ENTREVISTA A ENRIQUE DANS: “LAS SUBVENCIONES SON UN SISTEMA DE PERVERSIÓN DEL MERCADO. ES OSCURO, ARBITRARIO Y BASADO EN AMIGUISMOS”

Enrique Dans (Coruña, 14 de mayo de 1965) es una de las personas que tiene las cosas más claras en referencia al actual panorama del cine español. Es un activo blogger, con una formación multidisciplinar.

Dans es Profesor de Sistemas de Información en IE Business School desde el año 1990. Es Doctor (Ph.D.) en Management, especialidad en Information Systems por la Universidad de California (UCLA), MBA por el IE Business School, Licenciado en Ciencias Biológicas por la Universidade de Santiago de Compostela, y ha cursado estudios postdoctorales en Harvard Business School. Sus intereses de investigación se centran en los efectos de las nuevas tecnologías en personas y empresas. Es colaborador habitual en numerosos periódicos y revistas como El País, El Mundo, Público, ABC, Expansión, Cinco Días, Libertad Digital o PC Actual en temas relacionados con Internet y las nuevas tecnologías, y escribe muy activamente desde hace más de seis años en su blog, enriquedans.com, uno de los más populares del mundo en lengua española.

J.L.P Tu formación es de lo más peculiar, seguro que esconde más de una anécdota.

Enrique Dans: Inicié mis estudios en los Jesuitas (Santa María del Mar). Mi primer ordenador fue una decisión de mi padre, a quien le acababa de tocar un premio en la lotería de Navidad. Llegó en las navidades de mi primer curso universitario, transformó mi forma de estudiar y trabajar, y se convirtió casi en una obsesión desde entonces. Y lo que aquí en España parece un curriculum casi “extravagante” (biólogo, MBA y doctor en Sistemas de Información), en Estados Unidos fue precisamente uno de los factores que más apreciaron a la hora de plantearse mi admisión.

J.L.P: ¿Qué opinas del sistema actual de subvenciones del cine español?

E.D: Las subvenciones son un sistema de perversión del mercado, y mucho más cuando se otorgan con criterios arbitrarios. Pueden ser necesarias como medida correctora puntual o para reforzar una actividad que de otra manera se estima que tendría un desarrollo muy difícil, pero deben usarse con gran cautela: si el sistema de subvenciones se institucionaliza, el resultado termina siendo netamente negativo. En el caso de España, el planteamiento del sistema de subvenciones ha sido enormemente criticado por la Unión Europea, es oscuro, arbitrario, basado en amiguismos de todo tipo y en factores que escapan a todo control, y ha sido utilizado con una evidente agenda política, todo ello encubierto bajo una apariencia de “buenismo” y de supuesta transparencia que está muy lejos de la realidad. La cultura de la subvención ha provocado una separación clara entre el creador y su público, y se sustenta en grandes mentiras y en compras de taquilla para simular taquillas inexistentes, en fraudes que son en realidad auténticos secretos a voces.

J.L.P: ¿Qué te ha parecido que no haya salido la propuesta de la ministra Sinde respecto al cierre de webs?

E.D: Es muy positivo que algunos partidos empiecen a tener en cuenta la opinión de los ciudadanos expresada en la web. Está absolutamente claro que ese y no otro ha sido el factor que ha determinado el rechazo: incluso en el caso de haber obtenido lo que intentaban negociar algunos de los partidos implicados, el coste en términos de impopularidad se planteaba excesivo como para dar la cara por un gobierno que está en sus últimos estertores y en una situación de total descrédito frente a la opinión pública. En ese sentido, los intentos del lobby de la industria cultural por considerar a los ciudadanos “un lobby de presión” pueden considerarse completamente risibles: la web permite auditar cuántas personas están detrás de una protesta, y censurar a un gobierno o a los partidos “que escuchen a los ciudadanos” es una clara muestra de vocación antidemocrática.

J.L.P: ¿Cómo ves el panorama actual del cine español?

