LA PELÍCULA DE ANIMACIÓN “LOS DEMONIOS DE BARRO” TENDRÁ SU PREMIERE MUNDIAL EN ANNECY

En Annecy, festival de animación más importante del mundo, no solo tendrá sabor español con la presentación de “Unicorn Wars”, de Alberto Vázquez, sino también con la premiere mundial de “Los demonios de barro”, dirigida por Nuno Beato, que combina stop-motion con animación en 2D y que cuenta con Carlos Juárez (El Hoyo) y Xose Zapata (The Monkey) como coproductores.

Se trata de una coproducción hispano-franco-portuguesa de Sardinha em Lata (Portugal), Caretos Films A.I.E. (Galicia), Basque Films (Pais Vasco) y Midralgar (Francia), que cuenta con la participación de TVG y el apoyo de Eurimages, República Portuguesa, ICAA – Ministerio de Cultura, PIC Portugal, Visit Portugal, Ibermedia, Région Sud, Nouvelle Aquitaine y CPF y Xunta de Galicia.

Este largometraje de animación se ha realizado durante los últimos cuatro años entre las ciudades de Lisboa, A Coruña, Bilbao y Burdeos. Ha contado con un amplio equipo de profesionales de larga trayectoria. Con un presupuesto de tres millones de euros, lleva el sello de Basque Films como Pos Eso (Sam Orti, 2014). La productora vasca participa por tercera vez en la Sección Oficial de Annecy, donde también compitió con Psiconautas, los niños olvidados (Alberto Vázquez, 2015). Por su parte, Xose Zapata es el responsable de Sygnatia, productora de films premiados en Annecy como Arrugas (2011, Ignacio Ferreras) o Buñuel y el laberinto de las tortugas (2018, Salvador Simó).

¿De qué va?

Rosa, una profesional de primera línea, muy valorada en el mercado empresarial, lleva una vida exigente dedicada por completo a su trabajo. La muerte de su abuelo, del que se había distanciado progresivamente por su inagotable trabajo, acaba provocándole un repentino ataque de estrés que pone en duda sus decisiones. Rosa decide entonces abandonar la ciudad y se lanza a buscar el lugar y los recuerdos de su infancia, vivida al lado de su abuelo. Cuando llega a la propiedad aislada en medio del paisaje montañés, descubre que su abuelo le ha dejado un terreno prácticamente abandonado y la casa de su infancia casi en ruinas. Impulsada por el remordimiento y la necesidad de encontrar un nuevo rumbo para sí misma, intenta reconstruir la casa y los campos. Sin embargo, Rosa no está sola. Además de las personas con las que establecerá nuevos vínculos, aparece un grupo de demonios de arcilla modelados por su abuelo que parecen, a veces, cobrar vida, aconsejándola y guiándola y consolándola, como él mismo habría hecho.

El tráiler:

Leave a Reply

Your email address will not be published.