Hoy tenemos el placer de ofreceros nuestra entrevista a David Pulido, coguionista de “Tarde para la ira” junto a Raúl Arévalo, que ya se ha llevado dos premios por su trabajo (el Feroz y la Medalla del Círculo de Escritores), y que también suena como favorito para los próximos Goya que se celebrarán este sábado 4 de febrero.

Sin más, os dejamos con nuestra entrevista a David Pulido:

– ¿Cómo acabaste tú, psicólogo de profesión, escribiendo un guión en conjunto con Raúl Arévalo, sin haber escrito nada antes?

– Nos encontramos en un cumpleaños de una amiga común y a Raúl le hizo gracia descubrir que era psicólogo así que pidió mi teléfono y pronto quedamos dándonos cuenta de que teníamos muchas cosas en común y sobre todo, que conectábamos en la manera que teníamos de entender el cine. Yo acababa de matricularme en La Factoría del Guion como un hobby que me permitiera desconectar de tantas horas de consulta. Casi aún sin conocerme me propuso escribir con él un guion sobre una idea que tenía. En aquel entonces, hace nueve años, ni siquiera pensábamos en terminarlo o en convertirlo en una película. Era un juego de creatividad y para mí una oportunidad de poder quedar con un actor que admiraba. Le dije que sí, por supuesto. ¡Y durante mucho tiempo casi ni quería acabarlo para que no se cerrara esa puerta a ese mundo que se le abría a un cinéfilo fuera de la industria del cine! Pero tantos años quedando ha forjado una amistad muy estrecha. Somos amigos por culpa del guion pero ya al margen del guion.

– Es tu primer trabajo pero ya conoces en primera persona lo difícil que es levantar una película en nuestro país, ¿cómo viviste este proceso de espera?

– Más que espera, siempre fue un proyecto inacabado al que volvíamos una y otra vez a reescribir. Una vez el guion estuvo terminado y vimos claro que podía ser una película faltaba que alguien lo viera igual de claro. Raúl no iba a hacer concesiones a su sueño así que combatíamos la frustración de cada negativa a producirlo con la convicción de que no íbamos a hacer una historia diferente a la que teníamos. Hasta que apareció Beatriz Bodegas y dio a Raúl confianza plena.
La suerte, el lujo casi, es que teníamos nuestros trabajos al margen de este proyecto y así no dependíamos angustiosamente de que se hiciera pronto.

– ¿Fue complicado desarrollar un guión de una película donde las miradas hablan casi más que las palabras?

– Agradezco mucho esta pregunta (risas). Creo que es mucho más complicado contar algo a través de una acción o una sola frase que a través del discurso explicativo. Pero así es el cine que nos gusta. Buscar esa elegancia sin abusar del diálogo y que este sea muchas veces una contraposición al discurso real. Nuestro guion tiene sin duda fallos como novatos que somos pero me rebelo cuando leo que es “simple” porque hubo mucho curro detrás de depurar, de estructurar, de pulir, si me permitís el chiste. O lo de “previsible” que me ponéis por aquí siempre, ja, ja. ¡Qué fácil hubiera sido meter giros de guion enrevesados y súbitos en vez de intentar que cada espectador llegara en tiempos diferentes a los mismos descubrimientos! Entiendo que cualquier crítica es válida y que nuestro trabajo tiene muchos fallos, pero lo de simple y previsible me mata, ja, ja.

– Viniendo de la psicología, ¿Por qué tiene tanto atractivo para el público la venganza como temática argumental?

– La figura del vengador supone que aquel que ha sido agraviado pueda resarcirse. Todos lo hemos padecido de alguna manera. Queremos que triunfe después de haberle visto sufrir y se lo haga pagar a los malos. En nuestro caso quisimos dar otra vuelta de tuerca porque no mostramos de entrada esa información y en cambio sí enseñamos el sufrimiento de los agraviantes.

– ¿Qué piensas cuando se dice que el personaje de Manolo Solo merece spin off? ¿Te lo has llegado a plantear?

– Manolo Solo hace del Santi perfecto. En menos de diez minutos compone un personaje del que querrías saber mucho más como espectador pero no sé si haciendo un spin off romperíamos la magia… Nosotros, desde luego, no nos lo planteamos.

– El final es una apuesta muy arriesgada, ¿lo tuvisteis claro desde un inicio?

– Sí, cada personaje ha hecho su parte del viaje y en la tragedia han de encontrarse al fin. Encontrarse de verdad. Como casi todo en la película, lo que se cambió fue quitando diálogos, frases más explicativas… pero con ese trío de actores y esas miradas… Creo que no hacía falta decir más. Os cuento como curiosidad y sin destripar nada, que nos faltaba ver algo del Jose del pasado pero todo monólogo evocador nos sonaba impostado y entonces Antonio de la Torre tuvo la enorme generosidad de cedernos esas imágenes personales suyas de hace años.

– En tu discurso al recoger el Feroz te acordaste del sector 2.0 y blogger, un movimiento a menudo olvidado por nuestra industria y fundamental en nuestros días, ¿por qué lo hiciste?

– Compañeros por ahí me han tachado de pelota, ja, ja. ¡Pero qué peloteo ni qué leches si ya me habían dado el premio! Lo hice porque creo realmente que son los blogs, las páginas de cine, los tuits los que están llenando de pasión de nuevo las salas de cine de algo que no siempre ha tenido buena fama como es el cine que se hace aquí. Pero sobre todo lo hice porque yo sigo y leo muchísimos de esos blogs desde hace años, como cinéfilo primero y ahora sintiéndome muy acompañado en esta aventura tan nueva para mí.

– ¿Crees que en ese sentido los Feroz marcan una diferencia al dar voz a todo tipo de informadores?

– Es el primer premio que me dan en mi vida así que no puedo compararlo con nada más pero me encantó cuando me enteré de que no eran solo críticos profesionales los que forman la Asociación de Informadores.

– Cambiando un poco de tema, ¿cuáles son para ti los guiones más interesantes del cine español del último lustro y por qué?

– Admiro el guion de “Truman”, como todo lo que escribe Cesc Gay. “MagicalGirl” me parece una pasada. Y este año hay dos guiones que no entiendo cómo no han sido premiados ya. Uno es el de “La próxima piel”. ¡Qué historia más compleja, incómoda y arriesgada! El guion tiene muchas pieles, nunca mejor dicho. Y la otra historia que me traspasó es “La reconquista”. A día de hoy sigo emocionándome recordando una historia aparentemente más manida o formal pero que está contada siguiendo un orden que es de lo más inteligente y maravilloso que he visto.

– Una pregunta típica en nuestro medio, ¿qué películas españolas has visto últimamente y recomiendas a nuestros lectores?

– Pues además de “La próxima piel” o “La reconquista” me lo pasé muy bien con “María y los demás” por deciros algunas que han pasado injustamente más de puntillas. Y con las que compartimos nominación ¿Qué queréis que os diga? Creo que tenemos la suerte de formar parte de una de las mejores cosechas de cine que se ha hecho en las últimas décadas.

– Para terminar, ¿nos puedes adelantar algo sobre el nuevo guión que estáis preparando Raúl Arévalo y tú?

– Al igual que el anterior lo hemos empezado a escribir siguiendo reflexiones, preguntas, temas que nos inquietan y fascinan y que podemos conocer de cerca. Aún no sabemos cómo va a traducirse en una historia por lo que no os puedo contar ninguna sinópsis pero sí os diré que lo escribiremos de la misma manera que el anterior, por el placer de juntarnos a hablar de cine y escribiendo lo que nos gusta, sin concesiones… pero esperando no tener que tardar otros ocho años.

RedaccionEntrevistasDavid Pulido,guionista,RAÚL ARÉVALO,Tarde para la ira
Hoy tenemos el placer de ofreceros nuestra entrevista a David Pulido, coguionista de 'Tarde para la ira' junto a Raúl Arévalo, que ya se ha llevado dos premios por su trabajo (el Feroz y la Medalla del Círculo de Escritores), y que también suena como favorito para los próximos Goya...