En los últimos años estamos viendo como los cines españoles pierden espectadores paulatinamente. Además, en los dos últimos fines de semana hemos sufrido los peores datos de recaudación desde el pasado Mundial de fútbol, concretamente, el pasado fin de semana se recaudaron 3,8 millones de euros en todos los cines de España, con un Nº1 de taquilla, todo un blockbuster como “Mad max: furia en la carretera”, logrando en su estreno 1,1 millones de euros. Antes era habitual que grandes blockbusters como este se estrenaran en nuestras salas con cifras de recaudación por encima de los 3 millones de euros, hoy difícilmente superan los dos millones, o decepcionan rozando el millón de euros como en este caso y eso que estamos hablando de una producción de 150 millones de dólares, que ha sido lanzada con una gran campaña de promoción de Warner Bros, que no recuperará en nuestro país lo invertido en publicidad.

En la última década España ha perdido la mitad de sus espectadores: 143,93 millones de espectadores en el año 2004, 127,65 millones de espectadores en el 2005, 121,65 en el 2006, 116,93 en el 2007, 107,81 en el 2008, 109,99 en el 2009, 101,60 en el 2010, 98,34 en el 2011, 94 millones en el 2012 y 77 millones de espectadores en el 2013.

Otro dato catastrófico es saber que el pasado lunes acudieron 10 espectadores de media a ver una película situada en el Top Ten y ayer, martes, la media fue de 18 personas, es decir, estos dos días les hubiera salido mejor a los cines cerrar sus puertas y ahorrar luz y sueldo de los empleados, ¿llegará el día en que los cines sólo habrán los fines de semana? Ver estos datos y saber que en el año 1968 los españoles iban 11,3 veces de media al cine al año y ahora sólo dos veces, provoca el temor de suponer que el cine en nuestro país esté herido de muerte.

Ya hemos hablado numerosas veces que el cine se enfrenta a un cambio de hábitos de ocio, los jóvenes actuales prefieren quedar en casa de un amigo a jugar a la videoconsola, o directamente jugar en red unos contra otros cada uno en su hogar, que quedar para ir al cine. Por otra parte, el cine en España es muy caro, sobre todo en las grandes capitales, ¿qué familia se puede permitir llevar a sus dos hijos al cine y gastarse 36€ por una hora y media de ocio? Y a este dinero no le añadimos los gastos de transporte, ni el gasto en palomitas y refrescos que la mayoría de las cadenas de exhibición, sobre todo Cinesa, venden a precio de oro. Por cierto, ¿cuándo se baje el IVA cultural, si es que se baja alguna vez, los cines bajarán los precios de sus entradas?

Está claro que la piratería también afecta, pero cada vez es más inusual encontrarse películas de estreno para descargar en la red, por lo que creo que este factor no es determinante en los últimos dos años. Creo que en los dos últimos años ha hecho más daño a la cultura la subida del IVA que la piratería.

En conclusión, o exhibidores, distribuidores (¿son realmente necesarios?) y productores hacen algo pronto o el cine en España se muere…

RedaccionNoticiascine,CRISIS,entradas,precios
En los últimos años estamos viendo como los cines españoles pierden espectadores paulatinamente. Además, en los dos últimos fines de semana hemos sufrido los peores datos de recaudación desde el pasado Mundial de fútbol, concretamente, el pasado fin de semana se recaudaron 3,8 millones de euros en todos los...