E.D: El cine español lleva demasiados años insultando y criminalizando a su público, y despierta antipatía de manera generalizada. Conozco a muchas personas de distintas adscripciones y simpatías políticas que simplemente se niegan a ir a ver cine español, porque se consideran insultados, porque consideran que proviene de un colectivo que, como grupo, se ha granjeado muchos enemigos. Es una situación enormemente triste, provocada por una actitud casi “guerracivilista” de muchos participantes en la industria, y que tardará seguramente muchos años en corregirse. Además de eso, el sector es artificial, solo funciona gracias a la permanente infusión de fondos del erario público, está basado en mentiras, en subvenciones, en compras de taquilla, en engaños de todo tipo. Sería necesaria una completa reconversión para que de verdad empezase a ser una industria que valiese la pena. Está claro que si en ese contexto ha sido posible obtener éxitos en festivales internacionales o en los Oscar, es que existe un notable talento, pero la batalla del consumo interno y de la reconciliación con el espectador va a ser algo que va a tardar bastantes años.

J.L.P: ¿Cómo ves la distribución y la exhibición?

E.D: Hablamos en general de mercados prácticamente intervenidos, en los que determinados factores escapan a la iniciativa de las empresas y vienen determinados por normas y procesos completamente artificiales, al margen del mercado. Es un segmento de competencia muy imperfecta, lo que genera grandes ineficiencias y escasos incentivos a la inversión.

J.L.P: ¿Crees que es sostenible la situación actual?

E.D: Todo es sostenible con la dotación de medios adecuada, pero está claro que el planteamiento de un sector sostenido artificialmente a base de subvenciones y que precisa de una ministra propia que procede de la industria y reparte generosas dádivas a familiares y amigos puede ser calificado de ofensivo. Y lejos de corregirse, la situación en los últimos años parece empeorar.

J.L.P: ¿Qué soluciones son las más necesarias y urgentes para el cine español?

E.D: Se trata de un problema complejo, cuyas soluciones no pueden exponerse en unas pocas líneas. Pero es claro que la endogamia, el amiguismo, la subvención y las prácticas fraudulentas no son manera de arreglar nada, y deben ir corrigiéndose. Seguramente eso incluya una creciente profesionalización, una menor endogamia y, sobre todo, mayores niveles de control en todos los sentidos, así como una reconciliación de la industria con su público.

J.L.P. ¿Qué aficiones tienes?

E.D: Además de mi trabajo, que considero como tal una afición completamente elegida y vocacional, me gustan también la fotografía y prácticamente todo lo relacionado con el mar.

J.L.P: Indica alguna película reciente que te haya gustado

E.D: ¿Recientes? “Avatar” o “Inception” (Origen) me gustaron mucho, me parecieron historias buenas y muy bien enmarcadas.

J.L.P: ¿Cómo ves paginas de descargas legales con calidad como Filmin o Filmotech?

E.D: Arrastran una mala imagen muy difícil de superar. No puedes estar intentando servir a un público con una mano, y por el otro estar insultándolos, persiguiéndolos, haciendo lobby para pasar leyes que permitan acorralarlos, con sociedades de gestión extremadamente agresivas y con una ministra del ramo con la peor percepción y nota en popularidad de todo el gabinete. Con esas condiciones, las páginas tendrían que ser espectacularmente buenas para poder obtener una cierta popularidad. Pero además, es que o lo son: son ofertas por lo general incompletas, de usabilidad discutible, y que someten al usuario a restricciones molestas.

J.L.P ¡Muchas gracias, Enrique, estamos en contacto!

E.D: ¡Gracias a ti!

José López Pérez

22 thoughts on “ENTREVISTA A ENRIQUE DANS: “LAS SUBVENCIONES SON UN SISTEMA DE PERVERSIÓN DEL MERCADO. ES OSCURO, ARBITRARIO Y BASADO EN AMIGUISMOS””

  1. Es verdad. En España ha habido ministros de cultura que eran novelistas, poetas, y otro además de novelista también guionista…y jamás se hablaba de que favoreciesen la industria editorial desde el ministerio.

    por otro lado la repetición de la falacia del tema subvenciones es alucinante. hay unos criterios muy claros para obtener una subvención y, excepto en el caso de nuevos realizadores no tiene que ver con criterios personales y del proyecto. El grueso de las subvenciones en españa es la partida amortización de taquilla que puede ser viciado por el asunto compra de entradas pero JAMAS por criterios de amiguismo ni partidistas porque no dependen de personas sino de datos.

    las únicas subvenciones anticipadas o que no respondan a asuntos puramete de taquilla son las de nuevos realizadores o las de películas experimentales o de valor cultural, y es una partida muy menor. Y seguimos con la idea de que uno va, es amigo de la ministra y le dan una subvención. Y eso es, simplemente, MENTIRA. Todo esto está publicado en el BOE y hay unas normas muy claras.

    Y en cambio en el tema de la distribución y exhibiciónque genera un mercado deforme con los casos claros de desequilibrio con los paquetes obligatorios por exhibir blockbusters quitando de enmedio las películas pequeñas el tío se le nota que no tiene ni idea y pasa por encima sin decir más que uan generalización.

    Uno de los problemas del cine español (no el único, claro) es la utilización política post 11-M que se ha hecho de él. Y la mediática que va unida a esta. para ABC o Libertad Digital es muy rentable sacar a Almodovar en su portada, decir una serie de vaguedades, incorrecciones y mentiras (por cierto como hace el señor Dans, muy conocedor de otros temas pero poco del negocio del cine por lo que ha dicho), y ya está, comentarios enfervorecidos y cortina de humo.

    Así nos va.

  2. Bueno, y este tipo al que se entrevista, ¿quién es y por qué su opinión es relevante?

    Lo único que ha hecho ha sido soltar el tan manido y tan bien aprendido discurso político, sí, político -para que luego él mismo se rasgue las vestiduras- con la típica terminología de rigor, nada nuevo bajo el sol.

    Saludos veloces

  3. IE Business School tiene como propietaios y máximos accionistas a la universidad de navarra (obra corporativa de Opus Dei prelatura personal de la Iglesia católica), la iglesia católica recibe al año mas de 6.000 millones de euros; la universida de navarra “privada”, solamente el pasado 2 de diciembre recibio 1,1 millones de euros del gobierno navarro de UPN… Joder con los defensores del NO a la cultura de la subvención!!!

  4. No si a mí Enrique Dans me parece un tío muy autorizado para hablar de muchos temas sobre todo relacionados con internet. lo que pasa es que la con fusión interesada hace que parezca que es interlocutor válido para hablar de cosas como soluciones para el cine por internet mezclar esto con la SGAe y las Subvenciones (cosas que siempre aparecen juntas en los artículos y comentarios y que no tiene nada que ver, ya ves tú).

    Ver a Dans hablando de estos temas dle cine y las subvenciones, ahí rollo pontificador y como si tuviese idea (y demostrando que no, por cierto) me recuerda a cuando los colaboradores de programas tipo Sálvame comienzan a hablar de la crisis y de soluciones económicas al asunto.

    la verdad es que, o aprende y se informa o mejor que siga en lo que sabe de verdad.

  5. Me parece muy bien que este blog realice una entrevista a Enrique Dans. Eso le honra. Lo digo porque, según se desprende de los comentarios, los lectores de este blog parecen estar muy alineados con una única visión de las cosas.
    No sé si Enrique Dans tiene razón. Pero es bueno tener en cuenta otros puntos de vista. Desde luego el blog está por encima al menos, de los comentarios, que en lugar de oponer argumentos se limitan a decir que este señor no se entera de nada.
    El cine español no va demasiado bien. Pero no porque se quiera hacerle daño a propósito. En eso sí estoy de acuerdo con Enrique Dans: los cineastas españoles, en su mayoría, no hacen sino echar la culpa al propio público de que las cosas les vayan mal. Un comentario así se los oí a Julio Medem: “dicen que en el cine español no hay sino películas de la Guerra Civil; yo no hago ese cine y tampoco quieren ver mis películas”.
    Que sí, que sí: “debemos” ver películas españolas, por obligación. Si no, es que somos tontos, incultos, antipatriotas o americanizados. Mientras se encuentra uno con películas que no tiene ni sentido ponerlas en marcha, sobre todo sabiendo el dinero que cuestan.

  6. Como ya otros han comentado antes es evidente que el cine no es la especialidad de este Sr. que es profesor en una escuela de negocios. Pero también es verdad que la “industria del cine” en España no ha sido jamas capaz de funcionar como tal, es decir, como enriquecedora del conjunto de la economia. Una industria permanentemente subvencionada no tiene sentido y me parece muy razonable que lo diga un profesor de Bussines school.
    A Pucelano, simplemente una aclaración: Estas confundiendo el IE (Instituto de empresa) con el IESE (Instituto de estudios superiores de la empresa), es este el que depende de la universidad de Navarra pero no es donde trabaja el sr. Dans

  7. ¡Esteban, te agradezco en esta ocasión especialmente tu comentario! también he hablado sobre este tema con varios directores (entre ellos Julio Medem y Fernando León de Aranoa). Se trata simplemente de exponer las opiniones de Enrique Dans y como tu comentas no se trata de quién tiene razón o no, sino de exponer diferentes puntos de vista.

  8. Pues no. El comentario de Medem me parece super razonable. Si el problema y el tópico es que se hacen sólo películas de la guerra civil y por eso no se ven, y él no hace ese tipo de películas y tampoco se ven pero lo meten en el saco de cine español=guerra civil.

    No veo el problema del comentario de Medem que es bastante ajustado a la realidad. Hay un estigma, en su mayoría por razones políticas y por otro lado de medios de comunicación que han encontrado un filón con el tema. Y Medem pone su ejemplo (y el del 95% o más del resto de las películas españolas, por cierto, que no tratan ese tema), y aún así a él se le estigmatiza diciendo que cine español=guerra civil. En su comentario no se desprende cine español=obligado a verlo, la verdad…en cambio en muchos sí cine español=prohibido verlo (ya sabemso la trinidad tetas, guerra civil y maricones que se suele decir)

  9. Por algunos comentarios me da la sensación de que se quiere atacar también al autor del artículo. Antes de nada quiero indicar que no tengo el placer de conocerlo, pero me parece que José López Pérez está haciendo un gran trabajo, sus entrevistas y sus artículos en general son de los mejores de la red y este blog para mí es el mejor de cine de este país, yo lo consulto todos los días. José y Juan Francisco os felicito por el blog, continuad así ¡Feliz año para todos!

  10. Al autor del articulo? Creo que ninguna de las personas siquiera lo ha citado…eso ya es ver donde no hay…

  11. Obviamente, el Sr. Dans no puede estar muy al tanto de la realidad de la creación y distribución del cine. De lo que sí puede estar al tanto es de las posibilidades que ofrece Internet para la comercialización de las películas. No entiendo bien por qué la gente del cine (música, libros…) no se queja de que su producto sea casi imposible de comprar por medios legales. Como usuario con un poder adquisitivo normal quiero sentarme esta noche y ver una película española de las varias que no he visto. Quiero conectar mi ordenador a la televisión y quiero PAGAR por tener un producto decente a un precio justo (¿cómo un dvd de alquiler?). No me hace falta descargarlo, tan sólo disfrutarlo esta noche. ¿Es esto posible?, NO. (Olvídese de lo que hace mi sobrino de 15 años, él pirateará si puede, y si no, hará otra cosa, les aseguro que no va a ir al cine). Pero yo, que sí puedo pagarlo, no tengo la opción de hacerlo. Esto es lo que tendría que exigir la gente del cine, que sus productos se puedan vender aprovechando estas nuevas vías y no seguir anclados en un modelo de distribución del siglo pasado (que creo que es lo que critica el Sr. Dans)

  12. No es solo un modelo de distribución de otro siglo, es además un producto bastante flojo, seamos sinceros… Puede que la prensa no ayude, nunca lo hace, pero desde luego acciones como la que se publica hoy en La Vanguardia , y cito textualmente “González-Sinde da un homenaje de un millón de euros a su ‘Mentiras y Gordas'” tampoco ayudan y aun menos la calidad de ‘Mentiras y gordas’. El publico solo quiere una cosa, un producto decente a un precio decente, tanto en cine español como en lo demás, y cuando eso se produzca, la gente comprará, es asi de simple. Internet podria ayudar y mucho, y para muestra las paginas de descargas legales o sistemas tipo iTunes o Spotify… siguen funcionando y repatiendo decenas de millones de euros al año en derechos de autor.

  13. En España itunes no funciona. Existe y no es significativa como fuente de ingresos real. Spotify es un modelo de negocio deficitario que está para ver cómo podría funcionar. Aún así un céntimo por 1000 reproducciones da como resultado que los artífices cobren el equivalente a nada (en el primer año lady gaga menos de 400 dólares por ingresos vía spotify). Y aún así en españa los premium están muy por debajo del resto de países. Repito esta es nuestra realidad.

    La subvención a mentiras y gordas es la habitual. se llama amortización de taquilla y necesita un periodo de año y medio para ser concedida. es legal y sujeta a unas normas muy claras y en nada tiene que ver con los amiguismos ni favorecer. Si haces una taquilla estipulada ( y esa película la hizo de sobra) tienes derecho a esa ayuda por amortización de taquilla. ese titular es tendencioso, falaz y busca el titular grueso. Vamos que es una Mentira y Gorda.

    Pero si aquí que se supone que estamos interesados en el cine nos quedamos en lo del “homenaje”…el sistema que es muy imperfecto se basa en cifras no en que ella sea ministra. Conmigo de ministro la película hubiese tenido la misma subvención porque se atiene a unas normas.

    Pero sigamos con la traca y con expertos en el tema subvenciones como Dans (que, como ya dije, es una voz autorizada para muchos otros temas). no, no son diferentes puntos de vista. Lo que dice es mentira y lo dirá por ignorancia. Pero aún así no deja de ser mentira.

  14. Esteban: el problema es que habla en varias ocasiones sin conocimiento de causa. La crítica no solo es muy sana sino fundamental para avanza, pero si se basa en tópicos y frases hechas, mal vamos. Si eres lector habitual hace poco se entrevistó al guionista César Sabater, autor del corto “Cinespañol” donde criticó y mucho el estado actual del cine nacional y no recibió comentarios como esta entrevista, porque conoce de primera mano lo que está criticando.

  15. Hombre Claro: completamente de qacuerdo en cuanto a lo dicho sobre “mentiras y gordas”. Lo que siempre ha vendido es la noticia sensacionalista por enciam de la verdad. Además de lo que ha has dicho añadiría que ya cansa lo de Sinde y “Mentiras y Gordas”. En primer lugar una cosa es su labor como político y otra como cineasta en segundo lugar “Mentiras y Gordas” no es “su” película. Está dirigida por Alfonso Albacete y David Menkes y guionizada por estos dos y Sinde, que no es lo mismo. Además siempre , siempre siempre se olvida el resto de la obra de Sinde, como si fuera lo único que hubiera hecho en toda su carrera o el resto de su trabajo fuera del mismo estilo.

    Yo: puestos a ser sinceros en España se hacen muchas películas malísimas, otras tantas regulares, algunas buenas y unas pocas muy buenas… como en cualquier lugar. En todo caso, no entiendo que pongas como ejemplo de fracaso del cine nacional una película que fue un éxito de taquilla.

    “El publico solo quiere una cosa, un producto decente a un precio decente, tanto en cine español como en lo demás, y cuando eso se produzca, la gente comprará, es asi de simple.”

    pues ojalá pero me da que no. Solo tienes que mirar la taquilla de vez en cuando. Ahora mismo entre las películas más vistas están “los viajes de Gulliver” “ahora los padres son ellos” o “Tron” y también fueron éxitos cosas como “Transformers” “Eclipse”, “Sexo en Nueva York” o “Mentiras y Gordas”. Si fuera tan fácil como tu dices hacer películas comerciales , el cine sería un negocio menos arriesgado.

    Y luego hay un hecho que no creo que admita discusión. Seguimos con nuestro complejo de inferioridad. Si es español, es malo de antemano y me remito a tu propio comentario.
    Otra cosa que me llama la atención, yo es que hablass del cine solo como “producto”.

Leave a Reply

Your email address will not be published.