La actriz Isabel Ampudia irrumpió en el cine en el año 1996 con su premiada interpretación secundaria en ‘Taxi’, de Carlos Saura. Desde entonces, su carrera ha combinado cine, televisión y teatro, con destacados trabajos como en la recomendable película ’15 días contigo’, que le valió la nominación al Premio Goya.

Diez años después, Ampudia repite con el director Jesús Ponce y estrenará este viernes la película ‘Todo saldrá bien’, un drama con altas dosis de humor negro, cinismo, ternura y aromas al Almodóvar más bergniano.
La actriz interpreta a Isabel, que viajará a su casa familiar del pueblo debido al estado crítico de su madre. Allí se encuentra su hermana Mercedes (Mercedes Hoyos), que ha estado al cuidado de su madre durante años. En el encuentro confrontarán las personalidades opuestas de las dos hermanas y aflorarán reproches y rencores enquistados mientras esperan el fatal desenlace.

Os dejamos con nuestra entrevista a Isabel Ampudia, protagonista de ‘Todo saldrá bien’:

– Isabel, ‘Todo saldrá bien’ es un película pequeña pero sorprendente, ¿cómo describes la propuesta de Jesús Ponce?

Es una película pequeñísima con un equipo mínimo y que ha tardado 12 largos años en gestarse. Nos presenta a la familia como caldo de cultivo de todo lo bueno y todo lo malo, así como la base de nuestras relaciones.

– Egoísmo. Mezquindad. Divismo. Son términos que se le podrían atribuir a tu personaje, ¿cuál es tu relación con Isabel-personaje? ¿Has llegado a entenderla o quererla?

Sí, por supuesto. Aunque a mí me cuesta mucho entender que alguien no quiera cuidar a su madre enferma, pero sé que hay gente que tiene absoluto pánico a hacerlo. Lo he visto con mis propios ojos, ¡incluso padres que no cambian el pañal de sus hijos! Pensé en tirar por ahí, por esa incapacidad emocional de acercarse al sufrimiento extremo.

– Hay momentos de mucha intensidad dialéctica y emocional entre las dos hermanas, ¿has tenido algún referente, como Almodóvar o Bergman?

Casualmente, el año pasado vi mucho cine nórdico. Casi todo Bergman, Dreyer… Había algo interno de este personaje que me hizo tirarlo por ahí, no ya desde la expresividad hacia afuera, sino por una contención y guía interna salvaje, seca y egoísta. Calvinista tal vez (risas). No sé, va por ahí. Pero es cierto que me influyó mucho todo lo que vi el año pasado.

– Y, como en el cine de Bergman, los diálogos y escenografía le dan un aura teatral, ¿estuvo concebida como película desde el inicio?

Sí, estaba planteada como película desde el inicio. Supongo que la localización en principio se buscó con la intención de que resultara barata, pero Jesús logró teñir eso de claustrofobia o cerrazón a todos los niveles, y creo que funciona muy bien cómo utiliza la localización desde el punto de vista fílmico.

– Háblanos del personaje de Mercedes Hoyos, la antítesis del tuyo.

Viene a ser la cara opuesta. Ella fue la que se quedó en el pueblo cuidando a la madre y tiene mucho rencor y envidia de mi personaje. Tiene mucha necesidad de ser reconocida por ello.

– Se trata de tu tercera película con Jesús Ponce, se podría decir que eres su “musa”. ¿Cómo le defines como director?

Para mí Jesús es el director que me sabe ver. Que confía en mí. Que tiene colmillo retorcido para crear personajes reales. No planos. Y luego tiene siempre un toque italiano-festivo en sus películas. Esa mezcla es la que le define desde mi punto de vista.

– Dentro del cine mal llamado “low cost”, independiente y especialmente el social, ¿en qué se diferencia ‘Todo saldrá bien’?

Hay un sentido del humor bastante negro que aparece en distintos momentos. Por ejemplo, cuando aparece el personaje de Darío (el médico) le trae bastante aire a la película. La película muestra que las relaciones son complicadas y no hay que acabar en un buenismo o malismo, sino que hay que dejarlo fluir. El afecto hay que dejarlo brotar. Un poco nos hace ver en un espejo. Como has comentado antes, tiene de especial el hecho de no ser una película lenta, contemplativa: es muy activa y mordaz.

– Tampoco se recrea en ningún momento en el drama intenso que se podía prestar.

Exacto. Y no deja títere con cabeza: nadie es bueno. Los personajes son muy ricos.

– Sin desvelar nada, la secuencia final debió ser de las más complicadas para ti.

Sí. Tuve que mantener el centro y el espacio. Muy complicado. Pero al mismo tiempo, Jesús Ponce, que -como te he comentado antes- sabe verme y siempre me ve como él cree que debe ser el personaje, me ayudó e hizo todo muy fácil. Sentí la compañía del equipo. Pero vamos, que se pasa chungo…

– Es un final potente…

Sí, yo creo que cierra perfectamente y entiende la película. Todo queda en su sitio.

– Tu carrera ha estado especialmente focalizada en el teatro, ¿qué estás haciendo en estos momentos?

Ahora estoy en Madrid con la obra ‘El tiempo y los Conway’, dirigida por Adolfo del Río Obregón. Es en ‘La pensión de las pulgas’, de Martret, una sala Off pequeñita a la que tengo mucho aprecio que, por cierto, cierra definitivamente como espacio escénico el 24 de julio. La obra es todo lo contrario a ‘Todo saldrá bien’. Se trata de una british de toda la vida. Y en diciembre vuelvo con la obra ‘Veneno para ratones’, una maravilla.

– ¿Ves cine español? ¿Alguna recomendación reciente?

Veo cine español y me gusta mucho ver lo que se hace aquí. La última que me impactó, a ratos, fue Julieta. No me lo esperaba, su contención y vuelta de tuerca. Yo tenía una cosa en la cabeza y encontré otra. Las actrices y la puesta en escena me pareció genial.

-¿Qué le dirías a un espectador indeciso para que compre una entrada de ‘Todo saldrá bien’?

Encontrarán un thriller emocional, ágil y con mucho humor negro. En la sala. Fresquitos. A salvo de la canícula y de los problemas reales. Y se posicionará y verá reflejado.

Estreno de ‘Todo saldrá bien’ este viernes 8 de julio.

Óscar TAEntrevistasIsabel Ampudia,Jesús Ponce,Todo saldrá bien
La actriz Isabel Ampudia irrumpió en el cine en el año 1996 con su premiada interpretación secundaria en 'Taxi', de Carlos Saura. Desde entonces, su carrera ha combinado cine, televisión y teatro, con destacados trabajos como en la recomendable película '15 días contigo', que le valió la nominación al...