¿POR QUÉ EL CINE ESPAÑOL NO RETRATA SU HISTORIA EN SUS PELÍCULAS?

La llegada las próximas semanas de la coproducción hispano-venezolana Libertador, con un presupuesto de 50 millones de dólares y donde no se han escatimado medios para dotar al film del carácter épico que requiere la biografía del icono histórico de Latinoamérica  Simón de Bolívar, nos obliga a retomar un viejo debate sobre nuestro cine.

Echando mano de la filmoteca, sorprende la ausencia de películas españolas recientes que aborden nuestra extensa historia en su vertiente más épica, siendo un género que en nuestro cine clásico sí fue ampliamente retratado.
Con una rica historia por la que Estados Unidos mataría, plagada de personajes apasionantes, hazañas y batallas idóneas para grandes producciones, en los últimos años nuestras ofertas más ambiciosas y comerciales jamás contemplan proyectos sobre la historia de España anterior al Franquismo, al contrario de nuestros vecinos europeos como Francia o Inglaterra -que ha hecho películas de todos y cada uno de sus reyes-.

Unos aseguran que se trata de una cuestión de presupuesto y otros de talento; otros creen que los realizadores españoles rehuyen de todo lo que pueda parecer “españolista”; y también hay quien cree que comercialmente no es una temática que al público interese, un dato que se contradice con la aceptación de producciones televisivas como Isabel o Hispania.

Las pocas incursiones al cine de acción bélica en nuestro cine reciente han tenido una notable acogida. El primer ejemplo fue Alatriste, dirigida por Agustín Díaz Yanes y protagonizada por Viggo Mortensen, basada en el personaje protagonista de Las aventuras del capitán Alatriste de Arturo Pérez-Reverte. Curiosamente se trata de un personaje de ficción enmarcado en un fondo histórico real. Otro ejemplo fue el salto a la gran pantalla de otra serie de éxito: Águila Roja, aunque de nuevo se trata de una historia de ficción.

Vicente Aranda fracasó al llevar a la gran pantalla la historia ficticia de Tirante el Blanco, dejando a un lado el carácter aventurero de la historia y centrándose en lo ‘erótico-festivo’. Una tendencia habitual en las incursiones de nuestro cine reciente a personajes históricos, más enfocado en sus pasiones e intrigas que en hacer un auténtico espectáculo de fuegos artificiales. Es el caso de Juana la Loca (Vicente Aranda, 2001), Volavérunt (Bigas Luna, 1999), Esquilache (Josefina Molina, 1988), El rey pasmado (Imanol Uribe, 1991), Goya en Burdeos (Carlos Saura, 1999), La Conjura del Escorial (Antonio del Real, 2008),  Sangre de Mayo (José Luís Garci, 2008), Teresa, el cuerpo de Cristo (Ray Loriga, 2007) o Lope (Andrucha Waddington, 2009).

Otras historias apasionantes nos dejaron la sensación de falta de medios. Historias que sin duda merecen más. Dos ejemplos recientes son Los Borgia (Antonio Hernández, 2006) o Bruc, el desafío, un personaje de aventuras legendario digno de una gran producción.

Sin duda se echa en falta un auténtico disfrute bélico con gran despliegue de efectos especiales, batallas, acción y sangre a raudales. Para ello hay un inconveniente principal: se requiere de un gran presupuesto. En ese sentido la lógica nos hace pensar que un importante proyecto con un director de renombre y con un claro componente cultural/histórico debería contar con un gran apoyo institucional. Una alternativa polémica de cara a rentabilizar un proyecto de este tipo sería rodar en inglés, dotando al film de una proyección internacional.

¿Qué parte de nuestra historia te gustaría ver retratada en la gran pantalla?

24 thoughts on “¿POR QUÉ EL CINE ESPAÑOL NO RETRATA SU HISTORIA EN SUS PELÍCULAS?”

  1. Rincewind: Estoy de acuerdo contigo. Rodar una película ambientada en otra época supone muchos gastos. Si encima hablamos de hacer una película bélica mejor no hablemos y necesariamente habría que contar con el mercado extranjero para que fuera rentable.
    Precisamente mencionas EEUU y China, dos países que ademas de ser potencias económicas tienen un mercado interno suficientemente grande para poder hacer rentables películas de gran presupuesto antes de contar con las ventas al extranjero.
    Y volviendo a la guerra civil y hablando de EEUU, recuerdo una vez más lo que dijo en su día RAfael Azcona “como espectador conozc más la guerra de suceción americana qeu la guerra civil española”

  2. Hugo: por curiosidad ¿has visto ya la de Bolívar o supones qué será como dices por lo que sabes de la película? Repito es simple curiosidad

    No entiendo mucho lo que dices sobre María Tudor ¿afirmas que se han hehco muchas o que no se han hecho? es que no me queda claro.
    De lo que dices hay algo que me parece muy interesante y quizás sea importante resaltar, el sesgo ideológico de las películas. A veces realmente está en la mirada del espectador ante que en la intención del cineasta.
    Recuerdo portugueses molestos con “Hispania, la Leyenda” porque según ellos Viriato era un héroe portugués, no español; hasta ese punto llega la cerrazón humana.
    En mis anteriores comentarios hablé del Cid, otra figura histórica usada ideológicamente y que todavía hoy se vincula a la derecha, pero por otro lado es nombrado en el himno de Riego, ahora que existe ese absurdo que ser republicano supone ser de izquierdas

  3. No he tenido ese placer, pero viendo de donde sale la plata, 2+2 son 4. Ojalá este equivocado!!!

    No existen pelìculas sobre Jacobo II o sobre María Tudor, casi siempre son mismos reyes reina Victoria, la Reina Isabel, Enrique VIII y el tío de la monarca actual.-

    Luego algún palo a Enrique II (en Becket o el Leon de Invierno), alguna adaptación de Shakespeare (Enrique V, Ricardo III, McBeth), y la clásica cortada de cabezas a reinas intracendentes (María Estuardo, Ana Bolena y Juana Grey), o la enesima versión de El Principe y el Mendigo de .-

    El resto a lo sumo una recreaciòn de epoca de la Regencia, o de la Restauración donde aparece el Principe Regente o Carlos II cinco minutos de un total de 140, o de Cromwell donde Carlos I aparece cuasi 10 en 150 y a no olvidar Ricardo Corazon de Leon en cada adaptación de Robin Hood e Ivanhoe, siempre aparece al principio o al final.

    Aunque antes del rumor gay, en los 30s se hizo alguna película sobre su matrimonio con una princesa navarra.-

    El resto de los reyes no aparecen, y el único que los trato de villanos fue Mel Gibson, lastima que lo hizó sin ninguna clase de rigorismo histórico, la princesa Isabel era una niña que vivía en Francia cuando a Wallace le cortaron la cabeza.

    Una vez intentaron hacer una película sobre Alfredo el Grande, y les salió un mamotreto de epicas proporciones, supongo que por eso los britanicos desistieron de hacer una epopeya sobre el oscuro Guillermo el Conquistador.-

    En los 40s y 50s hubieron decenas de epopeyas sobre los distintos reyes apoyados por el franquismo donde se destacan Locura de Amor y A donde vas Alfonso XII. Las sagas de los reyes se continuaron haciendo hasta fines de los años 70s.
    Actualmente en los cines esta la producción catalana Stella Candente sobre el usurpador Saboya que muy poca gente fue a ver pese al gran reparto que tiene Alex Brandhemul, Lola Dueñas y Barbara Lennie.-

  4. El cine español está lastrado por los complejos a causa de las zancadillas que recibe a diestro y siniestro.Hacer una película histórica de gran presupuesto con grandes dosis de violencia es un suicidio.Una película de este tipo tiene 2 rémoras principales:los prejuicios de carácter ideológico y la gran dificultad que entrañaría atraer targets claves como adolescentes y mujeres.Tras el fracaso financiero de Ágora hay mucho miedo a abordar proyectos de este tipo.

  5. Hugo: gracias, sí que te has currado la respuesta 🙂 . En todo caso, respecto a María Tudor sí que he encontrado vrios títulos de don aparece a veces cómo protagonista. Y sobre Cralos primero y su confrontación con Cromwell también ha varias películas. Es normal que algunos momentos históricos despierten más interés

    Respecto a lo de Bolívar el dinero no solo sale de Venezuela y antes de Chávez la figura de Bolívar ya estaba bastante mitificada. No espero nada de este tipo de producciones sean de EEUU o de cualquier otra nacionalidad, suelen estar demasiado encorsetadas por la sombra del mito sobre el que trabajan , salvo excepciones

    por cierto, si te refieres a Alfredo el Grande la película realizada a finales de los 60, no coincidimos entonces, porque a mí sí me gustó.

    cuestión de opiniones, claro.

  6. El cine español está lastrado por los complejos a causa de las zancadillas que recibe a diestro y siniestro.Hacer una película histórica de gran presupuesto con grandes dosis de violencia es un suicidio.Una película de este tipo tiene 2 rémoras principales:los prejuicios de carácter ideológico y la gran dificultad que entrañaría atraer targets claves como adolescentes y mujeres.Tras el fracaso financiero de Ágora hay mucho miedo a abordar proyectos de este tipo.

    Sin embargo en los 40 y 50s las películas historicas eran las más vistas en España. El último Cuple, La Violetera, Violetas Imperiales, Locura de Amor, Alba de América, A Donde vas Alfonso XII.-

    Ninguna de ellas era de acción, más bien era romanticas.
    No por ser histórica deben haber batallas.-

  7. Pues a mi me encantaría, que por una vez, alguien apostara por una gran producción histórica de nuestro ciene. Y a mi en particular , aunque han dicho por aquí que ya está muy visto el franquismo y Colón, creo que una verdadera superproducción sobre el mayor descubrimiento del mundo, las Américas ,sería lo mejor . No se si se ha hecho algo bueno ,pero creo que ridley scot hizo una de Colón y no era una gran película. Creo que debemos potenciar ese personaje y ese hecho .

  8. Muy buen artículo. Hay poco que argumentar en contra.

    Hablando de este cine español, ahora mismo se está preparando una película sobre la vida de Ramón Llull y la época del fin de las cruzadas y el juicio de los templarios en España.

    http://www.proyectolullius.com/

    Creo que se puede hacer este tipo de cine aquí, pero hace falta que los directores y las productoras cambien un poco el chip!

1 2

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.