La Noche del Ratón supone el debut en el largometraje de David R. Losada, que ha contado con un presupuesto ínfimo para narrar este thriller con sello autoral. Y comienza esta crítica así sobre todo para incidir en el apoyo popular que necesitan este tipo de películas…no cuentan con medios para publicitarla (salvo los festivales a los que se puede presentar, su verdadera carta de presentación de casi todos los cineastas) y salvo salas alternativas que pululan por las grandes urbes, difícilmente podrás encontrarte la proyección de una película como La noche del Ratón en una gran multisala o incluso en la mayor parte de los cines de Madrid. Y desde aquí reivindico el hecho de apoyar a cineastas que han sudado la gota gorda para sacar adelantes su proyecto y que a la hora de proyectarla en una sala, lo tienen muy difícil por su escasa difusión en los medios (que en este caso, por desgracia, es nula). La noche del ratón es un gran ejemplo de una producción que podrá carecer de un gran presupuesto, pero, desde luego, detrás de ella esconde momentos de buen cine que hacen atisbar una gran carrera profesional por delante (si le dejan en este país, claro).

Sandra ha madrugado, a pesar de las quejas de Álvaro (su novio), porque tiene una reunión de trabajo a la que irá con Jorge, un compañero de trabajo. El trayecto apunta ser apacible, pero las cosas pocas veces suceden como esperamos y en ocasiones la mitad del camino se convierte en el comienzo de una historia diferente. Sandra y Jorge nunca llegarán a la reunión.

Acudí al pase de La noche del ratón sin saber nada prácticamente nada de ella…y os recomiendo que así sea… así que si queréis ser sorprendidos, yo que vosotros, omitiría esta crítica y me dedicaría a echarla un vistazo…Bien, ya pasado el primer aviso, decir que La noche del ratón sorprende por el tono áspero de su concepto. No ofrece ningún tipo de concesión al espectador, y lo que en un principio puede parecer una especie de road movie con una atmosfera enrarecida (una pareja en crisis, un par de amantes, un viaje en coche de madrugada…) se convierte de pronto en un thriller angustioso donde el título tiene mucho que ver en su argumento. Un thriller en el que, afortunadamente, el director, arriesga en su idea de ser directo con lo que quiere contar, sin ofrecer ningún tipo de explicación a ese asedio en el que nuestro protagonista se las ve y las desea para salir con vida…ese desconocimiento resulta efectivo por que, no hace ningun tipo de falta una explicación a lo que esta pasando…pasa, y ya está. Y cuando el espectador piensa que la misma cinta puede tirar de ciertos tópicos (por momentos, varios, lo hace, tampoco nos engañemos), no te preocupes, que te van a dar un canto en los dientes (hay un punto de giro maravilloso que es arriesgado de narices).

En ese sentidos sus creadores saben manejar muy bien el tono seco y áspero de los buenos thrillers, y la tensión se consigue gracias a que en el film…todo puede pasar (una vez derrumbado uno de los soportes vitales del film). Aunque también veo en su desarrollo un cierto estancamiento en el ritmo al comprobar que el film sigue una línea de la que apenas va variando, repitiéndose la misma situación, y aunque era difícil de conseguir, desde luego, el ritmo se resiente, esperando el espectador a algún momento de conflicto en el que vaya variando el desarrollo…por desgracia no lo termina de conseguir, y por momentos sufre ciertos altibajos de interés en su narración, por mucho que la estupenda puesta en escena intente animar la función, y la omnipresente banda sonora pretenda crear la tensión necesaria, recalcando demasiado las imágenes y resultando un poco cargante por la excesiva utilización de la banda sonora (cuando el silencio, en muchas de sus escenas habría sido lo propio…y apenas existen estos momentos).

El guión maneja bien la atmósfera de ponernos en la piel del protagonista, aunque hay alguna que otra reacción en los personajes que resulta inverosímil o algo forzada, pero dentro de la tónica general funciona (por no hablar de ese estupendo final que no desvelaré). Los actores…estupendos, destacando especialmente a sus dos protagonistas, que son los que llevan la mayor parte del film sobre sus hombros, y desde luego, salen indemnes de semejante tarea (para nada fácil), pues los actores secundarios apenas tienen mayor trascendencia.

Así, La noche del ratón es un film que durante su mayor parte cumple su objetivo de ofrecer un thriller tenso con una atmosfera seca y angustiosa que funciona precisamente por los pequeños retazos en los que se arriesga, resultando ser del todo valiente. Desde luego, no es perfecta, y se notan ciertas limitaciones, pero el film consigue su propósito, dejando un buen poso, y creando un debate en torno al film (especialmente su brillante final) bastante interesante que en estos tiempos se agradece mucho. Esperemos que tenga mas medios para poder promocionarla y que puedan disfrutar de ella.

Nota El Blog de Cine Español: 5,5.

Manu Monteagudo

RedaccionCríticasCríticas,David R. Losada,La noche del ratón
La Noche del Ratón supone el debut en el largometraje de David R. Losada, que ha contado con un presupuesto ínfimo para narrar este thriller con sello autoral. Y comienza esta crítica así sobre todo para incidir en el apoyo popular que necesitan este tipo de películas…no cuentan con...