CRÍTICA “MAIXABEL”: UNA PELÍCULA REDENTORA Y NECESARIA ¡UN DELEITE PARA CUALQUIER CINÉFILO!

Una película redentora y necesaria. Icíar Bollaín nos sorprende con un drama basado en hechos reales que emociona y remueve por dentro, ¡un deleite para cualquier cinéfilo!

¿De qué va?: Maixabel Lasa pierde en el 2000 a su marido, asesinado por ETA. Once años más tarde, recibe una petición insólita: uno de los asesinos ha pedido entrevistarse con ella en la cárcel en la que cumple condena tras haber roto sus lazos con la banda terrorista. A pesar de las dudas y del inmenso dolor, Maixabel Lasa accede a encontrarse cara a cara con las personas que acabaron a sangre fría con la vida de quien había sido su pareja desde los dieciséis años.

Es una película soberbia, de lo mejorcito que se ha estrenado este año en el cine español. MAIXABEL no rehúye la emocionalidad, abraza un tono sobrio que se centra en los personajes y no intenta hacer la ‘gran película sobre el conflicto vasco’; se limita a centrarse en sus dos protagonistas. Ellos son quienes soportan todo el peso del film y conducen la narración hacia un clímax cautivador y que no deja indiferente. Es imposible no salir compungido de la sala de cine después del visionado.

El trabajo actoral es tremendo y lleno de matices. Blanca Portillo pone la piel de gallina en más de una escena y no necesita más que su mera presencia para atraer toda la atención del espectador, que se fija en cualquier gesto y silencio de la actriz.

Por su lado, Luis Tosar resulta electrizante y derrocha poderío en cada mirada y línea de diálogo. Es increíble el trabajo corporal que realiza el actor. De hecho, aunque el personaje de Blanca Portillo es quien da el título al film, es el de Luis Tosar el que se come el pastel.

Aunque la estructura de la película se centra en la víctima y el victimario, hay que nombrar a Urko Olazabal, que encarna a un secundario que se come la pantalla. Sería de justicia que recibiese -como mínimo- una nominación en los Goya. Deja entrever todo un juego de sombras en sus silencios y miradas que elevan el conjunto hasta niveles altísimos.

MAIXABEL es una película notable y que por pequeños detalles no alcanza la nota de excelente. Por ejemplo, se echa en falta un mayor desarrollo en guion del personaje principal, cuyo recorrido se queda muy en la superficie.

Hubiese sido de agradecer que el film fuese más vasco. El bilingüismo que realmente se vive en las calles de Euskadi no se respira aquí, y eso juega en su contra. Se hace difícil de creer que todos los etarras hablen castellano… es como en las películas de Hollywood, donde terroristas rusos hablan perfecto inglés entre ellos… no es creíble. Y, aunque los dos protagonistas están increíbles, no se aprecia acento alguno ni tampoco una forma de hablar vasca… Es una lástima que MAIXABEL adolezca de algo común en el cine español: la película acaba siendo muy madrileña.

Pero que esto no eche atrás a nadie, MAIXABEL es una gran película. Ojalá hubiese más cine como el de Icíar Bollaín. Es difícil decir si este film es el mejor de su filmografía, pero sin duda es uno de sus mejores trabajos. Gran película.

Nota El Blog de Cine Español: 8.

Una crítica de Toni Sánchez Bernal

4 thoughts on “CRÍTICA “MAIXABEL”: UNA PELÍCULA REDENTORA Y NECESARIA ¡UN DELEITE PARA CUALQUIER CINÉFILO!”

  1. Salimos en shock. Peliculón total.
    Urko Olazabal da una lección de interpretación, directo a los Premios y el resto del reparto y apartados técnicos.
    Peli obligatoria

  2. Ciertamente, Urko fue propuesto como actor revelación por Ira. Si no recuerdo mal, creo que esto ya le deja fuera de la posible candidatura en esta categoría y tendría que ir como actor de reparto, ¿no?

  3. Urko se llevará probablemente reparto. Unas interpretaciones brutales. Apunto a María Cerezuela como clara candidata a revelación.
    En líneas generales una película estupenda.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *