Este viernes se estrena “Alacrán enamorado”, película que promete convertirse en uno de los títulos del año. Entre sus principales atractivos se encuentra la participación del actor español más reconocido en la historia: Javier Bardem. El catálogo de premios que puebla su vitrina quita el hipo, tanto por los galardones concedidos dentro de nuestro país (5 Goyas, 7 Fotogramas de Plata, Concha de Plata…) como fuera (Oscar, BAFTA, Palma de Oro, 2 Copas Volpi…). Su filmografía no es menos impresionante. Pese a ello, haciendo bueno el dicho de que nadie es profeta en su tierra, es blanco de las iras de gran número de españoles, siendo detestado por muchos en gran parte por la implicación política de su familia. Pese a sus pros y sus contras, muchos cinéfilos consideramos aBardem como el mejor actor español vivo, y uno de los pocos que su sola presencia en el reparto justifica pagar la entrada. A la espera de comprobar su nueva creación a las órdenes de Santiago Zannou, éste es un repaso a los 10 papeles emblemáticos de su carrera.

image

Jamón, jamón (1992)

Resulta inevitable comenzar con su primer papel protagonista, en la película que supuso la más fulgurante irrupción de un reparto que se recuerda en el cine español. Una cinta hoy maltratada, que sin embargo, resultó reconocida nada menos que en el Festival de Venecia. Y en ella, Bardem surge como el perfecto emblema del macho ibérico. Aprovechándose de su rotundo físico, el gigoló jamonero que encarna rezuma sexo y fuerza bruta a partes iguales. Ver hoy en día la escena de Bardem llamando jamona a esa novata Penélope Cruz con sabor a tortilla no tiene precio.

 Javier Bardem Huevos

Huevos de oro (1993)

Continuando la línea de su exitosa colaboración anterior con Bigas Luna, Bardem evoluciona hacia otro personaje con matices distintos a su Raúl de Jamón, jamón, pero de igual forma, inevitablemente español. En el vertiginoso ascenso (y posterior caída) del hortera y ambicioso Benito, podemos identificar casos que nos resultan similares. No viene mal recordar esta mirada a las consecuencias de la especulación inmobiliaria contada hace 20 años. Sin olvidar por supuesto a Bardem cantando Julio Iglesias en calzoncillos. Si generalmente las escenas de karaoke suelen dar juego en el cine, aquí ese “Por el amor de una mujer” se convierte en mítico.

Javier Bardem Dias Contados

Días contados (1994)

1994 fue el año de la consagración para Javier Bardem. Un goloso rol secundario como drogadicto le llevaría a su primer Goya, precedido por la Concha de Plata del Festival de San Sebastián (en esa ocasión, de forma conjunta por su trabajo en la hipnótica e inclasificable “El detective y la muerte”). Bardem conseguía el milagro de evitar la caricatura con su yonki pasado de vueltas y llena de carisma a un personaje que pese a su brevedad, se convierte de lo más recordado de la película (desnudos de Ruth Gabriel aparte, claro).

Javier Bardem Extasis

Éxtasis (1996)

La carrera de Bardem continúa su ritmo ascendente, y por fin llega el momento en que demuestra con creces su potencia actoral. Un incomensurable Bardem, al borde de la euforia, se atreve con el juego de Mariano Barroso en esta infravalorada película. Y por fin, Bardem asume el rol protagonista enfrentándose a un actor de su talento. El duelo interpretativo padre-hijo que conforma con Federico Luppi es de altura, y uno de los cumbres del cine español de los noventa.

antes que anochezca

Antes que anochezca (2000)

Su primera aventura al otro lado del charco se convierte en el auténtico punto de inflexión, y posiblemente, la mejor interpretación de su carrera. A través de su manera de caminar, de hablar o de mirar, consigue reencarnarse en Reinaldo Arenas. En una película discreta, su actuación llena de sutileza y pequeños detalles, rebosa tal humanidad que conquistó desde al jurado del Festival de Venecia hasta a la Academia de Hollywood. Muchos detractores de Bardem que le consideran un izquierdista radical, se sorprenderían con el esfuerzo y la delicadeza con el que el actor dio vida a su personaje, un perseguido por el régimen castrista.

lunes_al_sol_

Los lunes al sol (2002)

En otra película de plena actualidad hoy en día, Bardem emerge con un reto a lo De Niro engordando más de diez kilos para ponerse en la piel de Santa. En este amargo retrato del parado, Bardem dota de un carisma arrebatador a su personaje, combinando la socarronería y la desolación. ¿Quién no recuerda su narración de la cigarra y la hormiga?

1088094543_0

Mar adentro (2004)

En un más difícil todavía, Bardem deslumbra en un papel que le exige estar el 90% de la película postrado en una cama, pero con el que consigue conmover al espectador, con una personalidad arrolladora, reflejando el carácter de Ramón Sampedro y su acento gallego. Bardem logró que con la película (todo un boom en su momento) y su interpretación, se removiera el debate sobre el derecho a la muerte asistida. Su dedicación y perseverancia fue clave en ello.

JAVIER BARDEM NO ES PAIS PARA VIEJOS

No es país para viejos (2007)

Su ya mítica recreación del desconcertante asesino Anton Chigurth no sólo se alzó con un incontestable Oscar, sino que consiguió que la película se llevara también el premio gordo. Su absurdo y despiadado monstruo guiado por el azar de una moneda al aire, dio lugar al villano más impactante de la década, y no únicamente por el peinado. Javier Bardem había conseguido llegar a lo más alto a través de largos silencios y parcos gestos, pero convirtiendo en suya la película de los Hermanos Coen. A partir de aquí, los directores de medio mundo se lo rifarían.

Biutiful-bardem

Biutiful (2010)

Aunque en muchos medios se relata la participación de Javier en Alacrán enamorado como “su primer trabajo en cine español desde Mar adentro”, no convendría olvidar su colosal intervención en esta coproducción hispano-mexicana, rodada en Barcelona junto a otros actores nacionales. En ella, borda un complicadísimo papel a nivel emocional, degradándose a lo largo de la película, consumido por su enfermedad y la miseria de su alrededor. Bardem se sumerge a un nivel tal en su asfixiante interpretación, que es perfectamente comprensible que el actor español necesitara un periodo sabático tras concluir el rodaje del rol más duro de su carrera.

skyfall-javier-bardem

Skyfall (2012)

La última vez que hemos podido ver a nuestro oscarizado actor en la gran pantalla ha sido en el regreso del espía británico 007, dirigida por Sam Mendes y que se ha convertido en el mayor taquillazo de la carrera de Bardem. De nuevo a cargo de un villano; de nuevo con un peinado cuando menos peculiar; y de nuevo, Bardem devora la película pese a no ser su protagonista. Impecable transmitiendo maldad, la secuencia de presentación de su personaje es sin duda lo más recordado del film, y la prueba de que frente a la pantalla, se encontraba uno de los mejores actores del mundo.

JAVI CASTAÑEDA

Óscar TAUncategorizedAlacrán enamorado,Javier Bardem
Este viernes se estrena “Alacrán enamorado”, película que promete convertirse en uno de los títulos del año. Entre sus principales atractivos se encuentra la participación del actor español más reconocido en la historia: Javier Bardem. El catálogo de premios que puebla su vitrina quita el hipo, tanto por los galardones concedidos dentro de nuestro...