AAAAAAAAAASe veía venir.

Susana de la Sierra, directora general del ICAA (Instituto de la Cinematografía y las Artes Audiovisuales) ha presentado su dimisión irrevocable del cargo.
Una situación que ha ido madurando desde hace meses y motivada por la frustración ante una profunda crisis en nuestra industria: retrasos e impagos del Gobierno en el abono de subvenciones -Hacienda acumula una deuda a los productores de 40 millones de euros-, subida del IVA, falta de acuerdos en políticas fiscales y una reducción drástica de los presupuestos. Actualmente el presupuesto para ayudas al cine es de 33,7 millones en este año. Unas cifras que contrastan con las ayudas que recibe el cine del resto de países europeos -Italia (70,4 millones), Reino Unido (120), Alemania (340) y Francia (770)-, quienes además cuentas con unas excenciones fiscales muy superiores a las nuestras.

Precisamente, la gota que colmó el vaso de la paciencia de de la Sierra fue el pasado anuncio de Cristóbal Montoro de su cacareada reforma fiscal, que al final resultó un fiasco que nos pone en la cola de los países con incentivos fiscales -Francia (de un 20% a un 40%), Alemania e Italia (40%), Reino Unido (entre un 20% y un 25%)-.

En medio de una lucha continua con el Ministerio de Hacienda actual, el ICAA se ha encontrado además con una absoluta falta de apoyos de sus compañeros del Ministerio de Cultura.

Mientras tanto, últimamente hemos observado a Cristóbal Montoro dándose golpes de pecho y vanagloriándose de la cuota del cine español este año -distorsionada por el fenómeno Ocho apellidos vascos-.

La pregunta es: ¿se va el Cine Español a la mierda definitivamente?

Óscar TANoticiasSusana de la Sierra
Se veía venir. Susana de la Sierra, directora general del ICAA (Instituto de la Cinematografía y las Artes Audiovisuales) ha presentado su dimisión irrevocable del cargo. Una situación que ha ido madurando desde hace meses y motivada por la frustración ante una profunda crisis en nuestra industria: retrasos e impagos del...