Advertisement

ENTREVISTA A ADRIÁN BERENGUER, MÚSICO Y COMPOSITOR DE LA BSO DEL CORTOMETRAJE “EXISTIR”

Adrián Berenguer, músico y compositor afincado en Alicante, ha creado una bellísima banda sonora para el cortometraje “Existir”, del director y productor alicantino Cristian Martínez, que se erige como un personaje más de su historia.

La música original creada para este cortometraje premiado en el 19º Festival Internacional de Cine de Alicante ya puede escucharse en las plataformas más habituales, como Spotify.

Adrián Berenguer es un reputado compositor de publicidad, cine y videojuegos, además de crear sus trabajos propios, una muestra de ellos también incluidos en su página.

Os dejamos con nuestra entrevista a Adrián Berenguer, compositor de la música del cortometraje “Existir”:

¿Qué es lo que tanto te atrajo de Existir para involucrarte en el proyecto y componer su BSO?

Cuando conocí a Cristian y Miguel (López, coguionista y comontador) en nuestra primera reunión en Alicante me llamó la atención el amor y la pasión con la que trataban cualquier tema relacionado con el cine. Ambos tenían una visión muy parecida a la mía y descubrí que compartíamos los mismos gustos por directores y largometrajes. Me presentaron el proyecto a grandes rasgos y desde un principio ya me pareció que podría resultar de lo más interesante debido a la dirección y enfoque que querían darle al trabajo. Algo más tarde (cuando ya empecé a ver partes del corto) fue cuando supe que mi intuición me había llevado por buen camino y que iba a ser un placer trabajar con Existir.

¿Cómo fue el trabajo con Cristian Martínez?

El trabajo con Cristian fue muy fácil ya que tenía las ideas muy claras y supo transmitírmelas de manera precisa, y una idea preconcebida de las emociones e intensidades que requería el trabajo. Desde el principio todo fue sobre ruedas (prácticamente no hubo cambios desde la idea original). También he de añadir que, a pesar de que Cristian sabía muy bien lo que quería, me dio mucha libertad creativa lo que es de agradecer en proyectos como éste donde la visión del producto final es muy personal.

¿Estabas a la vez componiendo para publicidad u otro álbum? Si lo estabas, ¿cómo se compone al mismo tiempo para distintos proyectos; la música de uno y la de otro se te “aparece” de forma diferenciada?

Lo cierto es que sí. Debido a la cantidad de proyectos que entran en el estudio, muchas veces se solapan y toca componer para diferentes trabajos al mismo tiempo. Para mí la primera impresión emocional que te produce una creación artística es fundamental, esto me ayuda a la hora de componer y reforzar las emociones que quiero imprimir en mi trabajo. Lo complicado de esto es poder pasar rápidamente de una emoción a otra, así que para eso me ayudo de diferentes técnicas que he ido descubriendo a lo largo del tiempo como, por ejemplo, hacer alguna actividad aleatoria (dar un paseo, jugar con el perro, leer) entre un proyecto y otro. Esto me ayuda a “formatear” la mente y cambiar el “chip”.

En Existir, la música es un tercer personaje protagonista. Sucedía en la película Las horas, donde la música de Philip Glass se impone como otra de las protagonistas…

Efectivamente. En Existir la música tiene un peso muy importante llegando en algunas ocasiones a ser coprotagonista de diferentes secuencias. La música funciona como un amplificador de emociones y en muchas ocasiones puede llevarte en una u otra dirección, en este caso el trabajo de Cristian tiene un contenido emocional muy intenso por lo que la música se convierte en algo primordial. Durante todo el cortometraje viene y va con más o menos intensidad hasta que finalmente casi se apodera de todo. Incluso cuando el corto cierra, lo último que nos queda son unas últimas notas de despedida con la imagen en negro.

¿Es distinto tu modo de componer para cine, para una historia de ficción narrativa, que para publicidad u otro medio?

Sí, cada creación artística tiene una forma de expresión diferenciada y por tanto la forma de componer es distinta. En publicidad jugamos con unos tiempos muy cortos y precisos y por tanto tienes que ser muy conciso a la hora de expresarte, esto conlleva una reducción drástica de la libertad creativa. En videojuegos todo cambia ya que es el jugador el que marca el ritmo de los acontecimientos (exceptuando las cinemáticas). En el cine, juegas un poco en ambos bandos, tienes, por un lado, un tiempo definido, pero normalmente es menos tajante que en publicidad lo que te permite una mayor expresividad.

Cuéntame un poco tu trayectoria, a grandes rasgos, con los momentos que piensas fueron vitales en tu carrera como compositor.

Comencé los estudios musicales a una temprana edad, a los 10 años, inscribiéndome en el conservatorio y en la banda municipal, tocando el saxofón. Fue allí cuando empecé a interesarme por la composición. A lo largo de los años, ese interés se fue convirtiendo en vocación y comencé a crear mis propias obras. Al mismo tiempo, terminé la carrera de publicidad y relaciones públicas, lo que me llevó a aunar la música con la publicidad y a crear piezas para anuncios. Finalmente, la bola se fue haciendo más y más grande y, lo que empezó con spots, terminó con cine, videojuegos y todo tipo de composiciones.

¿Cuáles son tus compositores favoritos de cine y en general?

Si tuviera que escoger algunos de los actuales, serían Danny Elfman, Howard Shore, James Newton Howard, Alexandre Desplat o Max Richter. Hay muchos más pero esos son los que primero me vienen a la mente.

¿Tienes próximos proyectos para cine, para cortos o largos?

Actualmente estoy trabajando para varios proyectos de cine documental, entre ellos una película sobre la FIFA, varios videojuegos y diferentes spots publicitarios.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *