No es secreto para nadie que en el mundo que vivimos las marcas tienen que ser cada vez más ingeniosas para publicitarse y conseguir vender sus productos. Por eso vemos infinidad de campañas creativas que van apoderándose de espacios en los que antes no estaban.

La marca de ginebra Mombasa no se queda atrás en este aspecto y decidió crear un concurso de cortometrajes en el que uno de los pocos requisitos que exigían a los participantes era que su ginebra fuera parte de la historia.

El pasado 3 de octubre tuvimos la oportunidad de ver a los 25 cortos finalistas de esta segunda edición en la gala final, que se llevo acabo en el cine Proyecciones de Madrid. De los alrededor de 90 cortos que se recibieron, estos fueron los que tuvieron la oportunidad de ver sus creaciones proyectadas en la pantalla grande y frente a un público bastante numeroso.

La calidad de los cortometrajes variaba mucho de unos a otros. Algunos muy malos y otros bastante entretenidos. Los que más destacan según mi opinión son: ‘El Caso Ochoa’ de Spin Off Ficción; ‘Indómitos’ de Miguel Valle; ‘Siempre supe que era ella’ deNicolás Salazar; y ‘DeseoMombasa’ de Juan Valero.

La gala, en general, estuvo bastante entretenida de la mano de Manuel Feijóo quien entre broma y broma fue desvelando los ganadores de cada una de las categorías, que fueron seleccionados por diversas personalidades del cine, la televisión, la publicidad y los medios.

Aunque, lo que sin duda deja más sorprendido, es el valor de los premios. Estos son por diferencia de los más altos que se entregan en España en concursos similares a este. Los premios a mejor actriz, actor, guión y dirección son galardonados con 500 euros; mientras que el premio al mejor cortometraje se lleva la suma nada despreciable de 10.000 euros.

En este caso el afortunado fue Juan Valero, ya que su cortometraje Deseo Mombasa se alzó como el mejor de la edición, imponiéndose a los otros 24 finalistas.

Como crítica constructiva, les diría a los que se encargan de la organización que no vendría mal una persona con un micrófono que se encargue de anunciar cuando hay descansos y cuánto dura. Esto sobre todo porque, aunque el momento de la gala estuvo muy bien, el período de proyección de los cortos es dejado un poco de lado y reina un poco la confusión.

Pese a ello, el Mombasa Gin & films es una iniciativa bastante positiva para el mundo del cine. Es una oportunidad y un espacio idóneo para que los jóvenes cineastas puedan crear sus historias y mostrar su talento en la pantalla grande, y como amante del cine que soy siempre voy a aplaudir iniciativas de este estilo, aunque sean con fines publicitarios.

El resto del palmarés fue el siguiente:

Mejor actriz: María Kaltembacher, por Deseo Mombasa.
Mejor actor: David Ortiz Sánchez, por Rico.
Mejor guión: Gerardo Berna/Jaime Grau, por Los Montalvo.
Mejor director: Dani Rodriguez por El caso Ochoa y Mario Martínez Duque por Metal intervention.
Mención especial del Jurado: Origin.

Os dejo con el corto ganador:

Daniela Rosas

RedaccionCortometrajesCortometrajes,Mombasa
No es secreto para nadie que en el mundo que vivimos las marcas tienen que ser cada vez más ingeniosas para publicitarse y conseguir vender sus productos. Por eso vemos infinidad de campañas creativas que van apoderándose de espacios en los que antes no estaban. La marca de ginebra Mombasa...