¿EN QUÉ DEBERÍAN MEJORAR LOS PREMIOS GOYA 2020? LAS CLAVES PARA UNA GALA IDEAL EN UN FUTURO

La gala de la 33 edición de los Premios Goya ha marcado uno de sus mejores registros históricos de share y, lo que es mejor, ha dejado buen sabor de boca -en términos generales- en un espectador habitualmente crítico con la fiesta del cine.

Sin embargo, hay ciertos aspectos a mejorar y hemos recabado diferentes opiniones vertidas por nuestros usuarios, así como de nuestro equipo, en búsqueda de la gala perfecta.

Ampliar a 5 nominadas. Una eterna reivindicación que erradicaría omisiones absolutamente injustas. El ejemplo está en los análogos europeos: los César nominan a 7 en película, director, actor y actriz y 5 en el resto de categorías; los David di Donatello, al igual que los Bafta, cuentan con 5 nominados.

Silvia Abril y Buena Fuente: SÍ. La pareja profesional y sentimental ha pasado el test con nota y los queremos para el año que viene.

Sevilla tiene un color especial. El cuestionado cambio de ubicación trajo consigo una de las mejores escenografías y la sensación de encontrarnos en un entorno a la altura de las circunstancias, desde luego muy por encima del aspecto cutre de las últimas ediciones madrileñas.

Intro. La introducción con un corto trepidante y altas dosis de humor es esencial para empezar con buen pie y atrapar al público. La idea este año estaba bien, pero el texto fue poco ingenioso y se alargó más de la cuenta.

Menos es más. Y es que, si hay una premisa que debería ser preceptiva en los Goya esa es la del “menos es más”.

Don’t stop the music. Aunque hemos mejorado al erradicar terribles vicios como actuaciones cantadas por actores que no cantan -Hugo Silva, Laura Pamplona, Noriega, Secun de la Rosa…-, seguimos soportando números como la última tuna-batucada que ponen a prueba la paciencia y salud mental del espectador.

Vídeos. Urge depurar el criterio de selección de los vídeos de presentación para lucir al máximo la nominación. En categorias técnicas, en lugar de escenas de la peli, sería interesante destacar el trabajo técnico como han hecho en los artículos que la Academia ha dedicado a los nominados -por ejemplo, en vestuario mostraban los bocetos y patrones-.

Interacción con los asistentes. Este año se echó de menos bajar a la gradería y una mayor interacción con los asistentes ilustres, algo siempre bien recibido con el espectador.

Solo un agradecimiento. Que la gala muere con los agradecimientos es algo sabido por todos. Es absurdo pretender que los premiados sean generosos con el espectador y renuncien a su momento de gloria, por lo que se deberían establecer normas inquebrantables. La primera, que solo una persona agradezca. El pasado sábado el público tuvo que soportar discursos interminables en categorías tan poco morbosas como sonido, efectos o corto documental, donde no solo se extendieron más de la cuenta, sino que agradecieron más de una persona en cada premio. Pese a estar rodeada de polémica, la música corta-rollos es esencial en estos casos.

Agradecimientos que sobran. Hay que asumir definitivamente que en película europea y película latina, la subida al escenario y agradecimiento del distribuidor de turno es absolutamente innecesaria, ¿qué tal un vídeo breve promocional despachar esas categorías en un plis?

Promoción del cine que viene. El repaso del cine que viene es un aspecto esencial que este año fue omitido.

Gente del público que viene y bah. Uno de los errores garrafales de la última gala fue ver a gente pasar por delante del plano cuando están enfocando a los nominados. También resultan muy antiestéticos los enormes huecos en las butacas, ¿cuántos de nuestros lectores estarían dispuestos a cubrirlos? Además, mostrarían mejor actitud que todos esos asistentes que este año salieron en plano con cara de sopor y bostezando.

Extrañas parejas. Es un clásico: parejas sin sentido y/o atractivo. Una excelente idea importada de los Oscar sería contar con los ganadores del año anterior para entregar el premio.

