Está claro que los dos grandes favoritos en la próxima edición de los Premios Goya en la categoría de mejor dirección novel son Raúl Arévalo por “Tarde para la ira”, filme que participará en la Sección Oficial del Festival de Venecia, y Marina Seresesky por “La puerta abierta“, trabajo que ha sido seleccionado en numerosos festivales nacionales en internacionales.

Y, sabiendo cómo funcionan los académicos, y sin haber visto todavía ninguna de las dos películas, creo que el que se llevaría “el cabezón” sería Raúl Arévalo que lleva muchos años trabajando en nuestro cine y tiene grandes amistades tanto en el gremio de actores, directores, guionistas y productores.

Los otros dos puestos que faltan para los cuatro directores noveles nominados se los jugarían, por un lado, Esteban Crespo, ganador del Goya en el 2014 y nominado al Oscar el mismo año por su corto “Aquel no era yo”, si es que finalmente “Amar” se estrena antes de que acabe este año; Nely Reguera por “María (y los demás), protagonizada por Bárbara Lennie; y David Cánovas por su gran trabajo de dirección en “La punta del iceberg”, un thriller protagonizado por Maribel Verdú, que no tuvo suerte en la taquilla.

¿Alguien nos da otro nombre posible para estar entre los finalistas a mejor dirección novel en los próximos Premios Goya?

RedaccionPremios GoyaDavid Cánovas,Esteban Crespo,MARINA SERESESKY,mejor dirección novel,Premios Goya,RAÚL ARÉVALO
Está claro que los dos grandes favoritos en la próxima edición de los Premios Goya en la categoría de mejor dirección novel son Raúl Arévalo por 'Tarde para la ira', filme que participará en la Sección Oficial del Festival de Venecia, y Marina Seresesky por 'La puerta abierta', trabajo...