Uno de los documentales españoles que se podrá ver en la Seminci será “El silencio de los otros“, de Almudena Carracedo y Robert Bahar, galardonados con un premio Emmy por su anterior documental ‘Made in L.A.’, una producción de El Deseo, que ha sido filmada a lo largo de 6 años, con un estilo de cine directo e intimista. El documental acompaña a supervivientes del régimen a medida que organizan la denominada ‘Querella Argentina’ y confrontan un ‘pacto del olvido’ sobre los crímenes que padecieron.

El palmarés de este trabajo es envidiable y tras ganar el Premio del Público en la sección Panorama de la pasada Berlinale, y el Premio de Cine por la Paz de la Berlinale, consiguió el Gran Premio del Jurado en el Sheffield Doc/Fest y el Premio a la Mejor Película Extranjera de No Ficción en el Traverse City Film Festival, el festival de Michael Moore. La película ha conseguido, además, la Mención Especial del Jurado en el Festival Internacional de Derechos Humanos de Ginebra, se ha posicionado en el Top 10 de las favoritas de la audiencia del Hot Docs (el festival documental más grande de Norteamérica) y ha participado en numerosos festivales internacionales como el Festival Internacional de Cine de Moscú, Los Angeles Film Festival, Hamptons Film Festival, Millenium Docs Against Gravity Film Festival, Transilvania International Film Festival, Oslo Pix, Human Rights Watch Film Festival (New York), AFI Docs (Washington DC), Durban International Film Festival y Dokufest Kosovo, continuando su carrera en festivales de prestigio en el otoño. ‘El Silencio de Otros’ ha sido seleccionado como una de las 15 películas que compiten por la nominación a Mejor Documental en los Premios de Cine Europeos.

Estreno en cines el próximo 16 de noviembre de la mano de BTeam Pictures.

¿De qué va?

Documental sobre la búsqueda de justicia de algunos de los crímenes de la dictadura franquista. José Galantes no puede ni quiere aceptar que su torturador vive a pocos metros de él, sin castigo. María Martín lucha para asegurarse de que los huesos de su padre sean exhumados de una fosa común y enterrados junto a los restos de su madre. La ley de amnistía aprobada por una gran mayoría en el parlamento español en 1977 no solo garantizaba la liberación de todos los presos políticos: también prohibía el enjuiciamiento de cualquiera de los crímenes cometidos por la dictadura de Franco. Por esta razón, muchas atrocidades permanecen sin resolver hasta el día de hoy. Durante un período de 6 años, los realizadores hablaron a las víctimas, familiares y abogados de derechos humanos sobre su larga lucha por obtener la admisión de culpa y la abolición de la ley de amnistía. Su película también describe cómo un movimiento que comenzó en la cocina de alguien finalmente logró ganar suficiente conciencia para la injusticia reprimida que se llevó a cabo un juicio internacional, durante el cual se emitieron órdenes de arresto contra no menos de 20 autores de estos actos durante el régimen de Franco. Esta película dibuja una imagen de una sociedad todavía dividida, dividida entre olvidar y aceptar su pasado.