ENTREVISTA EN PROFUNDIDAD A MIGUEL ÁNGEL VIVAS, DIRECTOR DE “SECUESTRADOS” | El Blog de Cine Español

ENTREVISTA EN PROFUNDIDAD A MIGUEL ÁNGEL VIVAS, DIRECTOR DE “SECUESTRADOS”

Miguel Ángel Vivas es el director de “Secuestrados” que se estrena el próximo 25 de febrero y tiene todos los ingredientes necesarios para ser una de las películas de la temporada.

J.L.P Miguel Ángel, preséntate tu mismo ante la audiencia del blog

Miguel Ángel Vivas: Nací en Sevilla y me vine a Madrid a estudiar Comunicación Audiovisual, tras lo cual hice Dirección Cinematográfica en la ECAM. Rodé “Reflejos” en 2002, y tras esto estuve unos años impartiendo clases de Dirección Cinematográfica centradas en dos partes (Dirección y puesta en escena, y Realización) en una universidad de Madrid. Hace unos años conocí a Borja y a Emma (productores de Vaca Films) y empezamos a trabajar en un proyecto que, aunque no terminó de cuajar, nos condujo de alguna manera al siguiente: “Secuestrados”

J.L.P: Debutaste con “Reflejos” un thriller policial, esta película representa un cambio radical.

M.A: Creo que entre una película y otra siempre ha de haber un cambio radical. No creo que haya que hacer una misma película dos veces, aunque sea con un guión diferente. En este caso concreto, además han pasado 7 años entre una y la otra, por lo que el cambio se acentúa más, ya que yo he cambiado bastante en este tiempo y mi manera de ver y afrontar el cine también.

J.L.P: ¿Cómo surgió el proyecto?

M.A: Desde hace ya algún tiempo me venía interesando hablar sobre este tema de los asaltos y secuestros en el hogar, ya que se trata de la profanación del lugar más sagrado que tenemos como individuos, ese templo donde y desde el que construimos nuestra vida y creamos nuestra familia. Para mí es terrorífico pensar en cómo, de un segundo a otro, todo lo que hemos construido, esa estabilidad, puede llegar a romperse por completo.

J.L.P El guión que es muy original lo firmas tú junto a Javier García ¿cómo fue el proceso de escritura?

M.A: Javier no es sólo un gran profesional, sino también un gran amigo, por lo que trabajar juntos fue, a parte de gratificante, fácil. Cuando le llamé tenía un par de páginas escritas sobre la estructura principal de la historia, así que nos pusimos a ello y tardamos bastante poco en terminar una primera versión. Sí es verdad es que cuando decidí llevar la historia por un hiperrealismo absoluto y eliminar las trampas y recursos propias de los guiones y centrarme en la idea de contarla como una experiencia más que como una historia, le costó aceptar el cambio, pero tengo que decir que trabajamos muy bien juntos.

J.L.P: A nivel visual y técnico la película tiene mucho empaque ¿cómo trabajaste estos aspectos?

M.A: Nuevamente tuve la suerte de trabajar con un equipo de la leche. No solamente eran buenos, sino que cuando les pedía que se la jugaran conmigo y fuésemos un poco más allá, se lanzaban sin pensarlo dos veces. En rodaje, había una frase que decían entre ellos que era: “a Vivas hay que aprender a decirle que no”, pero por suerte para mí nunca lo hicieron.

J.L.P: ¿Qué referentes tuviste a la hora de hacer la película?

M.A: Todos y ninguno. De alguna forma, cuando te enfrentas a una película entran como referentes todas las películas que has visto en tu vida, ya que están en tu cabeza y te han hecho entender el cine de la manera en que lo haces. En esta película había varios referentes temáticos del tipo “Funny Games”, “Suddenly”, “37 horas desesperadas”  o “La habitación del pánico”, pero me propuse no verlas durante la preparación de la película, ya que quería encontrar mi manera de contar esta historia y no usar el punto de vista de otro. Creo que lo más importante a la hora de hacer una película es tener un punto de vista como director, saber qué estás contando, cómo quieres contarlo y por qué. En ese sentido, sabía que quería una película con mucha fuerza y empaque visual, pero con un estilo de interpretación menos estilizado, más naturalista, casi a lo Cassavetes o los hermanos Dardenne.

