“JULIETA,”, DE PEDRO ALMODÓVAR, EN LA COMPETICIÓN OFICIAL DEL FESTIVAL DE CANNES 2016, CON ALBERT SERRA TAMBIÉN EN SECCIÓN OFICIAL

Tras ciertas dudas de última hora ocasionadas por el tema de los “papeles de Panamá”, por fin se ha desvelado lo que todos esperábamos desde hace semanas: Pedro Almodóvar competirá por la Palma de Oro del Festival de Cannes 2016 con ‘Julieta’, su último largometraje que parte como favorita en una de las competiciones más potentes que se recuerdan.

La otra presencia española -también esperada- será la de Albert Serra con ‘La muerte de Luis XIV’. El realizador catalán, habitual en La Croisette, al fin logra entrar en la Sección Oficial, aunque como “special screening”, por lo que tendrá un pase especial fuera de competición.

Thierry Frémaux, delegado general de Cannes, ha anunciado el nombre de los competidores, entre los que se encuentran los hermanos Dardenne con ‘La fille inconnue’, Xavier Dolan con ‘Juste la fin du monde’, Bruno Dumout con ‘Ma Loute’, Maren Ade con ‘Tony Erdman’, Olivier Assayas por ‘Personal Shopper’, Andrea Arnold por ‘American Honey’, Sean Penn con ‘The last face’ (con Javier Bardem en el reparto), Paul Verhoeven con ‘Elle’, Nicolas Winding con ‘The neon demon’, Cristi Puiu con ‘Sierra Nevada’, Park Chan-Wook con ‘Agassi’, Jeff Nichols con ‘Loving’, Cristian Mungiu con ‘Bacalaureat’, Brillante Mendoza con ‘Ma’Rosa’, Ken Loach con ‘I, Daniel Blake’, Nicole García con ‘Mal de pierres’, Kleber Mendoça con ‘Aquarius’, Alain Guiraudie con ‘Rester Vertical’ y Jim Jarmusch con ‘Paterson’. Fuera de competición estarán nombres como Spielberg, Jodie Foster o Woody Allen.

El Festival de Cannes 2016 se inaugurará el 11 de mayo y supondrá la vuelta a la Croisette de Pedro tras la presentación hace 5 años de La piel que habito. La preciada Palma de Oro es casi una deuda del certamen que le ha premiado como director con Todo sobre mi madre y por su guión en Volver, película que también recibió el premio interpretativo.

En 2004, Pedro Almodóvar fue con La mala educación el primer español en la historia en inaugurar el Festival de Cannes, un reconocimiento que consolidaba el largo idilio que mantiene con el certamen galo, saldado con múltiples menciones a lo largo de su carrera, como el Premio Film Reporter por votación del Público por La ley del deseo; el Prix de la Jeunesse (Premio de la Juventud) y Premio Vulcain al mérito técnico por La piel que habito; o el Premio Ecuménico por Todo sobre mi madre.

Esperamos el anuncio de más nombres españoles (¿Oliver Laxe, Bayona, Bollaín?) para la Quincena o Semana Crítica.

51 thoughts on ““JULIETA,”, DE PEDRO ALMODÓVAR, EN LA COMPETICIÓN OFICIAL DEL FESTIVAL DE CANNES 2016, CON ALBERT SERRA TAMBIÉN EN SECCIÓN OFICIAL”

  1. En mi opinión, y en la de mucha gente, “Winter Sleep” es una gran película de un tipo muy prestigioso como Ceylan. De hecho, a pesar de sus tres horas de diálogos, es un film que ha gustado mucho a nivel de público (siempre dentro de cierto estándar autoral). En Donostia tenía una valoración altísima en las votaciones del público, y el público de San Sebastián no se caracteriza por su audacia precisamente. En Filmaffinity tiene 7,4 y en IMDb un 8,3.

  2. Robert, no has contestado a ninguna de mis preguntas.

    Por otro lado, ¿entonces el problema ya no es la selección sino los premios? Porque te recuerdo que esta discusión viene a raíz del anuncio de la selección de este año.

