No os engañaré si os digo que no me llamaba para nada la atención la aparición de un proyecto como Anacleto Agente Secreto, debido a que, primero, nunca he sido un seguidor de los tebeos, y, segundo, no me daba muy buena espina. Pero he aquí que un servidor visionó el primer avance del film, y lo cierto, es que se llevó una sorpresa al ver que prometía ser un film divertido, entretenido y muy ligero en la que sus creadores se lo iban a pasar en grande sin tomarse mucho en serio, por lo que mi interés por este largometraje cambió radicalmente. Además, contaba tras las cámaras con la dirección de Javier Ruiz Caldera, un cineasta al que siempre he apoyado fervientemente al conseguir mezclar a la perfección los esquemas de la comedia americana con un humor nacional sin que chirríe lo mas mínimo, tarea harto difícil (muchos lo han intentado y han fracasado en el intento). Spanish Movie (que es mejor de lo que se dijo), Promoción Fantasma (simpatiquísima) y 3 bodas de mas, han permitido a Javier Ruiz Calderas (cuyo cortometraje Treitum fue una carta de presentación fantástica) embarcarse en un proyecto más ambicioso como Anacleto Agente Secreto, y ha salido de tal tarea totalmente victorioso, pues estamos ante un film estupendo en todos los sentidos que entretiene y hace reír a partes iguales sin que baje la guardia en ni un solo instante.

Adolfo (Quim Gutierrez), un treintañero que trabaja de segurata, está pasando una mala racha. No sólo le deja su novia (Alexandra Jiménez) de toda la vida por ser un tipo sin ambición sino que, para colmo, se convierte en el objetivo de una serie de matones liderados por Vázquez (Carlos Areces), un peligroso criminal que acaba de escapar de la cárcel. ¿Pero qué ha hecho él para verse en semejante lío?¿Cómo es posible?

El mundo se le viene abajo cuando descubre que su padre (Imanol Arias) tiene una doble identidad. No es un payés dedicado a la producción de fuets en su adorable masía como él ha creído toda la vida, sino que es Anacleto, un agente secreto en horas bajas y el hombre que encerró a Vázquez hace treinta años. Adolfo tendrá que abandonar su zona de confort y colaborar con su padre, la persona con la que peor se entiende del mundo, para sobrevivir a la venganza de Vázquez y, de paso, entre tiroteos y persecuciones, intentar recuperar a su novia.

Lo mejor que puedo decir de Anacleto Agente Secreto es que es tan consciente de lo que es que, prácticamente, se le perdonan los defectos que ésta pueda tener (y que los tiene, desde luego). Su condición de entretenimiento sin más miramientos funciona tan bien que el espectador asume su visionado con una facilidad que se agradece sobremanera, sobre todo porque en una producción de este tipo, habría sido fácil caer en el error de ser un pasatiempo en la que los personajes te importen mas bien poco, pero, milagro, los personajes que aparecen en el film, son entrañables hasta decir basta, y tiene la difícil tarea de mezclar dos tonalidades distintas sin que chirríe lo mas mínimo (la vida de película de acción, casi a lo James Bond, de Anacleto con lo cotidiano del personaje de Adolfo). En ese sentido, la película consigue un equilibrio magnífico que era muy difícil solventar y que Javier Ruiz Caldera ha solucionado de la mejor de las formas, y esta es nunca tomándose demasiado en serio lo que nos está contando, y cuando lo hace (que es cuando mas chirría, aunque afortunadamente, es muy poco), por momentos funciona como homenaje al cine de espías. Lo dicho, un triunfo en cuanto a película comercial nacional se trata.

Y técnicamente el film luce de maravilla, destacando una impecable fotografía de Arnau Valls Colomer que sabe contrastar mediante la luz el mundo cotidiano de Adolfo (a través de grises…véase la primera discusión en el coche entre éste y su novia) con el colorido y saturado de Anacleto (ese desierto, esa granja…) y una puesta en escena de Javier Ruiz Caldera maravillosa, que sabe manejar los resortes del cine comercial como ninguno en este país ( y ya quisiera cualquier comedia de Judd Apatow acercarse al apartado visual de este Anacleto…), manejando la comedia de forma estupenda (que raya a muchos niveles de absurdo imaginables), la acción de forma clara (esplendida secuencia de acción en el garaje) e incluso se permite alguna salida de lo mas abrupta que el espectador no se esperará en absoluto (esa tortura que finaliza con…mejor me callo). Por no hablar de unos efectos visuales que son fantásticos y que se usan de la mejor manera posible y una banda sonora que acompaña estupendamente a sus escenas.

Pero es el reparto el que verdaderamente sale beneficiado, sin que desentone ninguno de sus actores y que consiguen que la experiencia del visionado de Anacleto Agente Secreto sea más satisfactoria: Quim Gutierrez perfila un personaje que puede hacerlo con los ojos cerrados (aunque sea un encasillamiento de papeles precedentes, al actor se le da de maravilla este tipo de personajes); Imanol Arias es el ROBA ESCENAS de la película, y se nota que se lo ha pasado como nadie en el rodaje (el cine le ha echado de menos, desde luego), y no descartaría una nominación al Goya ante una interpretación donde el actor, así de simple, arrasa con todos (se come a todos sus compañeros con patatas en todas y cada una de sus escenas); Berto Romero resulta harto simpático en su personaje (aunque tópico en su totalidad, pero muy perdonable también); Alexandra Jiménez quizá tenga el personaje mas desagradecido pero la actriz lo resuelve de forma estupenda (pues camina en una fina línea en la que el espectador la acoge con simpatía ante un personaje muy odioso…y eso no es nada fácil de conseguir); Carlos Areces está IMPECABLE como villano de la función (deberían darle mas personajes semejantes…pues se lo pasa como un enano); y la breve aparición de Rossy De Palma resulta descacharrante de lo divertida que es (y con un personaje en la trama importante, ojo).

Así, Anacleto Agente Secreto es uno de los productos comerciales a nivel nacional mas satisfactorios de los últimos años. No te engaña lo mas mínimo y es tan consciente de lo que es (un pasatiempo divertido), que, en ese sentido, es un triunfo. Por ahora, en lo que llevamos de año, no he visto un producto nacional tan recomendable como este, y que haya sido en una comedia de acción basada en un tebeo, no hace más que frotarme las manos para que el resto de adaptaciones que pueden estar por llegar, se pongan las pilas para igualar o superar a este Anacleto Agente Secreto. Por fin, podemos decir que una adaptación de unas viñetas al cine en nuestro país es recomendable hasta decir basta. Gracias Javier Ruiz Caldera por demostrar que en nuestro país se pueden hacer las cosas muy bien cuando se quiere…muchísimas gracias.

Nota El Blog de Cine Español: 7,5

Manu Monteagudo

RedaccionCríticasagente secreto,Anacleto,crítica,JAVIER RUIZ CALDERA
No os engañaré si os digo que no me llamaba para nada la atención la aparición de un proyecto como Anacleto Agente Secreto, debido a que, primero, nunca he sido un seguidor de los tebeos, y, segundo, no me daba muy buena espina. Pero he aquí que un servidor...