Embuidos por las listas de tops películas que surgen al acabar el año, hemos querido iniciar una nueva sección en la que repasaremos pequeños títulos que durante este año nos han sorprendido por su brillantez y merecen la pena ser rescatados. .

Iniciamos la sección con ‘The Extraordinary Tale’, codirigida por José F. Ortuño y Laura Alvea. La película tuvo presencia en Zonazine (Premio del Jurado y Premio del Público), la sección paralela del Festival de Cine de Málaga que desde hace unos años está ganando en interés respecto a su sección principal, con ganadoras en pasadas ediciones como ’12+1, una comedia metafísica’ (Chiqui Carabante) o ‘Ilusión’ (Daniel Castro), cintas que personalmente enmarco entre lo mejor del cine español de los últimos años, y por supuesto muy superiores a ‘Los niños salvajes’ o ’15 años y un día’, triunfadoras en sus respectivos años de la Biznaga de Oro.

‘The Extraordinary Tale’ es una fábula increíble y a su vez absolutamente lúcida.

Imagínate a dos personas de la era digital; de la incomunicación e incapacidad radical para relacionarse con el exterior. De las que sufren una crisis ante una avería de su móvil. El amor surge entre estas dos personas y vivimos la evolución de su relación desde su descubrir sexual, hasta la degradación por la convivencia; la pérdida de la pasión, el nacimiento de un hijo o la ausencia de un marido obsesionado por su trabajo -que consiste en contar estornudos-.

Ahora imagina que todo eso te lo cuentan del modo más excéntrico e inverosímil que puedas imaginar, con escasos diálogos surrealistas y delirantes. Traslada esa pantalla de ordenador a una vieja máquina de escribir que funciona como impecable metáfora, eje central de una puesta en escena teatralizada en la que destaca un interesante manejo de la luminosidad y estética -este apartado denota la gran experiencia de sus autores en la publicidad, obligados a transmitir mucho con muy poco-.

Su comunión entre la modernidad y la atmósfera vintage -con una sutil evocación al cine mudo y genios como Buster Keaton o Chaplin- de reminiscencias al cine clásico infantil, logran que la película deambule entre la comedia, la ternura y lo grotesco.

Además, ‘The Extraordinar Tale’ no sería concebible sin el trabajo superlativo de su actriz principal, Aïda Ballmann, que borda un personaje entrañable, ridículo y en ocasiones terrible. Un trabajo que en un año de escasas interpretaciones femeninas memorables, debería ser reconocido en las nominaciones a los próximos Premios Goya.

PUEDES VER ‘THE EXTRAORDINARY TALE’ AQUÍ.

Óscar TACríticasJose Ortuño y Laura Alvea,Películas a reivindicar del 2014,The Extraordinary Tale
Embuidos por las listas de tops películas que surgen al acabar el año, hemos querido iniciar una nueva sección en la que repasaremos pequeños títulos que durante este año nos han sorprendido por su brillantez y merecen la pena ser rescatados. . Iniciamos la sección con 'The Extraordinary Tale', codirigida...