¿POR QUÉ SE CRITICAN LAS SUBVENCIONES AL CINE ESPAÑOL? – El Blog de Cine Español

¿POR QUÉ SE CRITICAN LAS SUBVENCIONES AL CINE ESPAÑOL?

image

Sin duda es uno de los temas más candentes y que provoca un rechazo frontal generalizado entre los ciudadanos.

Un debate recurrente que no se plantea en otros países. Entonces, ¿por qué sucede en España, país europeo donde probablemente se destinan menos ayudas hacia el cine?

El dato del 2012 son 49 millones de euros en ayudas. Y bajando.
Menos de lo que cobran los dos principales partidos políticos en subvenciones anuales. Menos que casi cualquier televisión autonómica. Una cantidad irrisoria en comparación a lo que se destina a cualquier otro sector industrial.

Quizá las subvenciones sean el epicentro de una corriente de descrédito hacia el cine patrio. Lo lógico -algo que observamos en el resto de países- sería que nuestro cine generara una empatía, un acercamiento entre nosotros, como sucede con nuestros deportistas, escritores, etc. Sin embargo, en ocasiones ocurre justo lo contrario
Quizá para encontrar el fondo del problema debamos remontarnos a lo más básico: la educación. España no es un país cinéfilo. El cine en sí, en su ámbito cultural carece de interés, al contrario de lo que puede suceder en Francia. Allí el séptimo arte es casi una asignatura desde la infancia y el cine de autor es apreciado por toda sociedad como algo cotidiano.

Allí el cine local recibe unas ayudas que aquí serían impensables y que jamás son cuestionadas, por tratarse de algo que les gusta y aprecian. Esa percepción en España del cine como algo innecesario, es uno de los motivos por los que la gente está en contra de las subvenciones.

Otro punto indiscutible es el uso recurrente de las subvenciones al cine por parte de determinados medios de comunicación. Si nos basamos en datos, las partidas de ayudas anuales al cine son insignificantes en comparación a cualquier otro sector, como al fútbol, a la tauromaquia o a las televisiones autonómicas. Entonces, ¿por qué se pone el punto en el cine en tertulias, columnas, etc?

Quizá sea mucho más morboso hablar de los cuatro directores y actores rojos vividores, que hablar de irregularidades en subvenciones a la ganadería, por ejemplo.

Lo gracioso es a menudo observar a un tertuliano cargar contra los “titiriteros de la ceja subvencionados”, tachándolos de vagos y vividores (como quien es un ejemplo de esfuerzo, sentado con un micrófono despotricando), y lo está haciendo con un sueldo desde un canal subvencionado con unas cantidades que ya quisiera el cine.

A una película, como a cualquier proyecto empresarial, se le ayuda tras innumerables trabas burocráticas, con la finalidad de incentivar la actividad industrial o crear puestos de empleo. Ese es al leit motiv de las subvenciones. ¿Se le exige a cualquier empresa subvencionada que sea rentable? La respuesta es NO.
Además, en el cine existe un componente artístico, algo intangible. A menudo, películas sin un propósito comercial recorren el mundo por festivales, llevando la marca “España”.

Por ello preocupa la exigencia por parte del Estado de una autofinanciación y de productos que deben ser rentables por sí mismos. Esto no deja de ser una limitación al arte, por lo que debería haber un ponderado entre un cine de autor y otro con fines comerciales, ambos igualmente imprescindibles.

Todo ello desde la autocrítica. Evidentemente hay puntos muy mejorables en cuanto a las subvenciones (en todos los sectores) y se deben buscar nuevas vías. Por ejemplo, parece ser que se está trabajando en sistemas de mecenazgos similares a otros países. También hay que observar casos como en Estados Unidos, donde existen fuertes incentivos fiscales.

Bienvenidas las nuevas propuestas, pero qué duda cabe que sin ayudas, el cine muere. Y si el cine muere, España será un país más triste. Más pobre.

29 thoughts on “¿POR QUÉ SE CRITICAN LAS SUBVENCIONES AL CINE ESPAÑOL?”

