Pese a dar la razón a Terry Gilliam en una anterior instancia en su contencioso con el productor portugués Paulo Branco por los derechos de la película El hombre que mató a Don Quijote, la justicia francesa falló el pasado viernes a favor de este último tras su apelación.

Por tanto, según el Tribunal de Apelación de París, se ratifica la decisión judicial previa de mayo de 2017 que señalaba que el contrato entre Alfama Films -la productora de Branco- y Gilliam permanece en vigor y por tanto los derechos de explotación en todo el mundo -a excepción de España, donde la coproductora española Tornasol tiene los derechos- corresponden al portugués.

El fallo obliga a Gilliam a abonar los 10.000 euros de gastos de apelación. Además, Branco ha anunciado demandas por daños y perjuicios, así como intereses. Recordemos que la cinta fue exhibida en la pasada edición Cannes, según el productor de forma “totalmente errónea”.

El hombre que mató a Don Quijote se estrenó en salas de nuestro país hace 3 semanas, convirtiéndose en un rotundo fiasco de taquilla al acumular hasta la fecha unos pobres 152.000 euros, sin haber logrado en ningún momento colocarse entre las diez más vistas.

Esta es una nueva muesca de un periplo de infortunios y contratiempos desde que hace casi 20 años se iniciara el proyecto.

Óscar TAUncategorizedEl hombre que mató a Don Quijote,Terry Gilliam
Pese a dar la razón a Terry Gilliam en una anterior instancia en su contencioso con el productor portugués Paulo Branco por los derechos de la película El hombre que mató a Don Quijote, la justicia francesa falló el pasado viernes a favor de este último tras su apelación. Por...