2014_10_4_EkFr56u6HTHpCwQlEsQbI6

De forma absolutamente oportuna llega este jueves 25 de diciembre a nuestras pantallas ‘Musarañas’, una película tan asfixiante como las celebraciones propias de esta terrorífica época del año, con la que el film comparte símbolos como la familia y religión; eso sí, en el más brutalmente sangriento de los sentidos.

Porque, ¿qué mejor que tras la resaca de Nochebuena -rematada al día siguiente con una copiosa comida familiar- sentarte en la butaca de un cine y dejarte llevar por la locura adrenalínica?

Envuelta en una euforia absoluta tras haber deslumbrado al público de Toronto, México y Tokio, ‘Musarañas’ es el último gran cartucho del cine español en un año glorioso donde se han batido records de cuota y calidad.
Este thriller gótico narra la compleja relación autodestructiva de dos hermanas interpretadas por Macarena Gómez y Nadia de Santiago, que se complicará con la llegada a la madurez de la menor, y especialmente, con la irrupción del vecino buenorro del piso de arriba (Hugo Silva).

Hemos entrevistado a sus creadores, los debutantes en el largometraje Esteban Roel y Juanfer Andrés, quienes confiesan estar viviendo un sueño. No os perdáis sus palabras.

– ¿Cómo vivís los días previos al estreno de ‘Musarañas’?

JANFER ANDRÉS: Con mucho estrés y combinándolo con nuestro trabajo en la escuela de cine, con entrevistas, presentaciones, etc. Pero en definitiva muy contentos y viviendo en una nube con todo esto.

– Hasta ahora los sondeos han sido excelentes, pero, ¿cómo creéis que va a recibir la película el público más convencional/ no festivalero?

ESTEBAN ROEL: Siempre es un misterio cómo va a reaccionar el “respetable”. Pero en todos los festivales hemos observado reacciones muy positivas de un público muy variado, de distintas edades, incluso de tercera edad.

JA: De todos modos, la semana pasada ya hubo una batería de preestrenos por toda España organizada por el Club Fnac, y las opiniones que hemos recibido vía Twitter y demás has sido bastante entusiastas, ¡cruzamos los dedos!

– La película cuenta con una fuerte carga psicológica y dramática, pero también con grandes dosis de diversión, incluso hasta un punto que no sé si os llegasteis a imaginar.

JA: Nosotros somos defensores de lo que tradicionalmente se suele llamar “cine comercial”. Entendemos que en cualquier tipo de cine se pueden hacer pelis buenas y pelis malas. Sucede lo mismo en el cine de autor: hay pelis magníficas y otras insufribles. Es cierto que tenemos mucha influencia del cine hecho pensando en el público, sin pensar demasiado en festivales o crítica. Nos preocupaba enganchar a la gente. Luego está el hecho de que cuando estás haciendo una película no sabes si va a gustar o no, por lo que nos alegra mucho comprobar que funciona en esa vertiente de diversión.

ER: De todos modos, si observas nuestros anteriores trabajos en cortometraje, mezclamos muchos géneros, desde el western, comedia… así que nuestra intención era sorprender con esos diferentes estados de ánimo. Es cierto que hay reacciones que no te las esperas, pero hay golpes de humor muy claros en la película y hemos intentado pasar del miedo a la carcajada, conmoción, indignación…

– Supongo que comprobar que eso funciona es genial ¿Cómo os quedáis cuando en la inmensa sala de Sitges -en la que yo estaba presente- el público reacciona con carcajadas y aplausos en varios momentos?

ER: Eso mola mucho jajaja

JA: Imagínate. Eso te pone los pelos de punta. A veces tengo la sensación de que esto no nos está ocurriendo a nosotros… Somos dos personas muy cinéfilas que siempre hemos vivido esto desde el otro lado y con la envidia sana de pensar, “joder, cómo molaría que estas reacciones que provoque esta peli sucediera con un trabajo mío”. Es una sensación rara y que te llena mucho; esas reacciones como en Sitges, cuando el público arranca a aplaudir cuando Montse se desmelena. Disfrutamos mucho a pesar de que yo soy un sufridor nato durante las proyecciones.

ER: Se sufre un poco cuando ves tantas veces tu película. Siempre encuentras un punto en el que dices, “mierda, esto lo haría ahora de otra manera”. Eso es inevitable, pero sería deshonesto negar que estamos contentísimos y satisfechos con el resultado.

– Parece que el público tiene ansia de cine de terror y vemos cómo funcionan pelis decepcionantes como Anabelle o Ouija, ¿por qué es tan difícil encontrar una buena peli de terror, especialmente española?

JA: es paradójico porque nosotros hemos percibido fuera de España, en lugares como Toronto, Austin, Londres o México, que el cine español de género tiene un altísimo prestigio. A nosotros nos hablaban continuamente de los éxitos de cine de terror español; de Alex, de Bayona, Amenábar, Balagueró… Es una percepción parecida a la que podemos tener en España respecto al cine de terror japonés.

ER: Sí, yo creo que esos nombres son los que nos han abierto camino a nosotros y han ayudado a que Musarañas sea recibida con entusiasmo.

– En ese sentido, supongo que la película va a viajar mucho.

ER: Sí, de hecho ya ha sido vendida al menos a una quincena de países, y además lugares muy degustadores del cine español de género, por ejemplo Japón. Allí ganamos un premio en Tokio, y lograr entrar en un país emblema del género de terror como Japón es un orgullazo.

JA: es como poner una bandera en la luna jajajaja.

– Esteban, tú eres mexicano y allí -al contrario de lo que sucede en España- suelen apoyar a los suyos cuando tienen éxito fuera. Podría ser una vía de acceso a ese mercado tan importante.

ER: Bueno, los hay que no se enteran de que soy mexicano… Son ya 19 años en España. En el Festival Mórbido de México varios espectadores se sorprendieron al saber que uno de los directores era mexicano. Supongo que a medida que la película vaya ganando repercusión tendremos muchas cosas que hacer en México. Eso espero.

JA: De hecho, nos llegan “ondas” respecto a que nuestro segundo destino comercial será allí probablemente.

– Un mercado muy potente e interesante.

ER: Además, Álex de la Iglesia cuenta con una fuerte fan base allí. En ese sentido sí hemos visto una importancia en los festivales. Uno sabe que el apadrinamiento de Álex y el reparto que tiene hace que la gente vaya a ir a verla, pero nuestra gran duda era: “¿la peli está bien?”, jajajaja. Los festivales nos han ayudado a saber que ha gustado y eso nos ha dado seguridad en este proceso.

– En la película se percibe que sois grandes amantes del género.

ER: Sí. Y eso incluye el cine de Álex de la Iglesia. Siempre hemos sido muy fans suyo. Mucha gente dice que existe una influencia de Álex en la película, pero esta influencia, que es real, es previa a su colaboración como productor. Cuando iniciamos este proyecto no imaginábamos que él iba a ser nuestro productor…

JA: Evidentemente, viendo la peli uno puede pensar que ahí está la mano de Álex, pero precisamente lo que ocurrió fue lo contrario: él entró porque vio cosas que le gustan y explora en su cine. Como comentábamos antes, pese a ser una peli oscura, de pronto es muy divertida y cachonda. Esa es una influencia directa de su cine. Lo cómico y lo terrible bien combinado funciona muy bien. Recuerdo que hace tiempo leí una frase de Álex en una entrevista que me impactó y ayudó mucho. Decía que una escena dramática funciona mucho más si viene precedida de una risa; y una escena cómica funciona mejor tras un fuerte impacto.

ER: Aparte de Álex, como cinéfilos que somos, en Musarañas hay plasmadas multitud de influencias, no sólo del género sino de grandes genios y maestros del cine.

JA: ¿Insinuas que no hay grandes genios del género?

ER: Jajajaja. Nooo. Por supuesto que los hay, aunque desgraciadamente algunos no son lo reconocidos que debieran.

– Hay una evolución muy medida hasta llegar al gran acto final, ¿cómo trabajasteis el manejo de los tiempos de la película?

JA: Ten en cuenta que el guión llevaba mucho tiempo escrito y hemos rodado su versión 11. Han sido muchos años muy duros para levantar el proyecto, en los que hemos estado continuamente retocando y puliendo. la verdad es que llegamos al rodaje con un guión muy afinado y que lo conocíamos a la perfección. Esa ha sido la clave. Ese conocimiento total ha hecho que Esteban haya podido desarrollar un trabajo brutal con los actores y yo con la parte técnica.
Nos gusta mucho esta estructura in crescendo que hemos logrado, empezando de un modo pausado, casi costumbrista, centrando la atención en los personajes; y culminando con esa traca final. Igualmente, también nos pareció necesario que en el final de la película retornara al punto inicial temático.

ER: Juanfer y yo tenemos una ley que consiste en que si logras narrar algo en 2 minutos, no lo hagas en cuatro.

– ¿Cómo llega Macarena Gómez al proyecto?

ER: Fue una sugerencia de Álex. A Juanfer y a mí nos chocó inicialmente, ya que la veíamos tan chiquitita y frágil… Tuvimos una entrevista con ella y a los dos minutos supimos que ella debía ser Montse.
JA: Ese personaje es todo en la película. Nos lo jugábamos todo con la elección de la protagonista, así que tuvimos muchísimas dudas antes de Macarena. En cambio, el nombre de Nadie de Santiago lo teníamos en mente de forma clara.

– ¿Por qué teníais tan claro que Nadia debía interpretar a la hermana?

JA: era un papel complicadísimo. Interpreta a una niña de 18 años y necesitábamos a alguien que aparentara esa edad y a su vez tuviera la madurez suficiente como para afrontar un personaje de mucho peso

– Como decías antes, era clave el rendimiento de Macarena Gómez para que la peli funcionara. De hecho, su trabajo es de lo más comentado.

JA: Así es. Ni en nuestros mejores sueños imaginamos algo así. Cuando un actor se entrega y te lo da absolutamente todo de esa manera, es un placer indescriptible. Se metía en el personaje de un modo estremecedor. Incluso su actitud corporal cambiaba cuando llegaba al set. Hizo cosas que nos dejaron boquiabiertos; se vivieron muchos momentos entre el equipo de mucha conmoción, ¡alucinábamos!

ER: Maca lo dio todo. Fue capaz de cambiar de registro durante la película y de lograr hacer cosas muy complicadas. Perdió 4 kilos y al acabar el rodaje se notó que estaba realmente afectada. Tenemos la sensación de que ha creado un personaje legendario. Fuera de España estaban entusiasmados con ella, ¡incluso nos preguntaban si haremos más películas basadas en Montse!

– Supongo que es inevitable pensar en los premios cuando estáis en muchas quinielas.

ER: Nuestro objetivo es enamorar al público ante todo y procuramos no pensar en los festivales. Evidentemente, mi mayor ilusión sería que se reconociera el trabajo de Macarena, ya que ella es mi “musa-musaraña” ¡jajajaja!

JA: Lo que han logrado los actores ya es para mí un premio simbólico brutal. Las figuras de Luis Tosar o Hugo Silva son ya muy reconocidas, pero esta ha sido la explosión de Macarena y Nadia.Más allá de los premios -y esto lo digo desde la más absoluta humildad-, creo que ambas han pasado a otra esfera con esta película.

– Parece ser que en más de una jornada los actores se fueron a casa con varios moratones…

ER: Sí. A quien más hostias le llovieron -ficticias y reales- fue a Hugo Silva jajajaja. Nadia de Santiago tenía las piernas con varios cardenales que luego tenían que maquillar para sus otros rodajes. Ha sido un trabajo también muy físico.

JA: Ambas actrices daban más de lo que les pedíamos. Había momentos en los que yo le decía a Nadia que reservara energías, pero era inevitable. Tanto ella como Macarena son actrices que lo dan todo.

– ¿Por qué debería ir el espectador a ver Musarañas el 25 de diciembre?

ER: Para mí el cine es una fiesta. Es una celebración, donde reír, llorar y disfrutar. Me encantaría que la fueran a ver quienes no consumen el cine de terror habitualmente. Hemos huido del golpe de efecto habitual: aquí hay una gran historia detrás.
Además, después de las comilonas, los encuentros familiares y demás, ¿qué mejor que ir a ver una peli como esta?

Óscar TAEntrevistasEsteban Roel y Juanfer Andres,Musarañas
De forma absolutamente oportuna llega este jueves 25 de diciembre a nuestras pantallas 'Musarañas', una película tan asfixiante como las celebraciones propias de esta terrorífica época del año, con la que el film comparte símbolos como la familia y religión; eso sí, en el más brutalmente sangriento de los sentidos. Porque, ¿qué...