  1. Es un problema complejo, por un lado efectivamente casi todos los sectores industriales estan subvencionados, un claro ejemplo es el sector agrario que ha recibido muchas subvenciones europeas, el problema radica en el propio modelo de financiación del cine, sin subvención no hay ICO, y sin un ICO , son los bancos los que no se arriesgan a conceder creditos al cine.
    Por otro lado, en otros paises el cine se financia por una ley de mecenazgo muy potente, en la que hacer donaciones al cine desgraba, tambien hay un porcentaje de la propia taquilla destinado a ser reinvertido en el cine.
    Lo es cierto que el sistema de subvenciones puede corroperse hacia un modelo donde es más importante producir la película que conseguir taquilla.
    Las conclusiones son como bien apuntabas, reeducar al espectador y sobre todo cambiar el modelo de financiación.

  2. Efectivamente a nadie le importan las trampas q hacen terratenientes aristócratas para cobrar sus ayudas. A nadie le importa q una burguesa ultra forrada cobre una millonada cada año por terrenos q tan siquiera están explotados.

    Es increible como ha calado el mensaje de las subvenciones al cine entre la gente. Entras en cualquier noticia relacionada con un estreno o director o actores y lees los comentarios q se generan y es para echarse a temblar. Realmente hay gente q desearìa q el cine español no existiera.

    Eso sì, el futbol q no lotoquen.

  3. Ciertamente es complicadito porque hay muchos actores involucrados. Lo que me preocupa es que siempre se habla de lo mismo, básicamente de quejas (totalmente justificadas) pidiendo más dinero, pero hay aspectos que raramente veo que emerjan en estos debates como por ejemplo:

    1) La calidad del producto/película final. Esto no es (como me comentó una maravillosa actriz hace poco) un trabajo de universidad donde tu me das el dinero, yo te presento la película acabada en tal fecha, y hasta luego. El criterio de las subvenciones debería tener en cuenta la calidad final, y las posibilidades de que una cinta termine por ser rentable, que esto es de lo que se trata al final, de crear industria, y la industria sólo se crea amasando euros en taquilla. Con todo esto estoy en contra de que se invierta dinero en proyectos personales ue no interesan a casi nadie. Eso sólo será posible y justificable cuando la gente vea cine español, que es la lucha que hay que atender.

    2)49 millones en 2012..??¿? dónde han ido a parar? Cómo es posible que STOCKHOLM (sin atacar a las que manejan presupuestos más holgados, ojo)cueste sólo 60.000€…con 49 millones se pueden ayudar a 49 películas con presupuesto de 1.000.000, y digo ayudar, porque también el productor tiene que poner pasta, no? Así que mejoremos la política de subvenciones y no “regalemos” el dinero del contribuyente al primero que toca la puerta y cumple plazos, por dios!

    3) Si todo esto tuviese un criterio válido, quedaría otro problema..la distribución, el verdadero talón de Aquiles de las películas de calidad. ¿No sería posible que parte de esta ayuda se convierta en una herramienta eficaz que pueda asegurar la exhibición de estos filmes en muchas ciudades y no sólo en las salas más minoritarias? ¿no se podría presionar a grandes salas para que guardasen un mínimo de cuota de cartelera para el español, siempre claro que la calidad vaya por delante?

    Son sólo ideas que pongo en común porque me preocupa mucho que llevemos tantos años con este tema y que nadie parezca esforzarse por encontrar una solución, más allá de los eternos debates que dan vueltas a los mismo y que muchas veces acaban perdidos en lecturas políticas que ya cansan y que no deberían tener nada que ver con el problema.

    Gracias por vuestra lectura.

  4. Palomitrón, has tocado varios punto interesantes. Respecto al Punto 1 que tú indicas, esos filtros existen en lugares como Francia (perdón por exponerlo siempre como paradigma, también ocurre en USA) donde se apoyan determinados proyectos por distintos factores: potencial comercial, innovación, lanzar a jóvenes talentos, etc. Es complicado decidir quién merece ayudas y quién no, porque al final todo es subjetivo, pero tampoco podemos permitir que hayan directores como Ventura pons, que llevan años viviendo de las rentas y sacando auténticos bodrios, cuando hay gente joven que se las ve y se las desea para trabajar.

    En cuanto a la distribución, ahí es el estado el que debe intervenir. Poner límites a las producciones extranjeras (como China), fomentar el cine local bajando el precio (muchos países europeos) , etc

  5. Te doy toda la razón OSCAR TA, hay que entender cada filme como un producto que pueda ser rentable, que es lo que llevan haciendo los productores desde que el cine se inventó. Sí, el ministerio debe apoyar productos que no encuentran financiación, pero ojo, siempre bajo el prisma de que se está apostando por un caballo ganador y no por una historia que nunca atrapará a la gente o no conectará con ningún público. Cómo hacerlo? pues claro que es complicado…pero me da que ni unos ni otros se esfuerzan del todo…es como ver a Rajoy (o el que sea) hablar de la ayuda a los autónomos o agilizar la creación de empresas con la ventanilla única…pero si llevamos años con la misma canción señores!!! Estamos tontos o qué??? Hagan algo!!!

    Este ejemplo se lo extiendo a todas las partes implicadas en el conflicto que llevan también años con los mismo…actúen, señores, actúen, y menos micros, y menos declaraciones, y menos twitts, y más acción, que nos la pegamos todos!!!

    Y todo esto visto desde fuera, desde mi comodidad, eso lo reconozco, pero es verdad que todos tenemos en esta vida nuestras funciones y nuestros deberes.

  6. Yo voy a ser claro: subvenciones si, amiguismo no.
    Desde Pilar Miró se ha regalado dinero público a los amiguetes de turno para que rueden películas que no se estrenan y que no interesan a nadie.
    Eso no puede ser.
    El dinero que el cine genera y que da riqueza e impuestos es lógico que sea reinvertido en cine.
    Lo malo es que en España tenemos un nivel cultural muy bajo, de los más bajos de Europa y el español medio es alérgico a la cultura. Por eso se despotrica tanto contra el cine español. Por ignorancia o por mala fe de ciertos medios a los que yo no dedico ni un segundo de atención.

  7. Palomitron, no ssolo hay q apoyar un cine comercial, tambien el buen cine. De lo contrario, q pasa con el cine de autor? Todas las peliculas serìan iguales y morirìa el cine como arte.

    Tiene q haber un balance.

  8. La mayoría de las producciones que se proyectan en nuestras pantallas son estadounidenses. Vemos poco cine europeo y nunca asiático. Hay buenas producciones en estos países de Extremo Oriente y a mí me suelen gustar. Debería haber más equilibrio en nuestras pantallas.

  9. ¿Realmente no creeis que es injusto que a la mayoria de las películas españolas se les pida que sean rentables? Echad un vistazo a las cifras de Hollywood y mirad cuántas películas son un éxito. No, allí los números les cuadran por los blockbusters y porque distribuyen a todo el mundo gracias a una cuota de mercado salvaje. Lo normal en el cine es que una película pase sin pena ni gloria. Eso es lo normal, porque se produce mucho y se estrena mucho cada fin de semana. Lo extraordinario es que una película destaque sobre el resto. No se le puede pedir a una industria, sea la española, la norteamericana o la libanesa, que sea casi infalible.

  10. Sin embargo a la Iglesia se le da cada año 10.000 millones de € y eso si esta bien visto.
    Lo repetire una vez mas, en este pais falta cultura a raudales.

  11. ANTON M.1. Bueno, cuando hablo de comercial hablo de cine que arrastre a la gente a la taquilla, y gracias a dios, dentro de ese cine también hay películas buenas. No digo que sólo se hagan torrentes, que las defiendo a muerte porque han maquillado tres años las cifras del box office español y generan trabajo a nuestros actores y a multitud de profesiones que viven de esto (con lo que no sólo lo defiendo, sino que lo aplaudo)pero sí entiendo que para que haya cine de autor, primero tiene que haber industria sana y solvente, y eso sólo se consigue con el cine comercial, que también cuanta entre sus filas con excelentes cintas que merecen todo nuestro respeto.

    Una vez que haya público educado en el cine español, podremos pasar a la segunda fase, el cine de autor, que aunque nos duela, es mucho más minoritario que el comercial, pero tiene que existir porque es el más “cultural”. Si intentamos salvar el cine español sólo con el cine de autor mi apuesta es un “all in” a que fracasamos.

    Y con este último párrafo vinculo a RAÚL, y le propongo que me cite películas españolas rentables en los dos últimos años. Con una mano acabamos, con suerte:) Esto es que no nos podemos comparar con otros mercados, pero sí aprender de ellos. Los fracasos americanos que llegan aquí son contados. Os puedo asegurar que Hollywood aplica un control de costes y unos estudios de rentabilidad que aquí ya nos gustaría, y los hay que lo hace, pero los menos. con esto ni mucho menos hay que entender que un filme puede NO SER RENTABLE. Es un error. Hay que buscar siempre la rentabilidad,como hacemos todos con los jodidos patrones de consumo en nuestras vidas. Pensar que alguien hace cine perder dinero o para que sólo lo vea una élite con más riqueza cultural que el resto es un disparate, me imagino la cara del productor:)

    os insisto que es sólo mi punto de vista, que es tan válido como el vuestro, y mucho más cómodo que el de cualquiera que está metido hasta el cuello ene estos saraos.

    El debate está animado señores:)

  12. El Palomitero,

    el cine americano q nos llega no siempre es rentable. Imagínate las cientos de producciones q no nos llegan. La proporción es similar, con la salvedad de q allí los rodajes son carísimos y las ayudas públicas y a nivel fiscal son tremendas.

  13. Me pregunto cuántos profesionales del cine español(especialmente productores, directores, guionistas e intérpretes), verdaderamente implicados/afectados por el problema de la financiación, la viabilidad comercial, el intangible cultural y el resto de factores en discusión, nos leen aquí y si alguno de ellos está opinando.

  14. Marañón, gente como Tristan Ulloa ha twiteado y está debatiendo sobre el artículo y en twitter y facebook se está comentando entre gente del sector. Pero donde debería calar el tema es entre la política y sociedad.

  15. Bueno ÓSCAR, es verdad que efectivamente habrá muchos casos de poca rentabilidad en USA…tampoco tengo los datos de se mercado interno, así que en ese punto sólo puedo darte la razón. Sólo puedo hablar de la rentabilidad de las que nos llegan, y efectivamente es bastante alta porque cuentan con un mercado global, algo que nosotros sólo acertamos a fantasear. Cierto es también Oscar que los rodajes en USA son carísimos, amén de unos sindicatos muy bien montados que te hacen pagar religiosamente cualquier minuto extra jejeje…por eso optan por rodar en este de europa, Canadá, o ese nuevo plató de moda que es el archipiélago canario. Hablando de canarias, leía por ahí el otro día que había polémica sobre A TODO GAS 6, que si se consideraba producción española o no… no sé a vosotros, pero recurrir a VIN DIESEL para maquillar el 2013 del cine español me parece ya la colma que gota el vaso…hay mucha desesperación en esa maniobra, no creéis?

    Y bueno, MARAÑON, si nos leen o no…pues bueno…ellos se lo pierden porque a mí me está pareciendo muy interesante. Cierto es que no arreglaremos nada, pero por lo menos aprendemos nuevos puntos de vista:))

  16. Por cierto, en este tipo de discusiones se suele hablar sólo de números, pero lo cierto es que, como dice el artículo, hay un componente intangible en el cine. Buenas películas que no encuentran su público en el momento de su estreno (no sólo por una mala promoción, las causas pueden ser múltiples), llevan lejos el cine español y, con el tiempo, adquieren un estatus de culto mayor que otras que hicieron taquilla. Y esto no sólo ocurre aquí. ¿A alguien le suena Blade Runner?

  17. Raúl, un ejemplo es la recientemente estrenada Chaika, rodada con 4 perras en las estepas de Kazajistán, que ha costado 1,5 millones, con el mérito de conseguir colaboración con Georgia. Es un peliculón con una fotografía espectacular q se ha recorrido el mundo por festivales. Es una obra q perdurará. Tuvimos la suerte de entrevistar a su director Miguel Angel:

    http://www.elblogdecineespanol.com/?p=12241

  18. ¿Por qué esta ‘fama’ no la tiene el teatro?

    (Y sí hay teatro buenísimo y también lo hay normal, aceptable, entretenido, regularcillo y malo)

    FÁCIL porque del teatro opina quien lo ve, tu ves una obra y puedes opinar si te gusta o no en cambio quien no lo ve no lo suele juzgar.

    En cambio del cine español opina casi todo el mundo, aunque no lo vea, y además está expuesto a muchas cosas y también al tema “político”.

  19. interesantisimo articulo,ÓSCAR T.A.´,te felicito; comparto toltalmente lo que has expuesto y cómo lo has hecho, y sí, es cierto, que lo ideal seria que este artículo y las opiniones expuestas en él lo leyeran los políticos y la gente que puede poner soluciones al problema.

  20. Hace poco estuve en una conferencia de Rodrigo Cortés, donde explicaba que en el cine americano, se invirten unos 70 millones de dolares sólo en la promoción de la película, lo cual explica que al llegar a su estreno la gente quiera verla, por que la maquinaria de promoción lleva tiempo en marcha.
    En el caso español, esta es una asignatura pendiente, si bien se puede constatar como el ratio promoción taquilla suelen ir de la mano, poniendo un ejemplo reciente “Lo imposible” contó con una de las mejores promociones, una estrategia comercial clara, que la ha permitido ser una de las películas más rentables de los últimos años.
    En España sin embargo, la partida presupuestaria para la promoción suele ser muy escasa, por lo que no les queda más remedio a los directores y actores que pasearse por todos los platos de la televisión, sin embargo este tipo de promoción a veces no es suficiente.
    Otra asignatura pendiente es el tema de los guiones, aunque hay muchos certamenes de guiones, y buenos guionistas en España, la gran mayoria de las películas son de corte de autor, donde son los mismos directores los guionistas y esto deja fuera de las pantallas , una renovación en los temas e historias a tratar.

  21. Carlos-
    Toda subvención se da con dinero robado, mediante la fuerza bruta, a los ciudadanos. Toda subvención es un acto, moralmente, delictivo y criminal. Las personas honradas no viven de robar sino de trabajar y ofrecer sus productos, libremente, a los demás. Es algo muy sencillo de entender para una persona que no sea un ladrón y tenga un mínimo de verguenza. Pero está claro que en España hay demasiados ladrones y demasiadas personas que no saben lo que es la verguenza.

  22. Carlos: por esa regla de tres, el dinero que se invierte en Sanidad o en Educación también es un robo, ya que hay gente (hay de todo en este mundo, si) que piensa que esos servicios deberian ser privados. A esa gente, entonces, también se le está quitando el dinero a la fuerza. No sé, estamos hablando y debatiendo como personas civilizadas. Mantengamos las formas y argumentemos. No me parece correcto llamar ladrones a quienes necesitan de una subvención (aunque sea un parte) para realizar su trabajo. Ladrones y sinvergüenzas son entonces los campesinos que, debido a un sistema capitalista feroz, necesitan de dinero público para cuadrar las cuentas, ¿es así? ¿o sólo lo aplicamos a la cultura? ¿o sólo al cine? Midamos un poco las palabras. Yo he trabajado en cortometrajes con subvención y no soy ningún ladrón. Ladrones son los banqueros que nos han llevado hasta aquí, que entran en la cárcel y salen al siguiente. Creo que entre eso y un chaval intentado levantar su película como puede hay una diferencia.

  23. Raúl, si me pongo tan vehemente con el tema de los subvenciones es porque soy un auténtico apasionado del cine. No soy un profesional, pero, por afición, he ido a una academia y he hecho un curso entero de dirección y otro de guión. Me duele mucho que la mayoría de los ciudadanos españoles odien el cine nacional porque se sienten estafados, al tener que pagar, mediante subvenciones, películas que, en muchos casos, aborrecen.

    Raúl, no te engañes, todo lo que el Estado da a alguien, se lo ha quitado a otro mediante la fuerza bruta. Esta es la definición de la palabra “robar” que aparece en el diccionario de la Real Academia de la Lengua: “Quitar o tomar para sí con violencia o con fuerza lo ajeno”. Espero que algún día lo comprendas y, más aún, cuando te dedicas al mundo del cine. Te recuerdo que los guiones cinematográficos han estado unidos, desde sus inicios, al tema de la moral humana.

    Entiendo que un cineasta debe ganarse la vida atrayendo a los espectadores al cine, no metiendo, por la espalda, la mano en su bolsillo. Las subvenciones han sido el cáncer que ha hundido el cine español. Hace muchos años que los productores no se preocupan de buscar buenos profesionales que hagan películas que atraigan al público. No buscan la calidad y la profesionalidad porque les basta con ir al Ministerio ha llenarse el bolsillo con el dinero de los impuestos. Pueden hacer todas las bazofias que quieran porque las van a amortizar en el Ministerio. Muchas películas ni llegan siquiera a estrenarse. ¿Para qué? Despreciando al público de esta forma, no se puede montar una industria. Es imposible. Eso es lo que han conseguido las subvenciones, destruir la industria, al romper la cadena que une al productor con el público.

    Si no has visto la rueda de prensa que dio sobre el tema, el directo Tinieblas González, te la recomiendo. http://www.youtube.com/watch?v=0G4YVZfvPWk

  24. Conozco la rueda de prensa de Tinieblas González; yo mismo me he topado en mi vida con productores piratas (ahora mismo estoy tratando de huir de uno como de la peste), pero en esto, como en todo, generalizar es malo. En el cine español hay toda clase de gente, pero la mayoria, creeme, se juegan su casa, su prestigio y su dinero durante cuatro o cinco años de su vida para levantar un proyecto, porque esto no deja de ser una aldea de artesanos, no una industria como tal. Estoy en contra de las subvenciones (en cambio, sí me parece más acertado un sistema de incentivos fiscales, aunque con el tiempo seguro que la sociedad acabaría preguntandose porqué los del cine pagan menos impuestos y volveriamos a lo mismo). En definitiva: no creo que el problema sean las subvenciones o los incentivos fiscales o la financiación privada. El problema es que el cine español (el bueno, el malo y el regular) se ha labrado (y le han labrado) una reputación que no hay quien se la quite. Y puede que mucha culpa la tengan los propios cineastas, pero es cierto que ha habido un ataque sistemático político (encima correspondido por una parte del cine, recordemos el No a la Guerra). ¿De verdad crees que a la gente le importa que El orfanato, o Celda 211, o Rec, estén subvencionadas? No. Si les hace disfrutar, no. La cuestión, insisto, es que ha calado un mensaje negativo. Y encima ciertos actores han ayudado ha cimentarlo.

  25. Me permito cambiar las preguntas: ¿Por qué se critican las subvenciones al cine español y no se critican las subvenciones a la Iglesia, a la Fundación Francisco Franco, a la banca y al ejército? ¿Es España el único país que subvenciona su cultura y su cine? ¿Quiénes son y cómo piensan los que critican las subvenciones al cine español?

    Por ejemplo, ¿son los mismos que calumnian e insultan al actor Javier Bardem? Al tocar este asunto, ¿estamos hablando de cine o en realidad son otras cuestiones las que están sobre la mesa? (pensamiento libre y libre expresión de ideas, cultura e intelectualidad, espíritu crítico e independencia, denuncia de la manipulación y del sectarismo por parte de cierto grupo) Se me ocurren más, pero ahí lo dejo de momento.

  26. No se trata de si están bien o mal esas subvenciones, la cuestión es que hay que quitar todo tipo de ayudas al cine, partidos politicos , sindicatos, Iglesia, ONGs de todo pelo, fundaciones, etc, etc.

    Ya está bien de mantener a cientos de miles de mangantes a costa de nuestros impuestos. El que quiera hacer negocios que lo haga con su dinero y no con el nuestro.

  27. ALBERTO – JUNE 23RD, 2013 AT 11:54 AM

    ¿Te refieres a ese actor de medio pelo que viene a dar lecciones de moralina sobre el pago de impuestos y la sanidad pública y que paga impuestos en EEUU porque son más bajos que en España y que utiliza la sanidad privada que tanto denosta y critica aqui?

  28. Yo, como productor, he sacado una película sin ayudas, y ahora estamos a punto de rodar otra sin saber si nos darán estas o no. Y después de mucho tiempo pensando que ¿porqué a mi no?, y de dudar de la “justicia” de estas, ahora creo sinceramente que el sistema es todo lo bueno que puede ser.
    El problema es que en España somos tramposos y eso hace que algunos, tengan el proyecto que tengan, se aseguren estas, y lo peor es que los demás lo permitimos. Y ese es el cáncer del cine español. Todo procedimiento es corruptible, lo que pasa es que aquí no se castiga al que lo hace, ni por la ley, ni por la sociedad.
    El otro día me comentaban que en Japón, el que no paga el metro es el tonto del grupo; aquí es el listo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *