El gobierno catalán ya no sabe qué hacer para seguir financiando sus desmanes y ahora plantea cobrar a cada ciudadano que resida en su Comunidad Autónoma entre 6 y 10 euros por ver TV3, sí, habéis leído bien, ¡quieren...