cineespanol

El Consejo de Ministros ha aprobado hoy el decreto ley que modificará el actual sistema de pago de las amortizaciones en diferido para la producción cinematográfica. A partir del ejercicio 2016, las amortizaciones serán por adelantado en lugar de muchos meses después después del estreno en cines (hasta 3 y 4 años después), como sucedía hasta hoy.

Se trata de un cambio de modelo que se ha ido posponiendo durante años, después de haber sido anunciado por todo lo alto por Wert en 2011 durante el Festival de Cine de San Sebastián.

Ahora, el productor conocerá la cuantía de su ayuda antes de la realización de la película, tras superar un proceso objetivo mediante un sistema de puntuación que sustituye a las actuales comisiones encargadas de dar las ayudas.

Se suprime además una cláusula polémica en la que una subvención no podía superar 1,5 millones de euros ni el 50% de la inversión de producción de la película. Esto evitará limitaciones y a su vez erradicará malas praxis, como la vieja picaresca de inflar los presupuestos. Ahora será un consejo totalmente objetivo el que puntúe cada proyecto, primando tanto al cine con un potencial comercial como al que aporte un valor cultural.

Según ha declarado el ministro José Ignacio Wert, el número de películas producidas años atrás ha sido excesivo. También ha criticado el anterior modelo: “Este tipo de ayudas se ha demostrado inservible porque la producción ha tendido a acomodarse”.

Wert también ha celebrado el consenso con la FAPAE para la creación de esta medida, que “Va a permitir revitalizar la industria, eliminar muchos nichos problemáticos que el anterior sistema producía, competir en igualdad de condiciones a nivel internacional”.

Soraya Sáenz de Santamaría ha anunciado también hoy que la dotación para este año del Fondo Nacional de la Cinematografía ascenderá a 52,5 millones de euros.

Fuente: El Pais

Óscar TANoticiassubvenciones,wert
El Consejo de Ministros ha aprobado hoy el decreto ley que modificará el actual sistema de pago de las amortizaciones en diferido para la producción cinematográfica. A partir del ejercicio 2016, las amortizaciones serán por adelantado en lugar de muchos meses después después del estreno en cines (hasta 3...