Agilidad desde la realización. Con un guión cerrado y butacas asignadas, cuesta entender cómo la realización suele estar tan poco ágil a la hora de pinchar a los aludidos en cada momento.

In memoriam. Aquí debería primar la sobriedad, buen gusto y un máximo cuidado en la realización para que la imagen y nombre del fallecido se lea perfectamente. Otro detalle de buen gusto sería suprimir desde sonido el “aplausómetro”.

¡Esperamos vuestras aportaciones!

28 thoughts on “¿EN QUÉ DEBERÍAN MEJORAR LOS PREMIOS GOYA 2020? LAS CLAVES PARA UNA GALA IDEAL EN UN FUTURO”

  1. La Gala tiene un activo que siempre debe conservar: no hay ningún evento relacionado con la Cultura que despierte ese interés. El deporte, el tenis en ocasiones , Olimpiadas o , el futbol, si
    Ni el teatro, ni la música, ni la literaria, ni la danza, ni la entrega de los Premios Princesa de Asturias.
    Se aúnan Cine y televisión, porque la Gala es un programa de entretenimiento de TV que funciona como escaparate del cine. Y esto me sirve para hacer una pregunta que apuntó el director de la Academia ¿QUE HACEMOS CON LAS NUEVAS VENTANAS? Yo voto por incluirlas.
    Por supuesto que una buena Gala no quiere decir que la gente vaya a ir en masa a ver cine español, o cine en general, pero es publicidad para la industria audiovisual española , buena publicidad. Para toda la industria AUDIOVISUAL

  2. -Intentar hacer una gala de 2:30-2:45 de duración, recortar media hora, mejoraría bastante.
    -Apostar por el audiovisual, el vídeo del cine de género fue lo mejor.
    -Que los presentadores, no alarguen la gala con monólogos de 15 min, si es breve, mejor.
    -Apostar por entregadores de nivel. Estrellas del cine español, alguna promesa o mediático…algún famoso de otra área.
    -Poner más vídeos sobre cine, este es repetida, pero es que creo que mejoraría mucho si la gala fuera más visual, pero sin ser de humor/parodia: clips de las películas, entrevistas (breves) a los directores, etc.

  3. Interesante artículo, aunque no suscribo la mayor parte de ideas:

    5 nominados: Sí, pero no más, ni ahora ni nunca. Lo de los César parece una fiesta y todavía queda más ridículo cuando se dejan sin nominar peliculones (algo que va a pasar siempre, pero cuando hay 7 nominados llama más la atención).

    Los presentadores: No ha sido mi año favorito en cuanto a esto. Me gustó ver la gala porque como todos los años, me gusta ver los premiados, pero los presentadores se me hicieron un poquito pesados, lentos, con un humor de hace dos décadas o más… Pero sobre todo, para mí el tema del humor no es importante. Para mí, siendo la gran fiesta del cine español me gustaría que la gala la presente gente que es famosa principalmente por el cine. Aunque no sean graciosos. No es necesario que lo sean. La gala puede tener un tono más solemne y menos ligero y no pasaría nada.

    Sevilla: La idea fue buena. Pero yo no repetiría Sevilla sino que iría rotando por el territorio. Así se fomenta la idea de que el cine español es el de todos y además, cada vez que le toque a una ciudad, sus gentes tendrán un extra de ilusión. Si repite Sevilla, el año que viene la ilusión que se veía en los nominados e invitados andaluces, pasará a tornarse en costumbre.

    Intro: Se me hizo larga, poco divertida y con un final bastante anticlimático. No sé si es necesario el vídeo introductorio o no. Si se deja, creo que sería mejor hacerlo más corto e invertir el presupuesto en guion y caras, en vez de unos efectos que no aportaban absolutamente nada. La gente ve los Goya para ver al famoseo. Si quieren ver una peli buena estoy seguro que encuentran algo mucho mejor zapeando.

    Menos es más: En general, totalmente de acuerdo con la premisa. Hay que simplificar (que no acortar).

    Las actuaciones musicales: Si no son muchas, pueden estar bien, pero tampoco son necesarias. No creo que haya que hacer una norma de esto. Creo que cada gala debe tener su “leit motiv” y la música puede ser uno tan válido como cualquier otro. En todo caso, si se tocan las canciones nominadas, creo que siempre es preferible que las interpreten quienes lo hicieron para la película.

    Vídeo: Completamente de acuerdo. No es necesario, pero creo que siempre es bonito ver el trabajo que se está juzgando. Es cierto que al final lo que se debe juzgar no es el proceso o su dificultad, sino si el resultado en la película es bueno o no, pero creo esos vídeos que muestren el proceso (actores ensayando, decorados montándose, diseños de vestuario, creación de sonidos…) pueden ser muy didácticos e interesantes, aunque duren solo 2 segundos. Recuerdo un año que me quedé fascinado en los Oscar al ver el vídeo de “sound editing”… era como “¡Wow! ¿Esto lo han hecho así?”.

    Interacción con los asistentes: Totalmente de acuerdo, esto siempre se agradece. Pero por favor, que varias personas revisen varias veces la parte del guion dirigida a Penélope Cruz, que año tras año le hacen pasar vergüenza ajena. Que le escriban algo con lo que realmente se pueda reir y que no tenga que estar manteniendo una cara de poker sin saber bien cómo debería reaccionar. No soy fan, pero cada año en ese momento me pongo muy de su parte.

    Solo un agradecimiento: Este es mi “no” más rotundo. La gala es una entrega de premios del cine español. Si no se televisa, si no los ve nadie, debe seguir existiendo. Pero si conseguimos que la gente los vea, pero a cambio quitamos atención a los premiados… ¿Qué son los Goya? ¿Un programa de televisión? Yo creo que alguien que lleva trabajando años y se decide que su trabajo es el mejor del año merece al menos un par de minutos de atención en una gala en la que su discurso y su aceptación del premio es la misma razón de ser de dicha gala. Quien se aburre que zapee, pero los ganadores deben poder hablar. Es más, mi propuesta es al revés: El tiempo que se da para cada discurso debería multiplicarse por el número de ganadores, para que todos tengan el mismo tiempo de verdad. Si un premio unipersonal toca a 2 minutos (pongamos), uno que se entrega a 3 personas debería tocar a 2 minutos para cada uno de ellos, es decir, a 6 minutos. Al que le parezca que hay premios que son menos importantes, que pruebe a imaginarse su peli favorita sin técnicos de sonido, sin maquilladores, sin decorados, sin vestuario y sin montar (con las imágenes tal cual salen de la cámara) y que me diga después que sigue siendo su peli favorita.

    Agradecimientos que sobran: No tengo una opinión sobre esto. Me la impresión de que estos premios se dan por amaradería, en plan “como todos los países lo hacen, nosotros tenemos que hacerlo”. En todo caso, si se siguen dando (bien sea durante la gala o como se sugiere en el artículo), no me gusta el tema de que los países elijan las pelis que los representan. Esto fuerza a que los creadores solo puedan ser premiados si están en buena sintonía con las instituciones de su país que forman el comité de selección. Y además, potencialmente baja la calidad de las pelis nominadas, ya que un país puede tener varias de las mejores pelis en el mismo año.

    El cine que viene: Puede ser una buena manera de atraer espectadores, pero por otra parte siempre que se ha hecho me ha parecido un poco injusto. Suele meterse en estos “anuncios” las pelis que en principio van a funcionar… ¿No sería más lógico y justo que se pusiese el foco en aquellas pelis que necesitan más un empujón? El propio tema de decidir que pelis publicitar y cuáles no es un poco complicado. Este año, por ejemplo, se habría hablado de la de Almodóvar, Sorogoyen o Coixet, pero estoy seguro que a la de Lluís Miñarro le vendría mucho mejor un empujón publicitario en horario de máxima audiencia.