    Efectivamente muchas Palmas de Oro no tienen mayor influencia o trascendencia. Por ejemplo “El pianista”. Sin embargo “Rosetta”, y el cine de los Dardenne por extensión, ha tenido una influencia muy grande en lo que se ha hecho posteriormente.

    Pero tampoco muchas de las Palmas más clásicas tienen gran influencia en el cine. Por ejemplo, ninguna de las dos películas a mi juicio más influyentes y trascendentales de los años sesenta ganaron la Palma de Oro: “La aventura” y “Al final de la escapada”, que ni siquiera estuvo en Cannes.

    Insisto ¿Qué hitos cinematográficos insuperables de este siglo no han estado en Cannes? ¿Cuál es esa Viridiana de nuestros tiempos?

    ¿”Winter Sleep” elitista? Por favor. Ni el tío Boonmee es elitista siquiera, si eres capaz de mirarla sin prejuicios. Otra cosa es que te aburra. Angelopoulos sí que es un cineasta mucho más ambicioso, de los que gusta de hablar de cosas importantes y trascendentes con formas ampulosas y códigos poco transparentes. Pero en fin, ¿por qué no? No todo tiene por qué ser Transformers, y por ejemplo “La mirada de Ulises” me parece una de las más grandes películas de los 90 (en realidad es mi favorita de esa década).

  3. De nuevo, lee bien mis comentarios. No he dicho que “Winter Sleep” sea mala. He dicho textualmente “dejo en ese limbo de la indefinición a films que creo se adhieren a la búsqueda de una identidad nueva y elitista que no aporta nada como el tio Bonmee, Winter Sleep o La eternidad y un día”.

    Con ello, evidentemente, me refiero dentro de la lista de ganadores de la Palma de Oro. Y por mucho que me guste la de Ceylan (que me gusta) no veo que aporte nada nuevo. También me gusta mucho “Aflicción” de Schroeder y no creo que aporte nada, o “Casino” de Scorsese, que no aporta nada existiendo “Uno de los nuestros”.

    Y hablo de GANADORES, porque los seleccionados.. pues como dice el latinajo, verba volant, scripta manent. Y lo que permanece en la memoria es el ganador.

    Otra cosa es que este post se iniciase hablando de los seleccionados. Normal. Es que ya es escandaloso. Se va a más. Todo puede ser que surja una gran película que trascienda el tono festivalero de las habituales propuestas seleccionadas.

    Y no, Genjuro, no se trata de la manida, vacua y artificial cuestión “Qué hitos cinematográficos insuperables de este siglo no han estado en Cannes” ni de “cuál es la Viridiana de nuestros tiempos”. No se trata de eso porque ni todas las películas se envían a Cannes ni son seleccionadas las mejores, ni las mejores son las que me gusten a mí o a tí. El problema es que el comité de selección de Cannes lleva anquilosado más de dos décadas, y no hay manera de renovar la dinámica del festival.

    Como apunte respecto a mi último párrafo, “Vértigo” ganó la Concha en San Sebastián. ¿Por qué no estuvo en Cannes? ¿Es una Viridiana de su tiempo? Qué mas da. Pregunta inane, pues habría que saber si se presentó, si presentada se seleccionó y si alguien sabía que pasaría la prueba del tiempo partiendo de la idea de que era un producto comercial de un director habitualmente gustoso de la parafernalia comercial.

    Las cosas, que no son tan blancas ni tan negras como se pintan cuando se busca “la Viridiana de nuestros tiempos”.

    Nota: Naturalmente, puedo estar equivocado.

  4. Último apunte: No sólo no me aburrí con “Winter Sleep”, sino que la disfruté enormemente a pesar de su larga duración que no cansa, sino que descansa. Todo lo contrario que reconozco me ocurre con “La eternidad y un día”, que sí reconozco abiertamente que me aburre soberanamente y cuya pretenciosidad me resulta irritante.

  5. Es una discusión estéril, al final los que seguimos el cine medianamente somos cuatro gatos. A mí se me cae la cara de vergüenza oir a ingenieros, funcionarios y personas así cómo sus gustos son Transformers, Marvel…pero es que el 90% de la gente solo ve blockbusters o series. La época dorada de la cinefilia pasó hace unas cuantas décadas y el concepto de “influencia” cultural o como se quiera decir ha desaparecido como tantas otras cosas.

