1533745_10205127447248577_973641097670683646_n
El próximo 17 de diciembre se iniciará en Madrid el rodaje de un proyecto especialmente apetecible, del que me han hablado auténticas maravillas. La grabación se prolongará hasta el 25 de enero.

Se trata de La puerta abierta, la ópera prima de la premiada realizadora de cortometrajes y también actriz Marina Seresesky, que protagonizan Carmen Machi, Asier Etxeandía y Amparo Baró.
Seresesky coincidió con Baró y Machi en su faceta interpretativa durante la obra de teatro Agosto, y fue ahí cuando se forjó el guión de esta tragicomedia.

Para este rodaje de 5 semanas se han preparado durante los últimos meses las localizaciones de la historia, que se enmarca en una corrala típica de Madrid que en la película estará habitada por un variopinto grupo de putas, así como la construcción de los interiores de la vivienda de la madre e hija cuya vida nos relata el filme.

Tanto Machi como Baró son de esas grandes damas de la actuación a las que apetece ver en la gran pantalla. A la fiesta se une Etxeandía, un actor que llevamos años reivindicando y que hoy cuenta con una de las agendas más apretadas de nuestro cine, con presencia en dos de los platos fuertes del 2015: Ma Ma (Julio Medem) y La Novia (Paula Ortiz).
Por cierto, el personaje de Etxeandía promete: un travesti que según la directora “aportará ternura y transgresión al trío de ases”. Completan el reparto Elvira Mínguez y Paco Tous.

Os dejamos con la sinopsis de La puerta abierta:

Rosa (Carmen Machi) es prostituta, heredó el oficio de Antonia (Amparo Baró), su madre, quien ahora se cree Sara Montiel y convierte su vida cotidiana en un infierno.

Rosa no sabe ser feliz. No puede. Pero la llegada inesperada de un nuevo integrante a su particular (y absurda) familia le dará una oportunidad única para lograrlo.

Y esta es la descripción de los personajes (Fuente: La Higuera):

Rosa (Carmen Machi):

Rosa está amargada. Resignada a una vida que detesta, pero incapaz de acometer ningún cambio. Convive y cuida a su madre de quien soporta desplantes e insultos casi a diario.
Pero Rosa parece impasible a todo. No tiene ninguna esperanza en la vida y sin embargo necesita profundamente ser amada. El dolor que lleva dentro le impide reaccionar, cambiar el rumbo. El miedo y la tristeza la paralizan, y se ha construido una coraza para poner distancia con el mundo que la rodea.
Pero inesperadamente alguien llegará a su vida. Alguien que sin proponérselo, le abrirá una puerta a una nueva oportunidad.

Antonia (Amparo Baró):

Antonia es una ex prostituta de 76 años. Presume de un pasado de gloria y de un gran éxito con los hombres. Pero ahora sólo le quedan recuerdos. Confinada en su silla de ruedas vive obsesionada con Sara Montiel, hasta cree, por momentos, ser la famosa actriz. Intenta imitarla minuciosamente en sus peinados, en sus gestos, en sus canciones.
A pesar de todo conserva el humor y las ganas de vivir. Es deslenguada y feroz con Rosa, a quien recrimina su falta de sangre y pasión en la vida.
Pero Antonia oculta un secreto. Un secreto que es su gran tesoro…

Lupita (Asier Etxeandía):

Lupita es travesti. Ejerce la prostitución al igual que casi todas las mujeres que viven en la corrala.
Es sensible, desvergonzada y alegre. Su vida no ha sido un camino de rosas, pero conserva la esperanza de un futuro mejor.
Tiene una enorme necesidad de amor, de familia, y la casa de Antonia y Rosa, aunque no lo parezca, es lo más cercano al calor de hogar que ella ha conocido.
Es capaz de todo por una vida más tranquila y feliz. De todo…

Óscar TARodajesAmparo Baró,Asier Etxeandia,CARMEN MACHI,La puerta abierta,MARINA SERESESKY
El próximo 17 de diciembre se iniciará en Madrid el rodaje de un proyecto especialmente apetecible, del que me han hablado auténticas maravillas. La grabación se prolongará hasta el 25 de enero. Se trata de La puerta abierta, la ópera prima de la premiada realizadora de cortometrajes y también actriz...