Leer una noticia donde se refleja que el mercado del mundo de los videojuegos factura el doble que el mercado del cine en España, me lleva a pensar a qué se debe esta diferencia.

Por mi mente pasan, principalmente, dos motivos claros, por un lado, un cambio de hábito de ocio entre nuestros jóvenes, y no tan jóvenes, y, por otro lado, la piratería afecta menos al mercado de los videojuegos pues, creo, que si se piratean las videoconsolas no se puede jugar online, el método de juego preferido por la mayoría de consumidores de estas plataformas.

El mercado de los videojuegos facturó en España el año pasado un total de 996 millones de euros (391 millones en venta de consolas y 605 millones por la venta de videojuegos), mientras que el mercado del cine facturó 522 millones.

En cifras a nivel mundial, los videojuegos facturaron 80.000 millones de euros, mientras que el cine recaudó en todo el mundo 34.000 millones, con lo cual la diferencia es todavía mayor.

Así, no es extraño ver que en los últimos años los grandes lanzamientos en el mercado de los videojuegos cuentan con presupuestos iguales o superiores a los grandes estrenos de Hollywood, por ejemplo, “Destiny”, de Activision, tiene el récord de videojuego más caro de la historia con 380 millones de euros de presupuesto, superando los 223 millones de euros de “Piratas del Caribe 3”, la película más cara de la historia.

“Destiny” facturó lo que costó tres días después de salir a la venta, mientras que “Piratas del Caribe 3” tuvo que esperar más de una semana para llegar a la cifra que sus productores invirtieron en ella.

RedaccionNoticiascine,dinero,facturación,videojuegos
Leer una noticia donde se refleja que el mercado del mundo de los videojuegos factura el doble que el mercado del cine en España, me lleva a pensar a qué se debe esta diferencia. Por mi mente pasan, principalmente, dos motivos claros, por un lado, un cambio de hábito de...