Hoy hemos tenido el placer de charlar con uno de nuestros catedráticos del cine: Ventura Pons. El realizador de las Ramblas nos habla de su nueva película, ‘El virus del miedo’, cuyo estreno en cines se producirá el próximo 18 de septiembre. Se trata de la película número 27 de uno de nuestros autores más internacionales.

Su prolífica filmografía ha viajado por todo el mundo en certámenes como Cannes, siendo un habitual de la Berlinale. Con él hemos reflexionado sobre cuestiones como lo políticamente correcto, del peligro de las redes sociales o de la paranoia social. No os perdáis esta master class.

– Ventura, ‘El virus de la por’ nos propone un interesante dilema ético, ¿qué fue lo que más te sedujo de la historia?

Descubrí este texto hace tres años en una pequeña sala de teatro. Se trataba de una historia ya retratada anteriormente muchas veces, por ejemplo en ‘La calumnia’, ‘La Duda’ o ‘La caza’ (aunque esta es posterior a la obra). Todas ellas hablan de difamación, pero en este caso nos habla de cómo hemos construido una sociedad que en la hora y media que dura la película y de forma vírica, a través de distintos medios como el Facebook y la falta de privacidad, llega hasta donde llega con el protagonista. Me hice varias preguntas: ¿qué tipo de sociedad estamos creando? ¿es simplemente una sospecha la culpa? Eso me pareció muy interesante.
De pronto esta obra se está convirtiendo en un éxito mundial. Ha estado en Argentina 8 meses en cartel, estrenada en México con éxito, en Uruguay, en Miami, Alemania, diversos premios… Toca algo que te atrapa.

– Como dices, ‘El principio de Arquímedes’ es un enorme éxito, ¿qué crees que le ha aportado su traslado a la gran pantalla?

Han ocurrido cosas muy interesantes al sacarla de su plano general, que es el teatro. La verdad es que tras escribir el guión y toda la lucha, cuando verdaderamente me he enterado del valor de cada una de las cosas que pasan ha sido cuando he rodado la película y la he sacado de ese plano general.
La narración discontinua era otra cosa que me parecía muy interesante y algo que ya había utilizado antes. Al final lo importante es la historia que cuenta: si la historia es buena funcionará en cine. De hecho, va a tener un recorrido internacional.

– En ese sentido, ¿qué reacciones has recibido en Montreal tras la premier de ‘El virus de la por’ y cuál va a ser su proyección?

A la gente le ha impactado el tema de una sociedad que no verifica nada, del miedo paranoico a perder la seguridad. Son cosas que inquietan a todo el mundo. La gente también ha valorado que un texto de tal fuerza esté tan bien interpretado, ya que no está al alcance de cualquier actor.
La película va a tener una carrera importante. A los 5 minutos de enviarla a distintos sitios ya habíamos recibido reacciones.

– En el filme se presentan los medios informativos y las redes sociales como catalizadores de esta sociedad esquizofrénica.

Sí. Y cómo se nos han metido dentro del cuerpo.  Las redes sociales muestran su perversidad como propaganda de esas informaciones sin verificación posible, ¿pueden convertirse en letales? Ese es el tema de la película. No me gusta la sociedad que estamos construyendo y quería hablar de ello.
Hace días pasé la película a un amigo catedrático norteamericano muy conocido, que debe tener más o menos mi edad, y acabó llorando. Este hombre sufrió un problema enorme hace dos años en su universidad con un alumno que le denunció falsamente por acoso, y estuvo a punto de perder su trabajo. Ya sabes eso de “difama que algo queda”, ¿cómo se puede llegar a destruir la vida de las personas por culpa de las putas redes sociales?

– A nivel personal, ¿qué opinas de la sobreprotección hacia nuestros menores?

Toda sobreprotección es excesiva. Es evidente que cuando en la vida hay un problema hay que resolverlo, pero no hacerlo de donde no hay. Hay que aprender a vivir.
Hay un momento en el film en el que la directora del centro comenta que antes se hacían cosas hoy día inconcebibles con los niños: los llevaban a campamentos, se bañaban desnudos, etc, y no pasaba nada.
Luego hay un término que detesto, que es lo “políticamente correcto”. ¿Qué es políticamente correcto? ¿Lo que hacemos en Europa con los inmigrantes? ¿No éramos la Europa del bienestar y la acogida? Yo he estado en Damasco y pienso que mucha gente que está muriendo en pateras pueden ser gente que fue a ver mi cine y que yo conocí. Estas cosas que pasan impactan en las personas.

