Según informa el diario “El País” el recorte a las subvenciones al cine español en los nuevos Presupuestos del Estado es del 35%, bajando de los 79 millones de euros del año pasado a los 49 millones.

Además, El Instituto de de Cinematografía y las Artes Audiovisuales pierde otro preocupante 35% (de 106 millones a 68,86 millones).

De este modo, se confirman los malos augurios de todo el sector del cine español y que ha provocado que sólo durante este año se hayan iniciado 25 rodajes, la mayoría cortometrajes y documentales porque largometrajes sólo se han iniciado 10.

Particularmente, entiendo que una reducción tan drástica de las subvenciones al cine español es una muy mala noticia para el mismo pero está claro que es inviable que se sigan realizando más de 90 películas cada año cuya recaudación en cines no supera de medio los 60.000 euros.

A lo mejor con esta medida se reducen el número de producciones nacionales pero éstas serán apuestas más firmes para intentar conseguir buenas cifras de recaudación en la taquilla.

El tiempo nos dirá…

Vía: El País