CRÍTICA “PAN DE LIMÓN CON SEMILLAS DE AMAPOLA”: NOS DEJA LA SENSACIÓN DE QUE PODRÍA HABER SIDO MUCHO MÁS PERO TODO RESULTA DEMASIADO PLANO Y ESTÁNDAR

Un melodrama que te acaricia suavemente. Te va calando poco a poco y cuando te das cuenta estás al borde de las lágrimas. PAN DE LIMÓN CON SEMILLAS DE AMAPOLA es la nueva película de Benito Zambrano, que adapta el best-seller escrito por Cristina Campos.

¿De qué va?: En un pequeño pueblo de Mallorca, Anna y Marina, dos hermanas que fueron separadas en su adolescencia, se encuentran de nuevo para vender una panadería que han heredado de una misteriosa mujer a la que creen no conocer. Las hermanas son dos mujeres con vidas muy diferentes. Anna apenas ha salido de la isla y sigue casada con un hombre al que ya no ama. Marina viaja por todo el mundo trabajando como doctora para una ONG. Mientras intentan descubrir los secretos que encierra su enigmática herencia, Anna y Marina tendrán que hacer frente a viejos conflictos familiares e intentar recuperar los años perdidos.

Es una película bonita y tierna, además de emocionante. Aunque hay que reconocer que todo está excesivamente manipulado para alcanzar el estremecimiento del espectador; te empuja y te arrincona hasta que no te queda otra opción que unirte al dolor de los personajes.

Llama la atención que, estando dirigida por un cineasta de raza, coquetea peligrosamente con la ‘sobremesa’. Se trata de un film que si se visualiza de manera racional y analista no se disfruta. El cinéfilo más exigente encontrará aquí una postal excesivamente edulcorada y alguna que otra nota disonante. Sin embargo, si se consigue adormecer a la razón para dejar espacio a las sensaciones, la película puede ofrecer una experiencia cautivadora.

La dirección de Benito Zambrano resulta plana y estándar. No hay rasgo alguno de autoría. Aunque esto no tiene por qué ser algo necesariamente malo. Al fin y al cabo, es una característica del cine comercial de hoy en día. El problema es que se le añade una fotografía sin matices y un guion demasiado directo; lo que termina haciendo que el conjunto quede algo plano.

El trabajo actoral es correcto. Elia Galera resulta convincente y Eva Martín se muestra cómoda ante la cámara. Ellas dos tienen una química que traspasa la pantalla y que ayuda a ahondar en el drama de la historia.

Las localizaciones son preciosas… quizá excesivamente entrañables. Mallorca se muestra como un lugar mágico y espectacular. Y, vale, es una isla realmente hermosa, pero la película tiene una leve pátina de vídeo turístico que puede echar para atrás.

El principal problema del film es que uno tiene la sensación de que podría haber sido más, mucho más. En otras circunstancias, con esta historia, estaríamos hablando de una película de Goya. En cambio, nos encontramos ante un producto impersonal y carente de luz propia.

Aun así, y tal y como se ha dicho anteriormente, termina emocionando mucho y eso le suma enteros al valorar el conjunto final. Tiene una gran capacidad de empatía y es fácil que, sin saber cómo, el espectador se descubra a sí mismo conmovido por lo que se aprecia en la pantalla. El último tercio se ve con el corazón encogido, y esa es una sensación muy poderosa con la que salir del cine. Hay un cóctel alegría–tristeza que te acompaña a casa y que hace que agradezcas haber visto esta película.

Nota El Blog de Cine Español: 5,5

Una crítica de Toni Sánchez Bernal

2 thoughts on “CRÍTICA “PAN DE LIMÓN CON SEMILLAS DE AMAPOLA”: NOS DEJA LA SENSACIÓN DE QUE PODRÍA HABER SIDO MUCHO MÁS PERO TODO RESULTA DEMASIADO PLANO Y ESTÁNDAR”

  1. A mí me pareció un telefilm de sobremesa, con diálogos en ocasiones sonrojantes y una trama que funciona a golpe de acumulación. Quiere incorporar tantos temas para causar efecto que todo funciona a golpe de cliché.
    El reparto está correcto -aunque en algún momento chirrían un poco-. De quedarme con algo, sin duda con Claudia Faci en su rol secundario. Lo único que me ha parecido luminoso en este montón de azúcar.

  2. Parece que se está gestando y casi confirmando la primera NO nominación de Zambrano a las categorías gordas de los Goya

Leave a Reply

Your email address will not be published.