Free Image Hosting at www.ImageShack.us


El próximo viernes, 25 de Diciembre, se estrena la Ópera Prima de Luis Calvo, Prime Time, cuyo presupuesto ha sido de 2,5 millones de euros, que cuenta con un excelente reparto de jóvenes actores.La vida en directo funciona como carnaza que acciona el mando a distancia del televisor. Los llamados reality shows inundan la parrilla y desde el próximo 25 de diciembre cien salas de cine de toda España proyectarán, bajo el título de Prime Time, un thriller de factura malagueña que lleva hasta el paroxismo lo que su director denomina “pornografía emocional”. En situaciones extremas, con lo peor del ser humano al descubierto, Luis Calvo plantea interrogantes, “¿cuál va a ser el siguiente paso”, “¿hasta dónde vamos a llegar”. La solución en este caso está en manos del espectador de un programa llamado Juez y parte. El público decide qué concursante indulta y a cuál condena. Entre los ocho candidatos figuran Pablo Puyol, que para esta ocasión ha querido involucrarse más aún en el proyecto compartiendo labores de producción.

“Me siento orgulloso y feliz. Que se haga una película de esta factura en Málaga es complicado. Hay pocas productoras en España que se arriesguen”, comentó ayer el malagueño Pablo Puyol durante la presentación de la película en los multicines Yelmo Vialia.

Leticia Dolera, Alberto Amarilla, y Ana Álvarez son las pocas presencias no malagueñas en el equipo. Un inversión de 2 millones y medio de euros, cinco semanas de rodaje, una media de doce horas diarias y sesenta personas trabajando han dado como resultado un producto de ficción pensado para entretener y, también, hacer pensar. “¿Hasta que punto somos culpables de lo que funciona en televisión?, se cuestionó el también malagueño Luis Calvo, que debuta con esta cinta en el largometraje. “No somos conscientes del poder que tenemos con el mando a distancia”, insistió el realizador.

Para Puyol, su estreno como productor cinematográfico responde a varias razones. Entre ellas una muy convincente. “Porque estoy loco”, aseguró. Además, el hecho de que los otros dos productores, el propio Luis Calvo y José María Asensi “se jugaran tanto económicamente” para sacar este proyecto le hizo quitarse el sombrero. “Si esto funciona me alegraré porque recuperarán todo el dinero que han invertido”, admitió el actor.

Cuando hace dos años los responsables del proyecto llegaron a un acuerdo con la distribuidora Buena Vista respiraron tranquilos. “Ahí empezamos a ver que se podía hacer realidad. Porque hacemos cine para que lo vea el público”, recordó Calvo.

Tanto director como productores y actores quisieron dejar claro que Prime Time “no se posiciona “ni a favor ni en contra de este tipo de programas. “Simplemente este programa de televisión es el reflejo, exagerado y deforme , de lo que somos”, argumentó.

No quisiste entrar, lucharás por no salir. El subtítulo de este thriller psicológico alude al juego macabro que propone el show. Si tortuoso es lo que se ve en pantalla, el rodaje previo no se queda atrás. Una cámara para grabar planos rodados en su práctica totalidad en el interior de un espacio negro, vacío, circular, con paredes de espejo y suelo de cristal. Para lograr el efecto deseado el equipo recurrió a la estructura de guiñol. Una tela negra con un pequeño agujero para colocar la cámara y todo el engranaje técnico detrás. “Es la angustia de la infinitud, de no saber dónde empieza y termina el espacio”, añadió el productor.

Prime Time no hace sino recordar la capacidad del ser humano de hacer daño y de sacrificar la dignidad por el espectáculo.