Hasta hace dos semanas era de los que pensaba que el cine en pantalla grande no dejaría de ser un ocio de masas, pero después de comprarme una televisión de 42 pulgadas con 3D y Smart TV, dudo bastante...