    Huecos en el público: Este tema es complicado, ya que no puedes exigirle a un invitado que no se mueva. Y tampoco me parece ético gastar pasta en hacer como los Oscar y tener gente contratada que ocupa los huecos libres. Creo que esto es algo que se debe resolver a nivel de realización televisiva, eligiendo planos y encuadres que maquillen estos huecos.

    Presentadores de los premios: Mi principal queja es que no metan gente “más grande”. Un actor famoso por un par de series de televisión no cuenta. Estamos hablando de los premios del cine. Creo que los premios deberían darlos gente con una carrera cinematográfica incontestable. Si los presentadores son buenos, no hace falta que los presentadores de los premios hagan mucho más que leer.

    Agilidad desde a realización: De acuerdo al 100%.

    In memoriam: Totalmente de acuerdo en todo. O se hace algo de buen gusto o se elimina.

    Una propuesta que tengo sería aplicar el mismo criterio que utilizan durante las nominaciones de los Globos de Oro o los Oscar, en los que se hace una primera tanda que solo interesa a los que somos frikis del cine y luego se hace una segunda parte pensando en el público general. Mi propuesta consistiría en que la gala pueda ser vista desde un principio por internet y se ponga todo aquello que parece aburrir a la mayor parte del público (in memoriam, premios a los cortos, documentales, animación, sonido, vestuario…) y luego ya conectar en la tele para el gran público dando los 10 o 12 premios que más espera la gente. Para los que nos gusta el cine, la propia tensión de esperar a ver quién es el ganador, nos resulta suficiente para entretenernos (al menos ese es mi caso) y para el resto de la gente, aunque estos premios y momentos fuesen más entretenidos, tampoco les interesarían.

    Otra propuesta que tengo es, en lugar de dedicar tiempo a las pelis que vendrán, dedicárselo a las del año que se está celebrando pero que no llegaron hasta allí. Obviamente, como comentaba en el otro caso, la selección de estas podría ser un poco injusta, pero podría utilizarse para maquillar determinadas ausencias. Este año las redes ardieron con la ausencia de Vermut en película y director, de Lennie por cada una de las 4 pelis por las que era candidata, de Alexandra Jiménez… y otros muchos nombres cuya ausencia no “chocó”, pero que se consideraban buenos trabajos. Un pequeño montaje de vídeo en reconocimiento de todo el año podría ser bueno, para recordar que “son todos los que están, pero no están todos los que son”. De hecho, si hay que poner un montaje de vídeo al principio de la gala, este me gustaría más, en plan “este año ha habido muchas pelis y trabajos maravillosos, mirad… pero ahora hablaremos de las pocas que la Academia ha podido elegir para sus premios, aunque muchas otras podían merecer igualmente estar aquí”.

  4. – El número de nominados: si se pretende visibilizar el cine español ya debería estar la academia organizando actos, programas y otras cosas por las que se supone que se les paga…en ningún caso ampliando el número de nominados. Abarata todo el conjunto y es un caos, los Cesar son un desastre también y tampoco son ningún ejemplo.

    – Las distribuidoras arriesgan su dinero para traer a España pelis que de otra forma no vendrían por aquí. Así que de momento ya están haciendo más por el cine que el 90 por ciento de los que están sentados ahí, algunos de los cuales ni siquiera pagan sus impuestos en el país.

    – Si quieren recortar tiempo es bien sencillo: que quiten las categorías revelación. Si los oscar con una industria masiva no las tienen no sé qué pintan aquí. Solo sirven para crear juguetes rotos.

    – Las categorías técnicas merecen incluso más tiempo, trabajan de forma precaria para que la diva de turno se luzca. Al que no le guste, que haga zapping ese ratillo.

    – Por último hay más vida allá de los “humoristas”. Ya sé que estamos en España y la clase brilla por su ausencia, pero hay otras disciplinas como la danza, el circo, el teatro y la música que podrían hacer unos números estupendos…poner en barbecho a los graciosos de la tele un tiempo sería un soplo de aire fresco. Incluso la gala del porno en las Vegas es más creativa que los Goya.

  5. Buen repaso.

    Buenafuente-Abril no me gustaron pero tampoco me molestaron. El vídeo de inicio me sobra siempre, aquí y en los Oscar. Prefiero montajes de pelis. Hablando de montajes, por fin los de los actores enseñan algo de su trabajo.

    Lo de 5 candidatos por categoría sería histórico. Aún me acuerdo de los 90 cuando sólo había tres y se quedaba fuera todo dios.

  6. A mí no me gustó el guión y tampoco me convenció el papel de los presentadores pero es algo personal.

    Aikugur, coincido en todo lo que has puesto menos en lo de los agradecimientos. Para los premiados de categorías técnicas el verdadero reconocimiento es el premio en sí y si me apuras un fragmento de su trabajo, pero no comprendo el afán de protagonismo de muchos y esa necesidad de extenderse. Todos somos profesionales del medio y tenemos que tener una conciencia de espectáculo y pensar en el público. A todos nos interesa que la gala sea lo más visible posible y dar gracias a su madre y perro del vecino no ayuda.

  7. “Al que no le guste, que haga zapping ese ratillo”. Mentalidad típica de la gente del cine. YO, YO y después YO. ¿Podemos pensar por una vez en el público y no en nuestro ombligo?
    A todos nos interesa que esto lo vea el máximo de gente posible, así que lo de “al que no le guste que haga zapping” no me vale. El reconocimiento está en el premio, no en subir al escenario a lucirte.

  8. Aliamar, creo que tienes razón en parte. Pero creo que el mismo interés tiene que los de sonido se acuerden de su perro que el que lo haga sea Antonio de la Torre. Igual de pesado y fuera de lugar es uno que otros.

    Respecto a la propuesta de Carlos de eliminar las categorías revelación (e imagino que por la misma razón la de dirección novel) no sé si estoy a favor o en contra. Es que me parece que es de las pocas categorías que no están monopolizadas. Este año había 8-10 actrices con críticas parecidas y podíamos equivocarnos al predecir a Bárbara Lennie o a Alexandra Jiménez, pero con críticas similares e incluso más sólidas que alguna de las candidatas también estaba por ejemplo Ingrid García-Jonsson. Pero al no ser “del club” y tampoco serlo su directora, nadie nos atrevimos a predecirla. Con la categoría revelación se asegura que estos actores con menos visibilidad tengan al menos una vez en la vida una oportunidad de brillar.

    Es verdad que ahora mismo parece que a veces se reserva la categoría revelación para el “cine indie” y se dejan las categorías generales para cintas más comerciales. Quizá la eliminación de revelación equilibraría la balanza y habría nominaciones más sorprendentes (y merecidas) en las categorías principales, pero yo no lo veo.

  9. Sobre los agradecimientos, a mí me gusta ver los de los técnicos, la verdad. Y no hay más que ver la reacción bastante negativa de este año en Los Oscar cuando anunciaron que sacarán de la emisión y llevarán a los anuncios algunas categorías. Hace unos años quisieron hacerlo aquí con los cortos y hubo una opinión negativa y los dejaron. También me parece bien que tengan igual espacio y libertad los distribuidores. Este año era imposible, pero otros años han venido los premiados y está muy bien.

    De quitar algo, lo obvio es revelación, sobre todo los actores, siempre con unos criterios discutibles.

    Por cierto, una vez más el discurso de Eva Llorach fue de lo peor. Gan actriz horrible “agradecedora”.

  10. Gracias a Dior teaser!! Solo leo loas hacia el discurso de Llorach, que me pareció un espanto (aunque no peor al de De la Torre).

    No sería ético eliminar los discursos de los técnicos, pero sí creo que urge tomar medidas si se alargan. E insisto en lo de un solo agradecimiento.

    Yo me declaro a favor de revelación (de hecho es de mis preferidas). Pero deberían revisar la categoría para llegar a un punto intermedio entre lo de Javier Pereira hace unos años y el hecho de que Javier Rey no haya podido optar este año.

  11. Ayer en la cena de nominados a los Oscar les han dicho muy seriamente que tendrán 90 segundos. Y que si se entretienen por el patio de butacas saludando, les contarán en contra.

  12. Lo de revelación podría ser o estudiar caso por caso (tan fácil como hacer un informe con el tiempo de duración y peso en la trama de los personajes de la película con las que se ha presentado previamente) o poner un límite de 3 candidaturas por actor y con un periodo de tiempo por ejemplo si has presentado en 2018, hasta 2023 tienes otras 2 oportunidades más.

  13. -Lo que apuntas teaser sobre los Oscar me parece estupendo, es un programa televisivo y no hay que resultar pesados y ya que se dedican al espectáculo que mejoren lo que dicen en su momento de gloria, así, el discurso de Llorach y De la Torre, francamente mejorables.
    -El número de nominados se debería aumentar a 5 en todas las categorías, excepto en Película de Animación que deberían ser tres, que realmente tenga algo de valor estar nominado a Peli animada.
    -No hay en Madrid un lugar mejor que el Hotel??? El pabellón de Deportes de la Comunidad es la mejor opción
    -El cine español tiene Estrellas Absolutas vivas que apenas entregan premios, se les debería invitar con insistencia, igual que a estrellas internacionales que tienen contacto y conexión con nuestro cine o nuestra cultura, tipo Darín, Iñárritu, Del Toro.
    -Me pareció un puntazo la entrega de Máxim Huerta el mejor corto, idea genial, un puntazo. También podrían entregar premios grandes figuras españolas de la literatura, la pintura, el periodismo, el deporte, al menos uno o dos premios de cada gala. Sería un puntazo que RAFA NADAL, por sorpresa diera el premio a la Mejor Película, un bombazo y si es por Calendario el Open de Australia ya está acabado y no compite hasta semanas después. No digo que se abuse ni mucho menos de figuras externas, pero una o dos cada edición le da más resonancia.
    -Felipe y Letizia deberían dar el paso, ser valientes y venir a la GALA

  14. Me ha parecido un artículo excelente, lleno de buenas ideas de las que la Academia puede tomar caso en muchos casos. Desde luego para empezar hay que evitar volver a ese hotel de Barajas, en el que el escenario enano limitaba mucho las posibilidades de la gala.

    Creo que el nivel de los entregadores de premios es mejorable (en serio, ¿no hay mejor opción para un premio de interpretación como actor de reparto que Belén López?) y que la mayor presencia de estrellas de nuestro cine, que las hay, da lustre a los Goya y repercute inevitablemente en la audiencia. Me pareció maravillosa la entrada de Almodóvar con 3 de sus mujeres al borde de un ataque de nervios, y el hecho de que revivieran algunos de los inolvidables diálogos de la película. Sería bueno seguir en esa línea e introducir homenajes a películas clásicas de nuestro cine. También de acuerdo con que es buena ocasión para que haya alguna promoción de las películas que nos vienen. ¿Para qué ponen a Karra Elejalde y Eduard Fernández a entregar un premio juntos si no hay ninguna referencia a que son los próximos Unamuno y Millán Astray en la nueva cinta de Amenábar?

  15. Algo a eliminar urgentemente es el discurso de los presidentes porque en 33 años solo recuerdo dos que hayan traspasado el corporativismo y hayan dirigido a todos los ciudadanos: el de Marisa Paredes en 2003 con el No A LA GUERRA y el de Alex de la Iglesia en 2010 que hablando de cine e internet supo hacer una reflexión general que iba mucho más allá. El resto son discurso anodinos y nada interesantes que cortale ritmo de una ceremonia que se alarga y salen tunas y batucadas. La gente quiere terminar cuanto antes: los espectadores para irse a la cama y los invitados para irse a las fiestas a beber y a hacer cola en los baños.

  16. Nacho, el sábado pasado salió un artículo acusando a Letizia y el príncipe de no ir a los goya. Por lo visto sus asesores no les dejan para ahorrarse los inevitables insultos. A modo de cotilleo también dice que Leticia y Carlos Vermut son íntimos…También tengo curiosidad por quienes consideras tú estrellas absolutas…

  17. Estrellas absolutas del cine español son:
    Bardem, Penélope, Maura, Victoria Abril, Concha Velasco, Sacristán, Carlos Saura, Amenábar, Almodóvar, Juan Diego.

  18. Y por cierto, qué insultos recibirían los Reyes??? No creo que sea por los invitados a la ceremonia, serían de los ‘hater’ del cine español y la derecha suele cortarse en el tema de insultar al Rey.
    Vermut debería dejar en manos de la Corona su participación en festivales europeos de Categoría A.
    Casa Real podría llamar a T. Fremaux

  19. Leticia ha estado en rodajes de Vermut, de Rodrigo Cortes, al cual sigue . En el de Penelopede la Reina de España con ésta tiene relación
    No pueden arriesgarse a una Gala de los Goya en prime time, lo sabéis..
    Pueden ir a unos premios de fútbol, de música
    Letizia fue a la Seminci, tiene que ir a San Sebastián,
    Dejarse ver en algún estreno. Por ejemplo el próximo de Almodovar
    Para la Gala de los Goya tiene que pasar más tiempo

  20. Por insultos ellos ponen literalmente que digan “Salud y república” o cosas así. Aunque supongo que temen mayores barbaridades, especialmente de gente de perfil más bajo. Puedes leer el articulo, no sé si estará online pero salió el sábado pasado en El Mundo.

  21. Hola, Óscar.

    Trabajo en la industria y te leo desde hace tiempo. Permíteme comentar tus sugerencias para los Premios Goya y la gala.

    AMPLIAR A 5 NOMINADAS. Estoy totalmente de acuerdo. Aunque ya sabes que se hace en determinadas categorías (Película, Cortometrajes) no entiendo por qué la Academia sigue sin dar este paso que, además de parecer más profesional, evitaría olvidos injustos y generaría nuevas oportunidades para todos los profesionales del cine español. Dicen que es por el sistema de votación (2 nominados por gremio, 2 nominados por especialidad si mal no recuerdo) pero ya vemos que en Película y Cortos no es así. Esa respuesta ya carece de sentido. 7 me parece un descaro, 5 es más redondo.

    SILVIA ABRIL Y BUENAFUENTE. Sí, pero con mejor guion y ritmo.

    SEVILLA. No. Madrid, pero otro espacio. El Teatro Real es el mejor espacio, dota de glamour y serenidad a la ceremonia.

    INTRO. Sí. Pero buena. La de este año dejó mucho que desear. Muy básica. La clásica historia de maestro de ceremonias que, o no quiere presentar, o la caga.

    MENOS ES MÁS. Totalmente de acuerdo. De hecho la gala debería empezar antes. ¿Por qué no empezar a las ocho de la tarde?

    DON’T STOP THE MUSIC. Lo de Rosalía no tiene nombre. Calidad aparte (Que la tiene), no pinta nada allí. El medley de las canciones nominadas tiene más sentido, pero hubiese estado bien que los intérpretes nominados hubiesen estado sobre el escenario. La 1 manda y hay que vender a Amaia.

    VÍDEOS. Horribles, en su mayoría. Esa voz horrible del narrador (¿Dónde está el sentido de la emoción, de la fluidez, del ritmo?) se pisa con momentos clave de las interpretaciones de los actores nominados (En el caso de los intérpretes). En las otras categorías, es necesario ver fragmentos del montador montando, del escritor escribiendo (O páginas del guion), del vestuario cosiéndose o los bocetos, del maquillaje, de la música… Es la oportunidad para enseñar al público español CÓMO SE HACEN LAS PELÍCULAS en vez de poner clip tras clip sin sentido.

    INTERACCIÓN CON LOS ASISTENTES. Depende… Dani Rovira lo hizo fatal. Aún recuerdo los tacones delante de María León y Toni Acosta… O las palabras con Yolanda Ramos y Macarena Gómez. No siempre es garantía de entretenimiento. Un buen guion y buen ritmo son mejores opciones.

    SOLO UN AGRADECIMIENTO. Lo siento, Óscar, pero no te entiendo. Esto es injusto. Se debe pedir siempre brevedad, pero limitar a una persona el agradecimiento es algo bellaco. Es SU MOMENTO. Es la tele pública. No debería importar eso. Lo de “categorías poco morbosas” dice mucho de tu ética sobre este asunto.

    AGRADECIMIENTOS QUE SOBRAN. No. Hay que premiar las películas extranjeras. En todo caso estaría bien crear una nueva categoría, Mejor Película Extranjera. Ahora mismo sólo está representada Europa e Iberoamérica. Es un apoyo a las industrias de esos países y genera interés y beneficio a la hora de buscar ayudas, etc.

    PROMOCIÓN DEL CINE QUE VIENE. Estoy de acuerdo. Hay que verbalizarlo. No basta con poner a Almodóvar y tres actrices. Hay que decir “Pedro Almodóvar, que este año estrena “DOLOR Y GLORIA”. Y vender la marca Goya. “El ganador de un Goya…”, “La ganadora de dos Goyas…” serían buenas presentaciones para los presentadores cuando aparezcan en el escenario.

    GENTE DEL PÚBLICO QUE VIENE Y BAH. Totalmente de acuerdo. La gente en los pasillos y las butacas vacías generan muy mala imagen. Después hay cosas inevitables, como Encarna Sánchez (Madre de Penélope Cruz) bostezando.

    EXTRAÑAS PAREJAS. Esta es una cuestión que depende de los representantes, que llaman a la Academia para meter a actores PORQUE SÍ. “Si quieres a tal actor presentando, tienes que meter a estas dos actrices”. Lo de que el ganador del sexo diferente presente la categoría de interpretación debería ser obligatorio. Genera tradición y no habría problema de fama porque… ¡Son actores! Lo mismo con las de dirección, aunque en este caso sí puede haber directores que estén nominados consecutivamente.

    AGILIDAD DESDE LA REALIZACIÓN. Esto es básico, de primero de carrera.

    IN MEMORIAM. Este año fue horrible. Esos planos por tal de sacar al James Rhodes de los huevos hicieron que muchos nombres no se leyesen adecuadamente. Las imágenes también… Horribles. ¿Tanto trabajo cuesta buscar imágenes, fotogramas, vídeos de sus películas?

    Y, ahora, Óscar, mi consejo es que en twitter no escribas de esa manera tan descarada cuando tienes una queja, que etiquetas a los involucrados, como si pensaras ingenuamente que te van a responder.

    La web está muy bien en cuanto a contenidos, pero el diseño y la publicidad son horribles. Muchas veces dan ganas de salir.

    UN ABRAZO.

  22. F.M. gracias por tu comentario!

    Sobre el punto discordante respecto a los agradecimientos, no acabo de entender tanta susceptibilidad. Que hay categorías menos morbosas -que no inferiores- es una evidencia incuestionable, como mínimo desde el punto de vista de espectáculo televisivo. Como han dicho en un comentario, el cine español necesita que la gala sea lo más vista posible. Pensemos en el público, que de autocomplacencia vamos sobrados.

    Respecto a twitter, no suelo etiquetar a los aludidos en comentarios críticos, quizá te confundes con la cuenta del blog. O quizá te refieres a un comentario reciente sobre Antonio de la Torre, que es cierto que ha sonado más duro de lo que yo pretendía.

  23. La interacción con nominados te puede salír bien, por ejemplo Dani Rovira lo hizo muy bien con Javier Gutiérrez, con Antonio Banderas y con Penelope Cruz y el chiste rodado del open Kadet
    Con Macarena Gómez y Yolanda Ramos no le salió.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.