    Otra cosa que no entiendo de este año es lo de Verhoeven. ¿En qué momento pasó de ser el rey del blockbuster hortera a referente crítico? Pero si hasta hace poco les colocaban Razzies a kilos…

  6. La discusión es estéril, pero apasionante de seguir.

    La cantidad de cine poco comercial que ha visto Genjuro es abrumadora.

    La argumentación de Robert, brillantísima. Joder, si hasta sabe latín.

  7. Robert, eso que dices de que no todo es blanco o negro te lo podrías aplicar a todos y cada uno de los mensajes que has escrito en esta discusión.

    Resulta que tú hablas de hitos insuperables del pasado para sostener tu argumento, y cuando yo te pregunto por los de los últimos años lo calificas de “manida, vacua y artificial cuestión”. ¿Cómo puedes tener tanta cara?

    Lo que no se puede hacer es poner a parir al comité de selección para luego decir que tú sólo hablas de Palmas, que las decide el jurado. No tiene ningún sentido.

    Te pediría por favor que te aclarases antes de escribir tu próximo mensaje.

  8. Estimado Genjuro,
    Si a mí me escogen como Jurado en el festival de vinos de San Pedregal del Tura, y el comité seleccionador de caldos sólo me da a escoger entre “Don Simón” y “Elegido”.. pues te aseguro que posiblemente escoja “Elegido”, el famoso caldo que publicitó el ínclito Alfredo Landa en los 90. Y también te aseguro que no es bueno. Pero es lo que hay.. y no me dejarán dejarlo desierto.

    El jurado está cautivo del comité seleccionador, aunque en ocasiones se le vaya la mano sin que el festival pueda hacer nada, como ocurrió el año de Michael Moore y su palma en grados Fahrenheit.

    Estoy de acuerdo con Carlos, pero también con el gran Enrique Nicanor, antiguo director del Festival de cine de Ourense, que dada su gran relación con la televisión decía aquello de que tan necesaria es la “Televisión Mensaje como la Televisión Masaje”. Y muchos espectadores, hartos de combinar una vida de trabajo que les deja exhaustos, para llegar a un hogar donde la vida familiar no te relaja, prefieren la televisión masaje. Es decir, la telebasura. Esos mismos espectadores, que son gente muy inquieta para cumplir con su función laboral y acabar su trabajo con la mayor satisfacción posible (no creo que nadie dude de ello) si salen una noche quieren una buena cenita con amigos y un película que les entretenga, que no les haga forzar la máquina. Una de esas de ver y olvidar. De las que son tan necesarias como “Ciudadano Kane”.

    Luego estamos los cinéfagos, como yo, que nos tragamos “Operación: Londres” y “El hijo de Saul” con la misma gana. Y que luego.. pues sacamos nuestras propias conclusiones. Porque a veces, el diamante está en bruto. Hay que excavar, por todas partes, para encontrarlo. Y da igual que sea en tierras escandinavas, suecas bergmanianas o hollywodienses. Lo que no se puede es tener el prejuicio de no excavar en Hollywood, no sea que como en “The Two Jakes” -aquella forzada secuela del Chinatown de Polanski- aparezca petroleo donde no tenía por qué haberlo.

    Joder, he dicho que he visto “Operación: Londres” y una vez leído veo que verla es hasta síntoma de orgullo. No la puedo comparar con “El hijo de Saul”…. cambio el ejemplo. El que firma esto ha visto “Operación: Gónada” (sí, la española, ya que estamos en un foro de cine español) y lo hizo con la esperanza de que le gustase tanto como “El hijo de Saul”, que vio una década y pico después.

    Ah, una cosa sí querría comentar respecto de lo que dice Carlos. El asunto Verhoeven. Verhoeven es un bluff que en su día fue una promesa. Películas tan nefastas como “Delicias turcas” o tan fallidas como “Eric, oficial de la reina” son sólo ejemplos de lo malo que era antes de llegar a Hollywood. Cuando llegó a su era del blockbuster llegó con una serie B exquisita, “Robocop”, que se complementó con una serie A brillante, “Desafía total” y una película que le permitió desplegar el morbo erótico de sus inicios patrios con el cine negro americano más antológico, “Instinto Básico”, de la que debe gran parte del éxito a su montador, Frank Urioste y al gran Jerry Goldsmith y su envolvente banda sonora. De Sharon Stone no hace falta hablar, claro. Luego cayó en el abismo, bodrio tras bodrio hasta “El libro negro” que le redime ligeramente.
    Pero no hay que olvidar que ese mismo Paul Verhoeven fue objeto de estudio y análisis como el gran maestro europeo en Hollywood. El maestro europeo del género. Y así surgieron publicaciones laudatorias abrazadas a la corriente de “genio” como la que Ediciones Glenat hizo al respecto al cargo de Fernandez Valentí.

    Es como el caso George Miller, un mediocre director que sin embargo lleva gozando del aplauso crítico desde el inicio de su carrera. Ya sea con los Mad Max o con los aceites de Lorenzo. Incluso con los cerditos valientes o pinguinos bailarines. Incomprensible, pero la crítica internacional a veces cumple el refrán: “más vale caer en gracia que ser gracioso”.

    NOTA: Naturalmente, es una opinión. Puedo estar equivocado.

  9. Robert, si el jurado es prisionero del comite de selección, ¿por qué ese empeño en hablar sólo de Palmas? Si vamos a criticar la selección de este año, ¿qué tiene más lógica comparar selecciones o Palmas? Ya sé que suena a obviedad, pero parece que no lo es tanto. O yo vivo en una dimensión paralela, que también puede ser.

    Te he mencionado las películas más aclamadas de la pasada década, “In the Mood for Love”, “Mulholland Drive” y “Yi Yi”. Esas no eran Don Simón ni Elegido. Pero como no ganaron la Palma ¿ya no valen para defender el trabajo de selección de películas? ¿Cómo se come éso?

    Hablas de excavar y sacar diamantes, y vuelvo a repetir la pregunta: ¿cuáles son esos diamantes que Cannes ha dejado escapar? Que los hay, a paladas (igual que hace medio siglo), pero pon nombres, y así todos nos enteramos mejor de lo que quieres decir.

    En el caso particular de Hollywood, como ya te he dicho antes, está la competencia de la temporada festivalera de Otoño (Toronto y Telluride) que las películas con opciones a Oscar utilizan preferentemente como trampolín publicitario. Es una evidencia, y ahí poco puede hacer el comité seleccionador. Y en fin, esas películas no necesitan a Cannes.

    En el fondo yo puedo estar de acuerdo en que el festival está anquilosado hasta cierto punto. El problema es que mis recetas harían del mismo algo todavía más “marginal y elitista”, por utilizar tus propias palabras.

    En otro orden de cosas, Verhoeven siempre ha tenido su prestigio entre parte de la cinefilia. “Showgirls”, paradigma de su teórica caída en desgracia, hace mucho tiempo que se ha convertido en perenne objeto de reivindicación (hasta Mia Hansen-Love le dedicaba una escena en su penúltima película “Eden”). A mí no me apasiona, pero me suelen gustar sus películas (“Showgirls” no, aclaro).

    Marañón, una cosa son las opiniones y los gustos, otra cosa las falacias argumentativas (y si lo decías irónicamente, entonces no hace falta añadir más).

  10. Gracias por el piropo. Este falaz se despide del debate, visto el insulto gratuito que se le ha proferido ante la falta de argumentos. No es mi intención mentir, pues el arte no admite mentira, si no aprecio o desapego. Por tanto, defraudado y decepcionado.

    Nota: Esta vez no advierto de mi posible equivocación. Ante el menosprecio y el insulto no ha de existir falsa humildad.

  11. Sí Robert, vamos a dejarlo. Ahora es insultar el hecho de decir que has utilizado falacias argumentativas… En fin, no merece la pena darle más vueltas al tema para que sigas escaqueándote con las excusas más peregrinas de responder preguntas que incomoden tu línea discursiva.

    Nota: me congratula que al menos admitas implicitamente tu falsa humildad en todas las demás ocasiones que has puesto esa nota final.