J.L.P: En el reparto destaca, a mi criterio, Manuela Vellés aunque están todos bien ¿participaste personalmente en el casting?

M.A: El cásting de la familia fue tal cual lo pensamos. Desde el principio quería trabajar con Fernando y Ana. A Manuela me la recomendaron Borja y Emma (los productores) y desde que soltaron la idea me pareció perfecta. Los tres funcionaban muy bien como familia, que era lo que más me preocupaba, ya que para identificarte con ellos han de ser absolutamente una familia real, el público tiene que creérselos como familia, y la química que había entre ellos era perfecta. Por otro lado, poco tengo que decir del grado de implicación que dieron a la película, ya que éste habla por sí solo. Están geniales, no tengo otra manera de definir su trabajo.  Los asaltantes sí salieron de un cásting. Creo que vi a todos o casi todos los actores de Europa del Este que hay en España (algunos incluso los vimos en el extranjero), y me encontré con muchos actores increíbles, la cosa es que al final sólo pude elegir a tres. Dritán, Martijn y Guillermo no sólo son tres actores extraordinarios sino que además tuvieron un grado de implicación increíble. A los actores de “Secuestrados” hay una cosa que nunca me cansaré de decirles: gracias.

J.L.P: El prólogo de la película seguro que sorprenderá (ojo. no quiero incurrir en el spoiler) ¿ya estaba en el guión al principio o fue una idea posterior?

M.A: Poco antes de “Secuestrados” me planteé hacer un cortometraje sobre un secuestro que nunca llegué a rodar. El prólogo de “Secuestrados” es la escena final de ese cortometraje, así que de alguna manera el prólogo existe incluso antes que la película. La idea del prólogo en “Secuestrados” era la de infundir en el espectador la idea de que el secuestro de esta película no es un caso aislado, hubieron otros muchos antes y habrá otros muchos después.

J.L.P: ¿Cuánto tiempo duró el rodaje?

M.A: Dos semanas. Ni un día más ni un día menos.

J.L.P: ¿Qué fue lo más complicado del rodaje?

M.A: En las películas siempre hay un plano que se considera “el plano de la película” por su complejidad y complicación técnica. En esta película todos los días hacíamos “el plano de la película”. Fueron doce planos secuencias muy complicados. Había que plantear una puesta en escena y una planificación que casaran perfectamente entre ellas. Lo planteé como una danza, un baile entre el movimiento de los actores y el de la cámara, para que todo fuera fluido. Por otro lado, al ser planos secuencias eliminaba el montaje posterior, por lo que teníamos que montar en rodaje, con  los actores y la cámara (también potenciamos ese montaje visual con el diseño de sonido). La pantalla partida del final tenía además una complicación añadida: que casaran al final. Para ello me pasé varios días en casa con un cronómetro, lápiz y papel planteando los puntos de unión de ambas casi como si de un problema matemático se tratara.

J.L.P: Rodastéis en Las Rozas, en la provincia de Madrid, una zona que refleja muy bien a esa familia de clase media-alta ¿cómo trabajaste las localizaciones?

M.A: La casa era lo más importante, ya que me la planteé como un personaje más. De alguna forma, lo que hice fue hacer un casting de casas hasta encontrar la perfecta. Al rodar en plano secuencia, la casa tenía que tener varios elementos: estar ubicada en una zona residencial cuyo exterior nos funcionase para rodar allí, gustarnos por fuera y, sobre todo, funcionar por dentro en todos sus aspectos. Tenía que tener espacios amplios, profundidad, techos altos, salón amplio comunicado con la cocina, garaje, sótano… en definitiva, tenía que tener todos los escenarios y elementos que aparecían en el guión. Vi muchísimas casas, muchas increíbles, pero ninguna era la de la película. Nada más entrar en la casa que usamos finalmente por primera vez, me enamoré de ella. Lo primero que me engatusó fue su profundidad, mirara donde mirara había profundidad y diferentes términos, dándome mucho juego para planificar en plano secuencia.

J.L.P: La película es muy violenta ¿crees que precisamente la violencia es una de las características de la actual sociedad?

M.A: La violencia es una característica de todas las sociedades y todas las épocas. Desgraciadamente es parte de la condición humana. Podemos mirar a otro lado, pero esta no va a desaparecer por ello. Este tipo de asaltos son muy violentos y me pareció mal hablar de ellos desde la perspectiva más convencional de thriller, así que preferí ser sincero y enseñarla tal y como es, seca y sin aires de espectáculo, aunque sabía que a mucha gente no le iba a hacer gracia. Me achacan de haber hecho una película con violencia gratuita pero a mi parecer la violencia siempre será gratuita, ya que no hay manera de justificarla.

J.L.P ¿Qué aficiones tienes?

M.A: Muchas, pero si tengo que elegir una me quedo con los cómics. Me gustan desde pequeño y con ellos aprendí a leer. Hace poco he publicado un cómic como guionista dibujado por Alfonso Azpiri y ha sido algo muy gratificante a nivel personal. Eso sí, en casa ya no tengo sitio donde meterlos…

J.L.P Cuéntanos ahora tus proyectos

M.A: Tengo varias ofertas, pero me lo estoy tomando con calma para elegir bien lo siguiente que haga. Estoy desarrollando un proyecto de terror con Vaca films que me gusta mucho y estoy seguro de que será una gran película.

J.L.P: ¿Cómo ves el panorama actual del cine español?

M.A: Es una pregunta complicada. Siempre decimos que hay crisis de ideas, de guiones, de directores… pero pienso en directores como Paco Plaza, Eugenio Mira, Nacho Vigalondo, Guillém Morales, Luiso Berdejo, Rodrigo Cortés, Jaume Balagueró… y otros muchos más que no sólo son  MUY buenos sino que además tienen cosas que contar y saben comunicar con el público. En Austin (Texas) me pasó algo curioso, la gente tenía ganas de ver “Secuestrados” porque era española y de género. Fuera de España se está mirando con muy buenos ojos el cine de género que se está haciendo aquí, gusta mucho. Es algo que a mí me da que pensar.

J.L.P: Indica alguna película tanto española como de fuera que te haya gustado últimamente.

M.A: Muchas. Españolas me encantan las propuestas arriesgadas que se están haciendo, del tipo “Rec”, “The Birthday”, “Los Cronocrímenes”, “Balada Triste de Trompeta”… son películas increíbles que me parecen tan arriesgadas como necesarias. De fuera. Es difícil, son muchas. Las que más me han impactado y fascinado últimamente: “Canino”, “Un Profeta”, “Animal Kingdom”, “La Red Social”, “Red Hill”…

J.L.P: Indica tus películas favoritas.

M.A: ¡Uf!. Difícil pregunta. Hay muchas. Te diré varias, no sólo porque me parecen obras maestras absolutas y necesarias, sino por lo que han significado para mí: “Napoleón”, de Abel Gance; “Regreso al Futuro”, de Robert Zemeckis; “La Cosa”, de John Carpenter; “Videodrome”, de David Cronemberg; “El Eclipse”, de Michelangelo Antonioni; “El Club de la Lucha”, de David Fincher y “Hasta que llegó su hora”, de Sergio Leone.

J.L.P ¡Gracias, Miguel Ángel! Me ha parecido muy interesante todo lo que has contado

M.A: ¡Muchas gracias a ti, José!

                        José López Pérez

5 thoughts on “ENTREVISTA EN PROFUNDIDAD A MIGUEL ÁNGEL VIVAS, DIRECTOR DE “SECUESTRADOS””

  1. muy buena entrevista ¡¡¡¡ secuestrados esta teniendo una muy buena publicidad…ya he visto el trailer 2 veces en el cine….y he visto el cartel en los mismos cines…y en varias revistas

  2. ¡Gracias por tu comentario 111astur! Recomiendo con vehemencia “Secuestrados”. ¡Saludos cordiales!

  3. Esta peli no me la pierdo y Miguel Ángel me ha parecido en la entrevista un aunténtico creack. Todo muy interesante

  4. Recuerdo que vi “Reflejos” en su díay ha sido un sorpresa leer que ha escrito un tebeo para Azpiri. Supòngo que será el último Lorna.
    ME temo que no voy a ver esta película.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *