Hace dos semanas tuvo la oportunidad de entrevistar a Fernando González Molina, un director cuyo nombre no es muy conocido para el gran público pero que es el artífice de películas tan taquilleras como “Fuga de cerebros”, “3 metros sobre el cielo”, “Tengo ganas de ti” y “Palmeras en la nieve”, esta última todavía arrasando en la taquilla española con más de 14 millones de euros de recaudación.

En esta entrevista hablamos con Fernando González Molina de sus inicios en la dirección en series como “Un paso adelante”, e incluso como director de videoclips de Fran Perea, del hito que consiguió con el díptico, adaptación de las novelas de Federico Moccia, “3 metros sobre el cielo” y “Tengo ganas de ti”, que fueron un gran éxito en nuestro país, Latinoamérica y Rusia, entre otros países, y, cómo no, del arrollador fenómeno de “Palmeras en la nieve” y, por último, de su nuevo proyecto “El guardián invisible”, adaptación al cine de la novela escrita por Dolores Redondo.

Os dejo con nuestra entrevista a Fernando González Molina, director de “Palmeras en la nieve”:

– ¿Cómo pasaste de dirigir videoclips para cantantes como Fran Perea o El Sueño de Morfeo a rodar algunos capítulos de la serie “Los hombres de Paco?

– Yo trabajaba en Globomedia y parte de mi trabajo en aquella época también fue rodar estos videoclips, pero fue algo esporádico. En realidad, salté de ser realizador en “Un paso adelante” y “Los hombres del Paco”, y de haber realizado algunos cortos previamente, a dirigir la conocida serie protagonizada por Hugo Silva, Mario Casas y Michelle Jenner, entre otros.

– En la serie “Los hombres de Paco” conociste a tu actor fetiche, Mario Casas, del que no te has separado desde entonces protagonizando tus cuatro películas (“Fuga de cerebros”, “3 metros sobre el cielo”, “Tengo ganas de ti” y “Palmeras en la nieve”), ¿a qué se debe este tándem director/actor cinematográfico?

– Bueno, en realidad, no ha sido una cosa premeditada pero él cuadraba perfectamente para encarnar a todos los personajes protagonistas masculinos de mis películas. Mario Casas tiene una capacidad empática, de transmitir y de llegar al público que cuadra perfectamente dentro del cine emocional que hago. Así, siempre que me ponía a pensar qué actor podría encarnar a los protagonistas de mis historias siempre he llegado, finalmente, a su figura.

– Tu nombre está dentro de la hornada de jóvenes directores españoles que saben conectar con el público y prueba de ello es que tus cuatro películas han sido grandes éxitos de taquilla, ¿cómo lo has conseguido?, ¿piensas en el público a la hora de dirigir una historia?

– Pienso absolutamente en el público, claro, y pienso en el cine que me gustaría ver a mí en pantalla grande, un cine emocional, un cine que, curiosamente, también es el que quiere ver una gran parte de los espectadores españoles.

– Imagino que sabrás que tu díptico adaptación al cine de las novelas “3 metros sobre el cielo” y “Tengo ganas de ti”, de Federico Moccia, tienen millones de fans en nuestro país y sobre todo en Latinoamérica, prueba de ello es que hoy día todavía recibimos al menos un comentario al día en nuestra web de alguna fan pidiendo una tercera parte, ¿llegará ésta en algún momento?, ¿sería posible?

– La verdad es que no lo descarto, pero va a depender mucho de que Federico Moccia escriba esa tercera novela a partir de la cual podamos desarrollar un guión y, después, de que el equipo principal de “3 metros sobre el cielo” y “Tengo ganas de ti”, como son los actores y yo mismo, coincidamos y podamos llevarla a cabo. Insisto, no lo descarto, conforme pasa el tiempo, y lo comentamos a menudo Mario y yo, sería bonito reencontrarse con estos personajes unos cuantos años después.