  12. Amigo Genjuro, tú sabes leer. No te creo imbécil ni falaz, como tú abominas hacia mí. Y sabes bien que decir que en ese mensaje no cabe decir que puedo equivocarme, porque sería falsa humildad, lo que expresa es que SOLO EN ESE MENSAJE NO CREO ESTAR EQUIVOCADO. Por tanto, si pusiese que puedo estarlo, estaría ofreciendo una FALSA HUMILDAD, que nunca me ha gustado expresar, de ahí que no la incluya.

    Porque me he sentido, con la acusación de falacias hacia mis idearios, ofendido. Y ante la ofensa, no soy de los que se prestan a que los vuelvan a ofender. Nunca he creído que quien ofende vaya a retirar sus insultos de modo sencillo. Le costará dar ese paso sinceramente, y visto lo visto no quiero hacerte pasar el trago, pues hasta insultando te vienes arriba malentendiendo lo que no ha lugar a malentendido. De modestia no se si yo soy el más indicado para hablar. Pero desde luego tú tampoco lo eres.

    Para tí la perra gorda. Cannes es Dios. Dios podría ser mejor Dios si aún fuese más elitista. Y Apichatpong es su profeta.

    Y ahora sí, ofendido y francamente sorprendido por la falta de respeto, digo “adieu”.

  13. Toda vuestra discusión me recuerda a cuando la gente se pelea en la calle o en los bares defiendo al futbolista de turno. Ellos volverán a su vida de mileurista ramplón y los otros a su mansión tan panchos, hayan ganado o perdido. Pues con Cannes igual, la mayoría de los que por allí se paseen tienen su vida bien solucionada (Almodóvar incluido) y les da igual que la gente se pelee por ellos en los Internetes. Pedios perdón como dos buenos amigos y a hablar de cine tranquilamente, que esto parece Sálvame!

    A mí Verhoeven siempre me ha gustado y hay que reconocerle que fue el rey de Hollywood durante muchos años. Pero oye, hortera es, las cosas como son. Tengo muchas ganas de ver su nueva peli, a lo mejor va bien y empieza a trabajar en Europa habitualmente.

  14. Robert (y Carlos), igual no habéis leído con atención lo que he escrito. He dicho que el festival está anquilosado hasta cierto punto. Lo que no comparto son los argumentos. A mí no se me ha perdido nada en Cannes más allá de las películas.

    Robert, yo no digo que tú ideario sea falaz, sino tu argumentación. No es lo mismo.

    Y no, en ningún momento he hecho gala de modestia o humildad, verdadera o falsa.

  15. Yo no estoy de acuerdo, Marañón, aunque me parece una obra irregular. Pero al mismo tiempo con una capacidad de fascinación fuera de lo común.

  16. Leo los nombres que incluis en los comentarios y pienso en lo cutre que se ha vuelto todo en pocos años. Antes cada pocas semanas habia un estreno acontecimiento para disfrutar, y no me refiero a la basura de blockbusters de los ultimos 10 años. Almodovar, David Lynch, Wong Kar Wei o Verhoeven por incluir algunos citados eran un acontecimiento. Ahora hasta Almodovar es minoritario. Hace mas de 20 años Blue de Kieslowski tuvo 600.000 espectadores. El mundo se va agilipollando a marchas forzadas. Ahora las unicas peliculas con premio en festival que triunfan son las asimilables por el espectador viejuno, que ha venido a sustituir al intelectual en los pocos cines de ciudad que quedan

  17. Willie quizás tengas razón, pero, ¿no es posible que los espectadores más exigentes sean los que han dejado de ir a las salas de cine y lo consumen en otras plataformas?
    ¿Y que los espectadores menos exigentes sean los que siguen acudiendo a las salas?

  18. No se Nacho, que es lo que ha pasado. Veo que ahora el cine es todo promocion, marketing y bodrios. De vez en cuando aparece un oasis entre tanta mierda, como La vida de Adele, pero que ven cuatro gatos, y gracias que esta aun tuvo algo de repercusion y difusion. Y no veo que aparezcan peliculas para la posteridad. Si las hay, y como tu dices se ven por otros canales, no alcanzan desde luego el prestigio general como titulos de hace algo mas de tiempo

1 2

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *