Mientras espero a que Thierry Frémaux responda a mi pregunta sobre qué película española (¿’La propera pell’? ¿tal vez ‘La Novia’) fue tentada para la Sección Oficial de Cannes esta edición, así como a mi requerimiento de invitación una semana a todo lujo en la Croisette, lanzamos una profunda reflexión sobre la ausencia de representación española en los principales certámenes internacionales.

En los comentarios surgidos en esta web tras saberse que ninguna película española formará parte de la S.O. de Cannes -un año más-, ni de la sección paralela Un Certain Regard, muchos habéis afirmado que el motivo está en la ausencia de candidatos realistas en nuestro país. Yo no estoy de acuerdo visto el nivel medio de un certamen, que si bien suele exigir una trayectoria previa en sus realizadores, en ocasiones deja espacio para nuevos talentos refrescantes (‘Relatos Salvajes’ hace un año).

Por ello, repasamos qué nombres del cine español podrían aspirar a introducirse en el panorama festivalero de primer nivel en un futuro próximo.

CARLOS VERMUT

‘Magical Girl’ reúne todos arquetipos de un festival como Cannes. Su nivel cinematográfico supera la media de un certamen que apreciaría sin duda una mirada absolutamente personal como es la de Vermut, con la dosis justa de riesgo.
Se trata de la opción más obvia, y si mantiene el pulso en su próximo trabajo debería acceder sin problema a las máximas competiciones.

PABLO BERGER

En su caso hay quizá menos definición autoral. Su carta de presentación es una obra aclamada e incontestable como ‘Blancanieves’, que si bien no alcanzó el reconocimiento merecido -como una nominación al Oscar- debido a que un año antes existió la sobrevalorada The Artist, sí tuvo una notable repercusión internacional. Esperamos novedades sobre su próximo trabajo.

ALBERT SERRA

Precedido de una obra desmesurada y fascinante por igual como ‘Historia de la meva mort’ (ver nuestra crítica) y su Leopardo de Oro en Locarno, Cannes debería abrir los brazos a próximas películas del catalán, aunque fuera en Una Cierta Mirada o la Quincena de Realizadores, donde se suele premiar la audacia (aunque luego seleccionen a León de Aranoa) y ya tuvo presencia en 2006 con ‘Honor de cavallería’.
El problema es que Serra parece desbocado de manera irrefrenable hacia el radicalismo experimental. El título de su nuevo trabajo no deja lugar a dudas: “La Singularitat”, que estará en la Bienal de Venecia de Artes Visuales (lo cual no es moco de pavo).

ISAKI LACUESTA

Triunfar en San Sebastián puede tener mayor impacto en un autor joven y de fuerte personalidad. Tras ‘Los pasos dobles’, ‘Murieron por encima de sus posibilidades’ no sólo no ha tenido cabida en festivales, sino que ha cabreado a la crítica de lo lindo.
La esperanza está en ‘La propera pell’, un apetecible proyecto bendecido por el Consejo Europeo ‘Eurimages’, lo cual puede tener eco en certámenes. El film tiene muy buena pinta.

JOSÉ MARI GOENAGA Y JON GARAÑO

Si existe una película reciente que por calidad y características ubico en la máxima competición de un certamen como Cannes, esa es ‘Loreak’ (ver crítica).
Claro está que faltaría una trayectoria previa de sus directores. La inclinación del certamen hacia obras mediocres de autores consolidados rebaja el nivel y por lógica dejaría fuera al tándem vasco, al menos hasta que lograran forjar un potente background en lugares como Venecia o Berlín.
Qué duda cabe que se trata de uno de esos casos en los que se esperan grandes cosas en un futuro.

JAIME ROSALES

Ya estuvo en Un Certain Regard hace un año con ‘Hermosa juventud’. Se trata de un director con reconocimiento suficiente para tener las puertas abiertas en caso de lograr crear una gran película. Yo dudo -cada vez más- en su capacidad para deleitarnos con un auténtico peliculón con ese potencial, pero para muchos, su presencia en la máxima competición es cuestión de tiempo.

CARLOS MARQUES-MARCET

Otra de las grandes irrupciones recientes. El impacto festivalero a nivel internacional de una pequeña ópera prima como ‘10.000 KM’ no es en absoluto baladí y demuestra una ambición que puede llevar al realizador catalán a certámenes de prestigio en sus próximos films.

FERNANDO FRANCO

‘La Herida’ fue toda una declaración de intenciones. Y su próximo trabajo, ‘Morir’, promete una nueva exhibición de estilo mínimal e interpretaciones colosales. Un tipo de cine muy apreciado en festivales.

MANUEL MARTÍN CUENCA

‘La flaqueza del bolchevique’, ‘La mitad de Óscar’ y ‘Caníbal’ consolidan una pausada trayectoria hacia el cine de calidad con personalidad propia, que merece ser culminada con una película que lo pete definitivamente. La reivindicable ‘Caníbal’ ya fue una de las obras españolas recientes más aplaudidas por la crítica internacional.

ALBERTO RODRÍGUEZ

Su cine de género se aleja totalmente de los estándares festivaleros de Cannes, Berlín o Venecia. Pero, ¿qué pasaría si volviera a la delicadeza de la muy autoral, estilísticamente fascinante y genial ‘After’, sin duda una de las joyas perdidas del cine español reciente?

ANTONIO MÉNDEZ-ESPARZA

Es el artífice de uno de esos pequeños/grandes hitos de nuestro cine, que en España no suelen despertar el menor interés mediático.
‘Aquí y allá’ fue su ópera prima, galardonada con el Gran Premio de la Semana de la Crítica del Festival de Cannes 2012. La película fue también la carta de presentación de su productora ‘Aquí y Allí Films’, cuyo siguiente trabajo fue ‘Magical Girl’, seguida de ‘Hablar’ (¡vaya cartera con sólo tres películas!).
En el L’Atelier del pasado Festival de Cannes 2014 presentó ‘Saudade’, su muy apetecible nuevo trabajo, que volverá a retratar el drama social desde una óptica diferente.

JONÁS TRUEBA

El pequeño de los Trueba ha demostrado que el talento es genético y una inclinación hacia un cine prácticamente inédito en nuestro país y hasta ahora acompañado de bueno comentarios.  Su único problema es que esa originalidad se desvanece fuera de nuestras fronteras. Algunos pueden acusarle de “afrancesamiento”.
Tras ‘Los Ilusos’ se podría haber soñado con que su siguiente trabajo aspirara a algún evento “A”. Veremos cómo cuaja ‘Los exiliados románticos’, estos días en Málaga.

Más remotamente, otros autores con capacidad para rodar la película idónea para entrar en el primer nivel de los festivales podrían ser Juan Cavestany, Ramón Salazar, Paco León, Agustí Villaronga, Cesc Gay, Icíar Bollaín, Neus Ballús, Rodrigo Sorogoyen, Javier Rebollo…

¿Por qué España no logra tener presencia en Festivales de Cine de primer nivel? ¿Crees que es un problema de falta de talento? ¿Quién podría tener opciones de futuro?

Óscar TACuriosidadesFestivalesalbert serra,Alberto Rodríguez,Antonio Mendez Esparza,Cannes,Carlos Marques-Marcet,Carlos Vermut,Fernando Franco,ISAKI LACUESTA,JAIME ROSALES,JONÁS TRUEBA,JOSE MARI GOENAGA Y JON GARAÑO,MANUEL MARTIN CUENCA,PABLO BERGER
Mientras espero a que Thierry Frémaux responda a mi pregunta sobre qué película española (¿'La propera pell'? ¿tal vez 'La Novia') fue tentada para la Sección Oficial de Cannes esta edición, así como a mi requerimiento de invitación una semana a todo lujo en la Croisette, lanzamos una profunda...