Manuela Moreno

La directora murciana Manuela Burló Moreno ha presentado este fin de semana ‘Rumbos’, su segundo largometraje tras el estreno hace un año de ‘Cómo sobrevivir a una despedida’.

‘Rumbos’ es una tragicomedia de historias cruzadas que suceden en una mágica noche en la Ciudad Condal a través de 6 vehículos. La película fue recibida con aplausos en la pasada edición del Festival de Málaga y cuenta con uno de los elencos más impresionantes del cine español reciente, con nombres como Carmen Machi, Pilar López de Ayala, Ernesto Alterio, Karra Elejalde, Miki Esparbé, Nora Navas y Emilio Palacios, entre otros.

Os dejamos con nuestra entrevista a Manuela Burló Moreno:

Se ha comentado que “Cómo sobrevivir a una despedida” fue un encargo y “Rumbos” tu proyecto más personal, ¿es así?

“Rumbos” se asocia más al universo de mis cortos. Mi idea era debutar con “Rumbos” pero luego se cruzó este encargo, “Como sobrevivir a una despedida”, y lo frené. “Rumbos” es un proyecto completamente personal, digamos que la otra película me vino con un guión y yo, dentro de este guión, lo traté de llevar a mi terreno. La gente que me haya podido seguir en cortos como “Pipas” o “Camas” verá que “Rumbos” se asemeja más a mi universo.

Muchos nos quedamos con ganas de saber más sobre, por ejemplo, el personaje de Pilar López de Ayala. La propia Pilar nos comentó en Málaga que esas ganas de más es algo positivo del filme, ¿tuviste esa misma sensación como autora?

Tenía claro que fuera Pilar la que arrancara y cerrara la película. Me gustan las películas con finales que no sean completamente cerrados, que inviten al espectador a imaginar lo que ocurrirá después. Ahí de repente, en la película, hay un cruce de miradas planteándonos el hecho de no saber nunca dónde vas a encontrar el amor. Hay una frase muy grande que dice: “no hay mal que por bien no venga”, es decir, nunca sabes si lo peor que te puede pasar en la vida puede ser algo maravilloso. Hay momentos en la vida que te crees que se acaba el mundo y es todo lo contrario.

Y hablando de Pilar, ¿qué destacas de su trabajo, además en un nuevo rol en su carrera?

Estoy encantadísima de haber trabajado con Pilar. He podido exponer la vis cómica que tanta gente desconocía de ella y que yo atisbé cuando vi “Besos para todos” de Jaime Chávarri, y sabía que podía sacar esa vis cómica pese a que el gran público la asocia más a papeles dramáticos como el de “Juana la Loca”. Pilar, además de ser una persona adorable es un todoterreno, te hace lo que quieres y siempre con la delicadeza y el respeto, y sobre todo mucha confianza.
Con respecto a esto hay que tener en cuenta que he tenido un elenco de actores de primera línea y se enfrentaban a una directora prácticamente “anónima”. Entonces la clave era que confiaran en mí, se dejaran un poco “manipular” para conseguir el tono de la película que yo quería, y se han dejado. Por un lado, no les dejo improvisar y por otro estoy muy pendiente de la dirección de los actores. Debo conseguir que todos los actores estén en el mismo tono, ya que las historias se rodaban por separado, en distintos días. Para mí era fundamental que todos tuvieran la misma esencia, la misma naturalidad… Es necesario mimar al actor y sacar lo mejor de él.

¿Cómo fue el trabajo de dosificación de tramas?

Al ser historias cruzadas, el primer planteamiento eran encadenados y un personaje te lleva a otro y el otro al otro, y así sucesivamente hasta que acabo presentando las seis historias. Así que el trabajo consistía en encadenar las historias y luego cruzarlas. En cuanto a la dosificación, eso fue lo más complicado porque era la clave para que la película no bajara el ritmo y es aquí donde tuve que hacer un trabajo más laborioso: segmentar, elegir qué duración tendría cada escena.

¿Cuál ha sido la escena más complicada a la hora de rodar?

Las escenas del descapotable eran las más complicadas, ya que había problemas con el sonido, el universo “camera car” era mucho más complejo y laborioso.

¿Cómo viviste en la premier de Málaga la reacción espontánea del público cuando arrancó a aplaudir entusiasmado en una de las escenas cumbre de “Rumbos”?

Tanto ese aplauso espontáneo en mitad de la película y el hecho de que la gente estuviese 20 minutos de pie fue muy gratificante, un baño de masas en toda regla. Así que estoy muy contenta, porque al fin y al cabo yo hago películas para el público, para que pasen un buen rato, sin mayor pretensión que entretener. Si eso luego puede mover cosas y reflexionar sobre la vida y relaciones es simplemente genial. Pero ante todo quiero que nadie se aburra con mis películas.

¿Tienes algún episodio favorito?

Me gustan todas las historias pero sí destacaría momentos como aquel en el que Ernesto Alterio le recuerda a Rafa Ordorika que hay que olvidar lo que uno siente y recordar lo que uno merece. En ese momento hay un cambio en Rafa y toma una decisión. Es una frase muy necesaria para recordarnos que nos tenemos que hacer valer.

¿Puedes adelantarnos algo de tus futuros proyectos?

Estoy escribiendo mi siguiente largometraje que, si todo va bien, se llamará “Una relación ortopédica”.

¿Nos puedes recomendar una peli española reciente?

“El Rey tuerto”.

Autor: Gabriela Rubio

Óscar TAEntrevistasManuela Burló Moreno,Pilar López de Ayala,Rumbos
La directora murciana Manuela Burló Moreno ha presentado este fin de semana 'Rumbos', su segundo largometraje tras el estreno hace un año de 'Cómo sobrevivir a una despedida'. 'Rumbos' es una tragicomedia de historias cruzadas que suceden en una mágica noche en la Ciudad Condal a través de 6 vehículos....