas a Joel casi en todo momento, describiéndolo con los elementos justos, pero necesarios para que entendamos qué le pasa por dentro, resultando incluso angustioso todo el proceso por el que tiene que pasar. Y la forma de transmitir la agonía y el dolor por el que pasa (y que, alguna vez, todos hemos sufrido) resulta tan creíble, que conmueve. Conmueve por su crudeza, por cómo intenta redimir a un personaje que no afronta la realidad por que no quiere, resultando creíble, acertado y totalmente convincente todo este proceso por el que va pasando.

Claro, que el otro punto fuerte por el que pasa la película es un trabajo de Borja Espinosa realmente encomiable. El trabajo del actor en esta película es el pilar fundamental por el que se mueve la película, ya que su rostro (cuando nos es mostrado, y que, eficazmente, lo hace poco con tal de no dar tanta información) explica todo. No hace falta un diálogo que nos explique qué le pasa por dentro a Joel, por que los espectadores sabemos qué le ocurre. En ese sentido Espinosa está increíble y conmueve
de una manera inmediata manejando un personaje que no era para nada fácil y del que ha salido claramente vencedor por dibujar, precisamente, a un hombre concienciado de sí mismo de que es un perdedor sin poseer ningún tipo de salida…no os extrañe ver en los próximos premios Goya el nombre de este actor entre la lista de los nominados. El resto del reparto también está estupendo, aunque me gustaría destacar a un irreconocible Miki Esparbé (¿quién diría que es el mismo que aparecía en Perdiendo el Norte?).

Poco más que añadir a una película que sabe lo que hace en todo momento, con una conciencia de si misma tremenda en su forma y fondo. Desde luego, no es de visionado fácil (pese a su corta duración), pues el tono pesado del mismo es necesario para transmitir la angustia que vive el personaje del mismo para hacerlo de forma creíble y natural, y lo consigue con creces. El camino más largo para volver a casa es un film necesario por cómo se pueden hacer las cosas aquí, que aún con poco dinero pero con las cosas claras, pueden salir productos tan estimables como éste, que consiguen calar hondo en el espectador con muy pocos elementos y sin artificios. De ahí mi recomendación a una película que merece ser visionada por su gran apuesta triunfadora, de un film dramático, duro, pero tan notable en todos sus componentes que es casi imposible no mostrar mi entusiasmo hacia ella. Una prueba de que no hacen falta todos los medios del mundo para realizar una gran película, sino tener las ideas claras puestas en tu proyecto.

Nota El Blog de Cine Español: 6.

Manu Monteagudo

RedaccionCríticasBorja Espinosa,Críticas,El camino más fácil para volver a casa,Miki Esparbé
Después de haber pasado por los festivales de Sevilla, Málaga y el D’A de Barcelona llega a nuestras pantallas (y esperemos que de forma amplia) el primer largometraje de Sergi Pérez, que anteriormente estuvo nominado en los Oscars de las Artes Y las Ciencias con su cortometraje Vestido Nuevo....