Ventura Pons con los actores de ‘El virus del miedo’

– Al contrario de anteriores adaptaciones como “Amic amar”, “Actrius” o “Morir o no”, en esta ocasión se ha respetado el reparto íntegro de la obra teatral, ¿a qué se ha debido esta decisión?

Esta es mi octava adaptación (aparte de que yo vengo del teatro) y siempre he cambiado los repartos y títulos. Escogía la gente que me parecía mejor y he tenido mucha suerte de contar con los números uno.
Yo suelo hacer con los actores “trabajo de mesa”. Voy con ellos a los personajes y hablamos de qué les pasa, porque una cosa es escribir un texto en una hoja en blanco y otra es escuchar cómo suena. Por ejemplo, en Caricies me senté durante tres horas con Montserrat Salvador y Julieta Serrano hablando de experiencias infantiles (brutales, te lo aseguro) que sirvieron mucho para los personajes. En este caso, yo vi que estos actores ya estaban bien y tenían interiorizados los personajes, y me apetecía saltarme mis propias normas de trabajo -que consisten cambiarlo todo-, así que decidí aprovechar su vivencia con los personajes. Aun así, he hecho algo de ese trabajo de mesa y he cambiado muchísimas cosas.

– ¿Cuál ha sido la mayor dificultad en ese trabajo actoral?

Ellos son excelentes actores, pero evidentemente vienen del teatro, por lo que he tenido que centrarme mucho en la técnica de cine, que algunos no la tenían. Ha sido un ejercicio muy interesante que no había hecho nunca y creo que el resultado es muy bueno.

– Parece evidente que el protagonista, Rubén de Eguia, puede tener una interesante proyección. ¿Lo veremos haciendo cine? ¿Crees posible una nominación a Goya Revelación?

Hombre, eso nunca se sabe, pero estamos ante un chaval joven, con presencia y capaz de sacar ese personaje tan complicado y tan brutal. En Montreal y otros lugares ha sorprendido muchísimo y siempre me preguntan por él. Llama la atención y yo creo que esta carta de presentación puede abrirle muchas puertas.

– La película juega con los tiempos, ¿qué has tratado de expresar con ese montaje? ¿ha sido uno de los más complicados de tu carrera?

A pesar de la discontinuidad narrativa quería que fuera muy fácil de entender y muy claro para el espectador. Realmente no ha sido de los más complicados (sí lo será el de mi próxima película). Todo estaba en el guión. La palabra que más utilizo en el rodaje es “montaje” y en el trabajo de montaje posterior suelo ser muy rápido.

– ¿Qué nos puedes contar de tu próximo proyecto?

Es una película que rodaré en un 60% con actrices inglesas. Por cierto, contactamos con una actriz inglesa muy conocida (no te voy a dar el nombre, jajaja), y anteayer me quedé muy asombrado cuando su agente nos respondió diciendo que esta actriz había llamado a Juliet Stevenson -grandísima actriz y protagonista de Food of love, mi otra película en inglés- y ésta le había dicho: “no lo dudes y ponte en manos de Ventura, es uno de los mejores directores de actores que he encontrado”.
Y esto es todo lo que te puedo adelantar sobre este proyecto jajaja. Yo soy un hiper activo compulsivo, ¡si vieras cómo tengo los cajones (es decir, el ordenador) de casa!

– De hecho se te conoce como uno de nuestros autores más prolíficos, ¿cómo sobrevive “Els Films de la Rambla, S.A.” estos tiempos de crisis?

He rodado 27 películas que han estado en todo el mundo. No paro de viajar a certámenes, a conferencias, a Universidades. Se han hecho tesis sobre mi obra y se han escrito libros. Por lo tanto, yo me considero un afortunado.
Hemos celebrado 30 años desde que se inauguró la productora. Yo soy un tío muy independiente y al igual que muchos realizadores en la historia del cine, decidí crear mi propia empresa que me permitiera tener esa libertad. En cuanto a la crisis, yo no suelo creerme lo que nos dicen, ni cuando nos decían que estábamos bien ni ahora.

– Muchas gracias Ventura.

– Gracias a ti. Por cierto, enhorabuena por vuestra web

– Gracias, tal como está el panorama del cine español…

– No te creas que no me preocupa. Parece que el cine español hoy consiste en buscar cuatro caras guapas de televisión y hacer una película…

Óscar TAEntrevistasEl virus del miedo,Ventura Pons
Hoy hemos tenido el placer de charlar con uno de nuestros catedráticos del cine: Ventura Pons. El realizador de las Ramblas nos habla de su nueva película, 'El virus del miedo', cuyo estreno en cines se producirá el próximo 18 de septiembre. Se trata de la película número 27...