– Cambiemos el tema a “Palmeras en la nieve” largometraje, ¿qué cuento tiempo te ha llevado desde sus inicios a terminar su montaje?

– Mira, casi cuatro años. Desde que empezamos a trabajar en la adaptación de la novela con Sergio Sánchez, lo que nos llevó un año; más otro año que nos ocupó la preproducción de la película (también realizar gran parte de los decorados); después 6 meses de rodaje, pero no fueron 6 meses de rodaje continuo sino que los dividimos en tres bloques con lo cual se alargó el rodaje un año; y, por último, un año de postproducción. Una barbaridad, estamos ante un proyecto que ha costado mucho levantar y desarrollar, pero estamos muy contentos con el resultado final.

– ¿No te dio miedo ser el encargado de dirigir una producción de 10 millones de euros, vamos, lo que se denomina una gran superproducción en nuestro cine?

– Sí, lógicamente, no porque no me sintiera capaz de desarrollar una idea como ésta, pero es que la responsabilidad pesa mucho. Cuando levantas una película de este tamaño en castellano, lo que conlleva que su mercado potencial se limite a nuestro país y Latinoamérica, tienes que conseguir que sea un gran éxito en España para que sea rentable para sus productores.

– ¿Este proyecto te lo ofreció Atresmedia directamente?

– Es algo curioso. Oigo hablar de la novela, y comienzo a leerla, porque Mario Casas había oído que este proyecto se estaba moviendo por ahí y le parecía muy interesante que lo rodara yo y, casi seguido, unas semanas después Mercedes Gamero y Mikel Lejarza, de Antena 3, con los que había trabajado en mis anteriores películas, me hablan de la novela y me piden mi opinión sobre si hay en su historia una película, y si me interesaría hacerla, porque creen que era una historia perfecta para mi tipo de cine, como te decía antes, muy emocional. Y, lógicamente, la había.

– Me resulta curioso que con tus tres películas anteriores conectaste de una manera que, prácticamente nunca se había visto en nuestro cine, con el público adolescente y, ahora, has conseguido lo mismo con el público femenino, que también es un caso excepcional en nuestro cine.

– No lo sé, no sé por qué se ha producido. Como te he comentado anteriormente, hago un cine que me gustaría a ver a mí en pantalla grande. Con “3 metros sobre el cielo” y “Tengo ganas de ti” traté de contar la película que al adolescente que era yo le hubiera gustado ver: son películas profundas, intensas, muy adolescentes en su concepción en los temas de la vida, de la muerte, trata de un momento específico de la vida, el salto de la adolescencia a la madurez, lo cual conectó muy bien con el público. Estamos hablando de un tipo de cine que no se rueda mucho en nuestro país, realmente, no sé si al público más joven se le menosprecia un poco, se le considera un público de segunda pero, en realidad, son los que más van al cine cuando encuentran una historia que les llena. En fin, no sé por qué se produjo, pero en su momento interesaron mucho y ahora con “Palmeras en la nieve”, no tengo datos concretos, pero parece que atrae a un público mayoritariamente femenino, aunque aspiro a que guste a espectadores de ambos sexos y de todas las edades.

– “Palmeras en la nieve” ha logrado 5 nominaciones a los Premios Goya, pero creo que se ha visto perjudicada al estrenarse tan tarde, echando en falta nominaciones como a los mejores efectos especiales, mejor fotografía, mejor actriz novel y, por qué no, mejor director y mejor película del año, ¿qué opinas al respecto?

– Creo que es verdad que al adelantarse las nominaciones, que nunca había sido así, puede que nos haya perjudicado, pero nunca sabremos qué hubiera pasado. Lo que es cierto, en realidad, que muchos Académicos no vieron la película antes de votar, la película no estaba colgada en Veomac, ni se envió una copia en DVD a los académicos para su visionado por el miedo a la piratería, mira lo que ha ocurrido con “El desconocido”, de Dani de la Torre, y sólo pudimos realizar pases físicos para los miembros de la Academia, pero a éstos de los más de 1.200 Académicos sólo fueron unos 150. Particularmente, echo en falta que no esté reconocido el trabajo de muchos compañeros por la magnitud y la complejidad de este proyecto pero, bueno, estamos contentos con las candidaturas que han caído y esperemos  que el día 6 consigamos algún Goya.

– Podríamos decir que con “Palmeras en la nieve” nos has descubierto a dos excelentes actores, desconocidos para el gran público en cine, como Berta Vázquez y Alain Hernández, ¿cómo fue trabajar con ellos?

– Bueno, en realidad, el público ha conocido a Berta Vázquez por la serie “Vis a vis”, pero su primer trabajo fue “Palmeras en la nieve”. Berta, a pesar de no tener experiencia, demostró unas habilidades innatas como actriz que le ayudaron a entender su personaje desde el principio. No sé cómo explicarte que llegó a hacer cosas que muchas actrices con más experiencia no son capaces de hacer. Creo que es una actriz de raza, que lo lleva en la sangre. Por otro lado, Alain Hernández es un actor increíble, que lleva mucho tiempo trabajando en Cataluña pero, es verdad, como que éste es su primer gran trabajo a nivel nacional. Sin embargo, él es un actor muy conocido en su tierra al haber trabajado mucho en televisión, en TV3, pero tiene una técnica y una capacidad brutal por lo que ha sido muy fácil trabajar con él. También tengo que destacar que hubo ensayos con todos los actores dos meses antes de comenzar el rodaje, lo que ayudó mucho a comenzar a grabar con todos los actores conociendo éstos muy bien a cada uno de sus personajes.

– Imagino que ya estarás con la preproducción de “El guardián invisible”, otra gran superproducción y de nuevo adaptando un best-seller, en este caso “El guardián invisible” de la escritora Dolores Redondo, ¿cuándo empezará su rodaje?, ¿qué nos puedes adelantar sobre ella?, ¿repetirás con Mario Casas?

– Ahí estamos, sí. El rodaje, empezará, en principio, en la tercera o cuarta semana de marzo y, sí, estamos en plena preproducción de la misma. Después de “Palmeras en la nieve”, no tenía pensando volver a dirigir una película basada en una novela porque parece que me voy a especializar en ello (risas), pero son las circunstancias, tenía mucho interés en rodar un thriller y cayó en mis manos la novela en una estación de tren, la compré, la leí y me pareció muy interesante. Tanto que llamé a Mercedes Gamero para comentarle que quería llevar esta historia al cine. Rodaremos, al menos la mitad de ella, en el norte de Navarra y, después, cuatro semanas en decorados en Madrid.

Sobre lo de Mario Casas, no, porque “El guardián invisible” está protagonizada por una mujer, Amaya, una policía foral, y no había personaje para Mario, con todo el dolor de mi corazón. Somos como hermanos trabajando, entiende muy bien lo que quiero y es muy fácil rodar con él. Quizás en la siguiente volvamos a coincidir juntos.

– Una pregunta que siempre hacemos a nuestros “entrevistados” es qué películas ha visto últimamente y recomienda a nuestros lectores.

– Recomiendo “El desconocido”, de Dani de la Torre, porque es una película muy bien rodada, contada y absolutamente apasionante de ver. Y, recomiendo, “ma ma”, de Julio Médem, porque creo que es una propuesta muy valiente con un trabajo de interpretación de Penélope Cruz de los que no se ven en el cine español. Y, por último, “Requisitos para ser una persona normal”, de Leticia Dolera, una comedia femenina deliciosamente de ver.

RedaccionEntrevistasEntrevistas,Fernando González Molina,Palmeras en la nieve
Hace dos semanas tuvo la oportunidad de entrevistar a Fernando González Molina, un director cuyo nombre no es muy conocido para el gran público pero que es el artífice de películas tan taquilleras como 'Fuga de cerebros', '3 metros sobre el cielo', 'Tengo ganas de ti' y 'Palmeras en...