CRÍTICA PELÍCULA “AKELARRE”: UNA CAZA DE BRUJAS CON MÚLTIPLES LECTURAS – El Blog de Cine Español

CRÍTICA PELÍCULA “AKELARRE”: UNA CAZA DE BRUJAS CON MÚLTIPLES LECTURAS

Fiel a sus constates destacadas en anteriores obras como “Eva no duerme”, “Primera nieve” o su ópera prima “Salamandra”, Pablo Agüero, retoma su visión sobre la injusticia y los periodos históricos de cierta riqueza fatalista con personajes torturados y convertidos en víctimas. En este caso en la caza de brujas en el País Vasco durante el siglo XVII.  

Un grupo de niñas bailan alrededor de un fuego en mitad de la noche durante la luna llena. Este gesto es suficiente para que los enviados del Rey las apresen y acusen de brujería. Es el instante que aprovecha su director Pablo Agüero para contarnos la historia de un grupo de niñas encerradas en un micro infierno, alejadas de su familia y figuras que las protegían.  

Dentro de un expandido tono de drama rural y falsamente fantasioso el metraje de Akelarre se percibe cierto consentimiento a otros géneros como el fantástico o el misterio. Algo que perjudica en su resultado final pues deja a la obra de Agüero en un lugar difícil inclasificable sin desmerecer esos toques de originalidad y talento que salpican la obra.  

Si bien la mayor parte de su metraje transcurre entre celdas de castigo y rincones solitarios el dinamismo de Akelarre se pronuncia en esos momentos de libertad tóxica y espacios compartidos, véase la secuencia de la hoguera en el bosque, donde sus personajes dejan de transitar por lugares esperanzadores y se convierten en eso a lo que en teoría estaban predestinadas según las insufribles leyes existentes. Aquí sus actrices Amaia Aberasturi, Lorea Ibarra, Garazi Urkola, Elena Uriz e Irati Saez de Urabain, se hacen dueñas de los momentos más inolvidables de la cinta convertidas en iconos de una represión rural insonora.  

“Akelarre” funciona también en esos momentos de grupo en los que las actrices de este aquelarre componen una imagen de la mujer rural y su vulnerabilidad en territorios apartados de las grandes masas sociales. 

La película de director argentino Pablo Agüero contempla una oda a la injusticia y la herejía mal interpretada por las conductas sociales de antaño, más ancladas en el poder de la iglesia que en las propias necesidades vitales del género femenino. Todo esto la hace una película recomendable, bien filmada, de obligatorio visionado para mentes y miradas que desean encontrar en el presente esas respuestas que solo ofrece el pasado. 

Nota El Blog de Cine Español: 6.

Eduardo Parra

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *