Poco a poco, el cine español está logrando crear productos que se pueden vender a otros países, ejemplo de ello es que el pasado fin de semana cuatro films españoles lograron situarse entre las más vistas de México.

En primer lugar encontramos en la posición 18º a “Tres metros sobre el cielo”, el gran éxito de taquilla del cine español del año 2010, que logra debutar con 53.347 dólares con un buen promedio de 875$ por cada una de sus 61 copias (un estreno muy reducido porque “Millennium” se ha estrenado con 540 en México); a continuación “La piel que habito”, en su octavo fin de semana en los cines mexicanos pierde un 23,3% de recaudación logrando sumar 44,450$ para un total de 1,045.000 millones de dólares con 66 copias en circulación ocupando el puesto 20º; en el puesto 22º encontramos la película “Mientras duermes”, de Jaume Balagueró, que en su sexta semana en cines logra 33,978$ y casi alcanza el millón de dólares de recaudación con 987.227$ acumulados; por último, en el puesto 39º encontramos el film “Secuestrados” que con una sola copia en circulación, perdió 21 el pasado fin de semana, logra 150$ y acumula tan sólo en tres semanas 67.655 dólares, es decir, a pesar de ser un “peliculón” vuelve a frasacar en la taquilla como lo hizo en nuestro país.

Está claro que las productoras españolas tienen que luchar por realizar películas que se puedan vender a otros países para acabar de una vez por todas de la dependencia de las subvenciones.