El cine español, al contrario de lo que venden los medios de comunicación, sobre todos los más afines a la derecha, apenas rueda películas de nuestra Guerra Civil. Es la verdad. A Koldo Serra le llega este proyecto a sus manos hace cuatro años y, con una financiación de 6 millones de euros, nos ha plasmado en pantalla grande el mayor desastre vivido en España en abril de 1937. El director vasco se ha puesto al frente de una película grandilocuente, genuina y virtuosa.

El largometraje nos adentra en el bombardeo, por parte de la aviación nazi e italiana, a la población vasca de Gernika durante la Guerra Civil Española en abril de 1937. Y es que esta cinta recupera un suceso olvidado por la ficción española que, siendo este uno de los puntos más fuertes del filme, acercará nuestro pasado a nuevas generaciones. Así pues, la originalidad es la mayor protagonista de la película: mostrarnos un bombardeo a través de un romance entre periodistas (que quizás sea este el gran aliciente para que la juventud se acerque a los cines a ver el metraje). Un romance que coge fuerza gracias a las interpretaciones de María Valverde – un personaje pausado, tranquilo y con mucha garra – y James D’Arcy – el típico yanqui fanfarrón –, aunque su triángulo amoroso no acaba de funcionar como debiera. Eso sí, cuando hablamos de un largometraje de época las miradas siempre apuntan al equipo de arte y producción; y es que se ha recreado a la perfección una España de 1937. Es más, a Gernika le esperan un par de Goyas por este magnífico trabajo digno de reconocimiento. Y cabe mencionar una banda sonora magistral que acompaña los momentos más delicados de la cinta, haciendo que el espectador pasee por las mismas calles del desastre.

Koldo Serra apuntaba en distintas entrevistas que se ha intentado recrear toda la cinta físicamente. Y es que el bombardeo a Gernika únicamente comprende los veinte últimos minutos de metraje. Unas secuencias con una puesta en escena y una potencia sobrecogedora que traspasan la pantalla y hacen vibrar las butacas de los espectadores. Aunque en ciertos fragmentos el largometraje carezca de expresividad y sensaciones, Gernika necesitaba una conmovedora película como esta. Y qué mejor que lo hiciera el maestro Koldo Serra.

Nota El Blog de Cine Español: 6,5.

Pablo Aguilar-Galindo Montoya
Director de ‘Fotograma a Fotograma’

RedaccionCríticasCríticas,Gernika,Guerra Civil española,Koldo Serra,María Valverde
El cine español, al contrario de lo que venden los medios de comunicación, sobre todos los más afines a la derecha, apenas rueda películas de nuestra Guerra Civil. Es la verdad. A Koldo Serra le llega este proyecto a sus manos hace cuatro años y, con una financiación de...