Juan Pérez Polo -director de este Santo Blog- y Gabriela Rubio -nuestra redactora más dicharachera- se encuentran on fire en la 64 edición del Festival de Cine de San Sebastián.

Pronto os ofreceremos multitud de entrevistas y alguna exclusiva. Mientras, os detallamos nuestras impresiones y balance de estas dos primeras jornadas en las que hemos visto mucho y muy buen cine español, elevándose notablemente el nivel respecto al año anterior. El comentario general tanto de la prensa local como internacional ensalza la brillantez creativa de nuestras películas, por encima del resto de países en competición. Especialmente, el thriller de carácter genuinamente español vuelve a recibir alabanzas fuera de nuestras fronteras.

El primer pistoletazo llegaba de la mano de ‘El hombre de las mil caras’, un despliegue de cinematografía lleno de complejidad en el que vuelve a destacar el apartado visual, con una fotografía imponente de Alex Catalán y la clase de Alberto Rodríguez a la batuta. Creemos que Eduard Fernández se postula como máximo aspirante al Goya junto a un estratosférico Roberto Álamo (‘Que Dios nos perdone’). Nuestra compañera Gabriela destaca su condición de biopic completo y superior a grandes producciones norteamericanas, en el que Rodríguez se aparta de la oscuridad hacia un Gran Gatsby con toques de humor.
La película es rica y potente, con un inicio y cierre magníficos. Tal vez se percibe la dificultad de trasladar al cine una historia tan compleja, en un montaje vertiginoso y con, tal vez, demasiada información al espectador. El personaje de Coronado no funciona y, tanto el actor como una descafeinada Marta Etura son el punto débil interpretativo.

Para mis colegas, la mejor película de lo que llevamos de festival es ‘Que Dios nos perdone’, un thriller que te mantiene pegado y sin respiración en la butaca, plagado de impactos y diversión. Violencia y un tema crudo que se ve retratado con pinceladas de humor sui generis en una combinación genial, reforzada por diálogos frescos y directos. Interpretativamente, sus dos protas se lucen.

Las dos películas se postulan como acaparadoras en los Premios Goya, tanto en categorías técnicas como principales e interpretativas. Sobre las posibilidades de Rodríguez, creemos que puede estar un punto por debajo de la reciente ‘Tarde para la ira’. La sensación es que, probablemente, el pupilo (Raúl Arévalo) ha superado a su mentor (Rodríguez). En cualquier caso, el duelo cinematográfico este año es brutal, ¡aún falta Bayona!

Por último, es imperativo hablar de la deliciosa y pequeña ‘María (y los demás)’, ópera prima con toque afrancesado de Nely Reguera que nos ha entusiasmado. Se trata de una comedia ácida e inteligente en la que destaca la omnipresencia de Bárbara Lennie (musa absoluta de este Blog), una bestia de la interpretación presente en todas las secuencias. Creemos que su composición merece una nominación en los Goya, aunque el hecho de no ser un papel dramático puede pesar en estos premios.

Entre medias, hemos visto fragmentos de ‘El guardián invisible’ y ‘1898, los últimos días de Filipinas’, y hemos charlado con sus directores. En ambos casos destacamos su espectacular imagen. González Molina a priori parece haber captado a la perfección la estética sinuosa e intrigante del relato, amparado en las magníficas localizaciones navarras. Podemos estar ante uno de los taquillazos de nuestro cine en 2017.

Hoy veremos Colossal, lo nuevo de Nacho Vigalondo. Podéis estar atentos minuto a minuto de lo que se cuece en Sanse a través de nuestras cuentas Twitter: El Blog de Cine Español, Gabriela Rubio y Oscar Tur (el menda).

Óscar TAFestivalesEl hombre de las mil caras,Festival de Cine de San Sebastián,María y los demás,Que Dios nos perdone
Juan Pérez Polo -director de este Santo Blog- y Gabriela Rubio -nuestra redactora más dicharachera- se encuentran on fire en la 64 edición del Festival de Cine de San Sebastián. Pronto os ofreceremos multitud de entrevistas y alguna exclusiva. Mientras, os detallamos nuestras impresiones y balance de estas dos primeras...