Aunque los grandes productores se rasgen las vestiduras, clamando que la fuerte reducción de las subvenciones, lo cual es cierto, provocará que se acabe con el cine español, lo cual no es cierto, la verdad es que se siguen...